Syndicate content

Agosto 2013

“Los medios públicos sin público, no tienen sentido”

Mariana Ceratti's picture
Esta página en: Portuguese
Estoy en Brasilia, en el IV Foro Latinoamericano de Medios Públicos. Los expertos en el tema, pero también quienes tienen la responsabilidad diaria de manejar los medios de comunicación del Estado, están aquí para compartir su visión sobre lo que parece ser un fenómeno creciente en la región: el renacer de los medios públicos.

Un renacer que se hace evidente en experiencias como las de la ciudad de Medellín, la agencia Notimex y el canal Once de México, o el piloto (link en portugués) que lleva adelante la EBC de Brasil para brindar mejores servicios públicos a través de la Televisión Digital Terrestre.

Sin dudas, una de las principales contribuciones al fondo de este debate ha sido el libro “Cajas Mágicas”, co-financiado por el Banco Mundial, en el que se hace una revisión de los modelos de televisión pública que existen en América Latina y establece algunas pistas para diseñar su futuro.

Uno de los autores del libro, Luis Arroyo, ofreció esta reflexión sobre el papel que deben jugar los medios públicos y su utilidad a la sociedad.
¿Compartes su punto de vista? Espero tus comentarios
 
"Sem público, os meios de comunicação públicos não fazem sentido" - Luis Arroyo

 

Cómo una rampa para personas con discapacidad puede marcar la diferencia en una gran ciudad

Arturo Ardila's picture
Esta página en: English


¿Qué impacto puede tener en una gran ciudad una rampa para personas con discapacidades? La respuesta puede parecer obvia para muchos, pero sigan leyendo para que se den cuenta de las complejidades y matices que rodean el tema de la movilidad en las grandes metrópolis latinoamericanas.

Les cuento una anécdota. Estaba en el lanzamiento del proyecto “Transversalizacion del Diseño Inclusivo y la Movilidad Universal de Lima", financiado por el Programa para la formulación de políticas y el perfeccionamiento de los recursos humanos (PHRD) de Japón y, durante el receso de la conferencia, me sorprendió ver que los camareros les pedían a la gente en sillas de ruedas que se apartaran de la mesa donde se servía el café, los pasteles y las frutas.

En cambio, le abrían espacio a los ciegos, mudos, sordos y personas con problemas cognitivos, entre otras discapacidades. Estaba a punto de intervenir cuando me fijé que los camareros estaban llevando a las personas en sillas de ruedas a un área especial en donde cada uno recibía una pequeña bandeja que podían colocar sobre sus rodillas, con café pasteles y frutas.