Syndicate content

cambio climatico

De Río a Nueva York: el largo camino hacia un planeta más seguro

Gustavo Alberto Fonseca's picture



La ciencia del cambio climático es lo suficientemente robusta como para afirmar rotundamente que el planeta seguro y estable en el que la humanidad ha prosperado durante miles de años puede estar acercándose al final de un capítulo muy benigno en su historia. Un capítulo que llevó a una sola especie a alterar las tendencias biofísicas globales hasta el punto de inaugurar el Antropoceno -la era geológica del hombre.

Las soluciones que conocemos hasta el momento no han alcanzado la escala necesaria para frenar los trastornos climáticos: las concentraciones de gases de efecto invernadero atmosféricos siguen aumentando a un ritmo rápido, que nos acerca a peligrosos cambios climáticos causados por actividad humana.

La bicicleta gana adeptos en América Latina

Robert Valls's picture

Como si de un brote primaveral se tratara, miles de trabajadores latinoamericanos se están subiendo a sus bicicletas para ir a sus puestos de trabajo. Esta estampa, tradicionalmente asociada a ciudades como Amsterdam o Copenhague, es cada vez más frecuente en núcleos urbanos como Bogotá, Buenos Aires, Santiago o Río, que están impulsando estilos de vida más saludables y comprometidos con el medio ambiente.

Los beneficios son claros: menos contaminación, menos atascos y más salud. Aunque la región aun está lejos de gozar de las infraestructuras necesarias para convertir a la bicicleta en un medio de transporte masivo y seguro, poco a poco los sistemas de transporte alternativo están ganando nuevos adeptos. Un ejemplo lo tenemos en Juan Martín, el protagonista de este video, quien no tiene dudas: ¨¿Metro, bus, carro? En bicicleta llego más rápido, y aprovecho para hacer ejercicio¨.

¿América Latina 4 grados más cálida? ¡Nada refrescante!

Erick Fernandes's picture

Also available in English and Portuguese

Se preguntarán si aquellas escenas de la película “2012” no son una exageración después de todo, ¿verdad? En la superproducción de Hollywood, imágenes apocalípticas de océanos que suben de nivel, volcanes en erupción y ciudades que se derrumban preludian el fin del mundo tal como lo conocemos.

Bueno, déjenme decirles que si bien no soy muy adepto a las películas catástrofe — creo que simplifican excesivamente la cuestión y desensibilizan al público — sí creo que el mundo tal como lo conocemos marcha hacia un peligroso cambio climático.