Syndicate content

¿Tuvo Mafalda más oportunidades que un niño argentino de clase media de hoy ?

Ana Gerschenson's picture

Mafalda era una nena que vivía en un barrio de la ciudad de Buenos Aires. Iba a un colegio estatal, su papá era un empleado de oficina, su mamá ama de casa. Tenían un citroen 3CV y ahorraban durante el año para irse de vacaciones a Mar del Plata en el verano.

Protagonista de la célebre historieta de Quino, Mafalda simbolizó durante décadas a la clase media argentina, única en América Latina. Las cosas han cambiado mucho en el país particularmente y en la región en general.

Queda claro al leer un reciente estudio del Banco Mundial en el que se sostiene que la clase media en América Latina creció un 50 por ciento, de 103 millones a 152 millones de personas desde el 2003 al 2009.

La movilidad social, el acceso a la educación y a la salud de calidad eran parte de la vida de la clase media argentina, que llegó a representar al 60 por ciento de la población en los años 60 y fue bajando progresivamente –crisis económicas mediante- hasta su punto mínimo en los 90, cuando sólo representaban el 35 por ciento de los argentinos.

En su estudio se toma como parámetro de definición de clase media a la seguridad económica pautada a partir de un ingreso de por lo menos 10 dólares diarios. En la Argentina las diferencias surgen cuando se compara a la clase media actual con la de la familia de Mafalda, ya que en los 70 la escuela pública era de excelencia y los hospitales decentes.

Hoy los padres de clase media hacen enormes esfuerzos para pagar un colegio privado y consideran obligatorio el gasto de una prepaga médica mensual. Por eso también escasean las amas de casa.

El dato positivo, más allá del caso argentino, es que en América Latina esa brecha tajante entre ricos y pobres se achica por la inclusión que genera el progreso social, que según el estudio del Banco Mundial es el resultado del crecimiento económico, la bajada del desempleo y la caída de la inequidad en los salarios.

Igualmente, aunque la clase media de la región ha agrandado sus filas considerablemente en los últimos diez años, aun queda mucho por incluir, ya que todavía representa el 30% de la población latinoamericana, curiosamente el mismo porcentaje que ocupan las clases más pobres.

Comments

ENVIADO POR Lara EL
El informe consigna que quien gana en Argentina 10 dólares por día es clase media. Evidentemente no se analizaron los costos. Hoy una familia cuyos mayores ganan 600 dólares al mes no es clase media, es pobre. La mayoría no tiene casa propia y con ese dinero apenas les alcanza para comer y vestirse. Nunca entraría en los parámetros de esparcimiento que necesariamente debe tener la clase media. Se debería analizar el costo de vida real, no el que informa el INDEC que, como se sabe, no es creíble desde hace varios años.

ENVIADO POR Nando EL

Tiene razón Lara, el mismo trabajador hace 10 años ganaba 600 y compraba 6 veces menos que ahora, pero bueno el asunto es golpear, especialidad, de una derecha y simple y ramplona. seguramente Lara gastará los $6.000 en perfumes y cama solar. Una actividad vedada para trabajadores.Seguramente la solucion para Lara es dejar volar la imaginacion a los "mercados" siempre tan generosos con los trabajadores.

Hola, Mafalda está oficialmente en el mundo digital. Algunas de las redes sociales autorizadas por Quino, son: Facebook https://www.facebook.com/MafaldaDigital?ref=hl y Twitter https://twitter.com/MafaldaDigital. ¡Bienvenidos!

Añadir nuevo comentario