Syndicate content

Mejorar las mediciones de la mortalidad materna mediante el fortalecimiento de los sistemas de registro civil y estadísticas vitales

Samuel Mills's picture
Esta página en: English | Français



El Grupo Interinstitucional de Estimaciones de Mortalidad Materna (MMEIG, por sus siglas en inglés) dio a conocer hoy un informe sobre estas estimaciones a nivel mundial y nacional para 2013. En el mundo, la tasa de mortalidad materna (MMR, por sus siglas en inglés) se redujo de 380 muertes por cada 100 000 nacidos vivos en 1990 a 210 en 2013.

Aunque esta disminución del 45 % es mucho menor que la reducción prevista del 75 % entre 1990 y 2015 con el fin de cumplir el quinto objetivo de desarrollo del milenio (ODM 5), se informó que 19 países ya han alcanzado esta meta: Belarús (96 %), Maldivas (93 %), Bhután (87 %), Camboya (86 %), Israel (84 %), Guinea Ecuatorial (81 %), Polonia (81 %), República Democrática Popular Lao (80 %), Rumania (80 %) , Bulgaria (78 %), Estonia (78 %), Timor-Leste (78 %), Eritrea (77 %), Cabo Verde (77 %), Letonia (77 %), Omán (77 %), Líbano (76 % ), Nepal (76 %) y Rwanda (76 %).

En el informe se señaló además que, de los 183 países y territorios incluidos en las estimaciones, solo 67 países, en su mayoría de ingreso alto, tenían una MMR calculada directamente a partir de los datos del registro civil (Gráfico 1). La MMR del resto de los países se estimó usando un modelo de regresión múltiple. El rango de incertidumbre y los intervalos de confianza de las estimaciones de la MMR obtenidas mediante modelos estadísticos son tan amplios que no se pueden usar para el seguimiento y la evaluación a corto plazo de programas de salud materna (Cuadro 1). Tampoco producen estimaciones de MMR a nivel subnacional como para sustentar la planificación y ejecución de programas. Teniendo en cuenta que las estimaciones de MMR de encuestas de hogares, como las encuestas demográficas y de salud (DHS, por sus siglas en inglés), tienen limitaciones -como la recopilación de muertes relacionadas con el embarazo en lugar de las muertes maternas y la entrega de estimaciones para varios años anteriores a la encuesta en lugar del año de referencia (Cuadro 1)-, el MMEIG incluye los datos de las DHS en un modelo estadístico con el fin de obtener cifras de MMR más sólidas. Esto a veces pone a los países en el dilema de cuál usar en los informes oficiales.

Gráfico 1. Mapa de los países que muestra las fuentes de datos de las estimaciones de la mortalidad infantil para 2013



Cuadro 1. Comparación de las estimaciones de MMR del MMEIG para 2013 y de la DHS de 2012a



Es necesario que todos los países realicen esfuerzos encaminados a fortalecer los sistemas de registro civil y estadísticas vitales (CRVS, por sus siglas en inglés), y de este modo producir datos de rutina sobre tasas de mortalidad materna e infantil, así como otras estadísticas importantes para el seguimiento del desempeño de los sistemas de salud o el logro de la cobertura universal de salud. De hecho, es poco probable que los 116 países incluidos en el gráfico 1 cumplan con la recomendación de la Comisión sobre la Información y la Rendición de Cuentas para la Salud de la Mujer y el Niño, que dice que “para 2015, todos los países deberán haber tomado los pasos necesarios para desarrollar un sistema de inscripción de nacimientos, muertes y causas de defunción, así como contar con un sistema de información de salud satisfactorio que combine datos de establecimientos, fuentes administrativas y encuestas”.

Para poder hacer las mediciones de las MMR (número de muertes maternas durante un periodo de tiempo determinado por cada 100 000 nacidos vivos en el mismo periodo) es necesario tener registros universales de nacimientos y muertes, así como información acerca  de las causas de defunción. Por ejemplo, la cobertura del registro de nacimientos se puede incrementar rápidamente para estar a la par de otros servicios con altas tasas de cobertura, como la vacunación y el uso de la atención prenatal. Como se muestra en el gráfico 2, la cobertura del registro de nacimientos suele estar rezagada respecto de la cobertura de atención prenatal y la vacuna DPT1. Por lo tanto, los servicios de salud materna e infantil existentes pueden ser usados como puntos de entrada para aumentar el registro de nacimientos mediante medidas como: crear conciencia entre las mujeres embarazadas durante la atención prenatal, realizar la inscripción inmediata de los nacimientos de todos los partos registrados en instituciones de salud, y garantizar el  registro de todos los niños que reciben la vacuna DPT1 a las seis semanas de vida. Además, la inscripción de los nacimientos puede ser incluida en la lista de indicadores sobre incentivos en los programas de financiamiento basado en los resultados. También, el establecimiento de sistemas de vigilancia de la mortalidad materna y la respuesta correspondiente proporcionará los datos que se necesitan sobre las muertes maternas.

El Banco Mundial, junto con otros asociados en el desarrollo (Banco Asiático de Desarrollo, Banco Africano de Desarrollo, Unión Africana, Fundación Bill y Melinda Gates, Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio de Canadá, Grupo CDC, Cambridge Economic Policy Associates, Centro para el Desarrollo Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, PARIS21, Plan International, Statistic Norway, la iniciativa “Every Woman Every Child” de las Naciones Unidas, División de Estadísticas de las Naciones Unidas, Comisión Económica para África de las Naciones Unidas, Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de las Naciones Unidas, Comisión Económica y Social para Asia Occidental de las Naciones Unidas, Fondo de Población de las Naciones Unidas, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y Organización Mundial de la Salud) y representantes de países (Bangladesh, Burkina Faso, Etiopía, Mozambique y Filipinas), está elaborando un informe titulado Global Civil Registration and Vital Statistics: Scaling-Up Investment Plan 2015-2025 (Registro civil y estadísticas vitales mundiales: Ampliar el plan de inversiones 2015-2025) para ayudar a reforzar las acciones y movilizar recursos adicionales para fortalecer los CRVS en los países de ingreso bajo y mediano. El plan se dará a conocer antes de la Cumbre de Toronto “Saving Every Woman and Every Child” (Salvar a cada madre y a cada niño), que se realizará del 28 al 30 de mayo de 2014.

Gráfico 2. Registro de nacimientos está rezagado en comparación con atención prenatal y la vacuna DPT1, según encuestas demográficas de salud



Siga al equipo de Salud del Banco Mundial en Twitter: @worldbankhealth.
 

Añadir nuevo comentario