Syndicate content

Noviembre 2016

¡La Paz, Barrios de Verdad te escucha!

Zoe Elena Trohanis's picture
Ciudadanos de La Paz practican con sus teléfonos móviles el envío de comentarios a su gobierno municipal a través de la herramienta Barrio Digital.
Ciudadanos de La Paz practican con sus teléfonos móviles el envío de comentarios a su gobierno municipal a través de la herramienta Barrio Digital. (Foto: Equipo de Barrios de Verdad)

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han ampliado las fronteras de la conectividad. Hoy en día, no pensamos dos veces antes de pedir un Uber o usar un número corto (como en el que se basa el servicio Open 311) para reportar un problema al municipio o alcaldía de nuestra ciudad.  El impacto ha sido aún mayor en las regiones en vías de desarrollo. Por ejemplo, en América Latina y el Caribe, la cobertura celular aumentó de 12 suscripciones por cada 100 personas en el 2000 a más de 114 en el 2014, y los gobiernos locales están usando su creatividad para llegar a sus ciudadanos mediante esta tecnología.

Perú: visiones del desarrollo a 4 mil metros de altura

Jorge Familiar's picture
Esta página en: English


Pasco, Perú. Esta comunidad de los Andes parece distinguirse por tener muchos hitos: a 4,380 metros de altura, es la más alta del Perú y una de las más antiguas del país. Cuna de la milenaria cultura Wari, es hogar de diversos pueblos que honran sus tradiciones y buscan mejorar sus condiciones de vida.

De hecho, Pasco es también una de las ciudades andinas más pujantes, con pequeños agricultores y ganaderos que ahora venden sus productos al resto del territorio nacional.

Sin embargo, como líderes indígenas me expresaron durante mi visita, sus comunidades aún enfrentan grandes retos. Entre ellos, la necesidad esencial de un mejor sistema de agua y saneamiento, además de las oportunidades de educación y empleo.

Esta situación no es única en los Andes peruanos. Existe en el resto de América Latina. Porque si bien los pueblos indígenas han logrado avances sociales significativos, sobre todo durante la bonanza de las materias primas, aún enfrentan rezagos importantes, como lo muestra nuestro estudio Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI.