Syndicate content

HIV/AIDS

El momento de ser eficientes: VIH/sida en la región de América Latina y el Caribe

Fernando Lavadenz's picture
Esta página en: English


Logros principales y problemas potenciales

América Latina y el Caribe concentra apenas el 2,3% de la carga mundial de VIH/sida, ocupando el cuarto lugar luego de África Subsahariana, Asia Meridional y Asia Oriental y el Pacífico. Entre 2000 y 2013, la región tuvo la segunda tasa más elevada de descenso en la carga de VIH/sida del mundo (42%). A finales de 2015, alrededor de 1,6 millones de personas vivían con VIH en una región con más de 500 millones de habitantes (restando los Estados Unidos y Canadá). Ese mismo año, Cuba se convirtió en el primer país del mundo en recibir el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por eliminar la transmisión de madre a hijo de VIH y sífilis, mientras que otros cinco países en América Latina y el Caribe están cerca de lograr ese mismo objetivo; esto representó un paso importante hacia una generación libre de sida en todo el mundo.

La introducción temprana del acceso universal al tratamiento que tuvo lugar en Brasil y Argentina, una masiva movilización social, nuevos reglamentos legales y esfuerzos por controlar la transmisión vertical, el estigma y la discriminación convirtieron a la región en líder en la lucha contra la epidemia del VIH/sida.

El gasto anual de América Latina y el Caribe en su programa contra el VIH es de alrededor de tres mil millones de dólares. Si bien importante, es menos del 1% del gasto total en salud. En un contexto de menor apoyo financiero externo a futuro y con la necesidad de mejorar la eficiencia, la región decidió llevar a cabo, con apoyo de tipo Marco Unificado de Presupuesto, Resultados y Rendición de Cuentas (UBRAF, por sus siglas en inglés), una serie de doce estudios en ocho países.