Syndicate content

Guyana

Buenos Aires: Así volvió a su cauce el arroyo Maldonado

Maria Madrid's picture
Esta página en: English

The case of the Maldonado stream: The voice of a citizen

Imagínense una concurrida avenida metropolitana por la que transitan autos, omnibuses y trenes; donde hay un hospital, centros médicos, edificios, escuelas, tiendas y negocios,  y que cruza casi de punta a punta la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Ahora imagínense esa misma avenida convertida en un río 37 veces en un periodo de 27 años, como consecuencia de las inundaciones. Visualicen ahora una de esas inundaciones… personas evacuadas en lancha, automóviles flotando río abajo, peatones varados en un puente hasta que bajen las aguas. Suena irreal, ¿no? Para los residentes de Buenos Aires no lo es, pues esto es exactamente lo que solía pasar en la avenida Juan B. Justo, una de las principales arterias de la ciudad.

¿Hay buenas noticias en los desastres naturales? La respuesta es: ‘sí’

Fernando Ramírez's picture

Also available in English

 

El terremoto en Costa Rica ha causado graves daños, que incluyen importantes instalaciones nacionales como el sistema de agua potable. Más de 1.3 millones de habitantes de San José dependen de este sistema para su consumo diario de agua. La buena noticia es que el suministro del vital elemento está garantizado, con lo cual se salvan vidas y también incomodidades.

Imagínese esta buena noticia en medio de un desastre –aunque ficcional --como el descrito.

Es más. Si usted es ingeniero como yo, imagínese que el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (o AyA, agencia de agua potable del gobierno) informara que, si bien 15% de su infraestructura sufrió daños considerables por el terremoto, no están comprometidos componentes vitales del sistema como tanque elevados y estaciones de bombeo.