Syndicate content

desastres naturales

Entender el riesgo es solo el primer paso

Joaquin Toro's picture

Também disponível em portugués

¿Se acuerdan de Thomas Edison? ¿El inventor del bombillo eléctrico, cuya fama también se debe a la transpiración? No me tomen a mal. Me refiero a su célebre dicho sobre cómo las grandes cosas suceden con 1% inspiración y 99% transpiración.

Si aplicamos la frase de Edison al mundo de la gestión de riesgos de desastres, nos encontraremos con que muchos de nosotros tenemos buenas ideas pero, en la mayoría, fallamos en implementarlas. Para parafrasear a Edison generalmente nos quedamos en el 1% y por alguna razón no alcanzamos el restante 99%.

Colombia: innovadora respuesta a los desastres naturales

Gloria M. Grandolini's picture

Also available in English


Desastres naturales

Terremotos, tsunamis, huracanes, inundaciones o sequías son lo mismo en todo el mundo, se trate de México, Colombia, Haití o Pakistán, estos son eventos o “desastres” naturales de variada intensidad. Lo que varía son sus efectos y consecuencias. El agua y la tierra convertidos en enemigos mortales de las poblaciones, con altísimo costos en vidas y bienes.

Entre 1970 y 2010, los desastres asociados a fenómenos naturales causaron en el mundo más de 3,3 millones de muertes y 2,3 billones de dólares en pérdidas materiales – un poco más del PIB de Brasil en 2010.

Los llamados "desastres naturales" no son imprevisibles

Niels Holm-Nielsen's picture

Also available in English

No hay dos terremotos en el mundo que causen igual daño, de acuerdo a los científicos. Esto es particularmente cierto en América Latina, una tierra de contrastes.

Mientras que en el 2010 un terremoto de grado 7 en la escala de Richter desoló a Haití, cobrando casi un cuarto de millón de vidas, en México, hace unas pocas semanas, un terremoto de similar magnitud (7.4) apenas causó grietas y unos pocos heridos.