Resumen anual: Asumir los desafíos más difíciles

|

Disponible en:

¿El mundo puede terminar con la pobreza extrema a más tardar en 2030? ¿Podrá evitar los peores efectos del cambio climático o contener el ébola? Estos son algunos de los desafíos más grandes que enfrentamos hoy. En 2014, el Grupo Banco Mundial aprovechó sus conocimientos, financiamiento e influencia para enfrentar los problemas de alcance mundial.

1) Asumir el desafío del crecimiento económico

Tras la crisis financiera, los países en desarrollo impulsaron la economía mundial. En 2014, enfrentaron nuevos riesgos: menor crecimiento, menos financiamiento y precios más bajos para sus productos básicos. En enero y de nuevo en junio, el Banco Mundial instó a los países en desarrollo a poner en orden sus economías. Los países necesitan planes de acción para mantener el tipo de crecimiento que ayudó a reducir la pobreza extrema a casi la mitad en todo el mundo durante las últimas dos décadas. Según el informe Perspectivas económicas mundiales, que se publica dos veces al año, con la disminución de la crisis financiera llegó el momento de que los países en desarrollo fortalezcan sus economías para poder seguir reduciendo la pobreza.

2) Asumir el desafío de la desigualdad

 

La “prosperidad compartida” es una meta que respaldan los 188 países miembros del Banco Mundial. Se deriva de la idea de que la sociedad debe ser juzgada por cómo les va a los habitantes más pobres. Mientras la desigualdad aumenta en todo el mundo, el Grupo Banco Mundial ayuda a los países en desarrollo a crear condiciones para elevar el nivel de ingreso y las condiciones de vida del 40 % de la población más pobre. El Banco Mundial realiza el seguimiento de los datos sobre ingresos y otros indicadores para medir los avances.

3) Asumir el desafío de las situaciones de fragilidad

 

La devastadora guerra de Siria ha provocado la huida de más de 3 millones de refugiados hacia países vecinos, poniendo en peligro la infraestructura y los presupuestos de estas naciones. El Banco Mundial ayudó a Jordania y al Líbano. En marzo otorgó un préstamo de US$250 millones para aliviar las dificultades fiscales de Jordania. Durante una visita en junio, el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, agradeció a Jordania y al Líbano por recibir a los refugiados y pidió más apoyo internacional para estos países. También instó a la región (i) a planificar para la paz y a reunirse para dar apoyo al proceso de reconstrucción y establecimiento de las bases para un “futuro más justo y próspero”.

 

4) Asumir el desafío de la infraestructura

Cerca de 1200 millones de personas viven sin electricidad y 2500 millones carecen de retretes. Alrededor de 748 millones de personas no tienen acceso al agua potable. Los países en desarrollo necesitan aproximadamente US$1 billón al año para responder a estos grandes déficits. En octubre, el Grupo Banco Mundial anunció que un nuevo Mecanismo Mundial de Financiamiento de la Infraestructura ayudará a ofrecer una cartera de proyectos económicamente viables y sostenibles que pueden atraer financiamiento. Hasta el momento, el mecanismo ha recibido el apoyo de algunas de las principales empresas de gestión de activos y capital de riesgo, fondos de pensión y seguros, bancos comerciales y países donantes.

5) Asumir el desafío de la recuperación tras desastres

Los tifones, las sequías y otros desastres destruyen vidas y economías. Las pérdidas mundiales han aumentado a lo largo de las últimas décadas y ahora ascienden a unos US$200 000 millones al año. El Grupo Banco Mundial está ayudando a países, ciudades y regiones a reconstruir mejor y crear resiliencia para el futuro. “Los pobres son afectados de forma desproporcionada por los desastres y son los menos capaces de enfrentarlos”, dijo el presidente Kim durante una visita a Filipinas, país que fue azotado el año pasado por el tifón Haiyan. “Si no creamos capacidad de adaptación al cambio climático y los desastres naturales, no acabaremos con la pobreza”.

6) Asumir el desafío del empoderamiento de las mujeres

 

Mientras el potencial de las mujeres aún no es aprovechado en muchas partes del mundo, el Grupo Banco Mundial formó nuevas alianzas para impulsar el empoderamiento y la salud de las mujeres, así como otros resultados. El Mecanismo Mundial de Financiamiento que apoya la iniciativa Cada mujer, cada niño (i) ayudará a aumentar y mantener los servicios esenciales de salud para las mujeres, los niños y los adolescentes. La iniciativa Data2X llenará grandes vacíos de datos relativos a las mujeres y las niñas, como parte de un amplio esfuerzo por empoderarlas y poner fin a la pobreza extrema. La disponibilidad de mayores datos ayudará a tener pruebas de que ayudar a las niñas y las mujeres beneficia a las mujeres, los hombres, las comunidades y los países. “Los números son muy claros. La discriminación es mala para el crecimiento económico”, dijo Kim.

7) Asumir el desafío del cambio climático

Cuando las naciones se reunieron en Nueva York con ocasión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, Kim anunció que 74 países —entre ellos China y Rusia— y más de 1000 empresas manifestaron su apoyo a la fijación del precio del carbono. En diciembre, tras conocerse a través de un nuevo informe que la Tierra se está calentando más rápido de lo esperado, Kim pidió un acuerdo climático ambicioso e instó a todos los países a fijar el precio del carbono, eliminar los subsidios a los combustibles fósiles, fomentar las energías renovables e invertir en programas de resiliencia.

8) Asumir el desafío de contener el ébola

Mientras la epidemia de ébola crecía hasta convertirse en una gran crisis, el Grupo Banco Mundial otorgó de manera rápida más de US$500 millones en donaciones de emergencia para Guinea, Liberia y Sierra Leona, y comprometió otros US$450 millones en ayuda. Un informe del Banco anticipó que las pérdidas económicas podrían escalar si el virus se extendía a otros países. Kim congregó en octubre a los líderes de los tres países, ministros y jefes de organizaciones durante las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para instar a la toma de medidas en el mundo. Visitó los tres países más afectados a comienzos de diciembre. “Debemos dar a los dirigentes fuertes de la región que encabezan la respuesta los medios necesarios para eliminar el virus donde quiera que esté”, dijo Kim.

Únase a la conversación