Combatir la violencia contra las mujeres es esencial en toda economía inteligente, ya que potencia todos sus recursos humanos y se traduce en eficiencia económica y desarrollo sostenible.

Maria Davalos, Ximena Del Carpio |