Syndicate content

Educación

Acercar lo remoto: El desafío de las escuelas rurales

Helena Rovner's picture

“Los maestros rurales no se ven, pero deberíamos ser la vidriera de un país”. La frase forma parte de una entrevista a un maestro rural de la provincia de Salta, Argentina, en un salón prolijo y austero de una escuela rodeada de una belleza natural extraordinaria.

Recordé esas palabras de inmediato cuando me pidieron una entrada sobre experiencias del Proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural en Argentina (PROMER) del Ministerio de Educación, en tanto resume la necesidad de que la educación en zonas rurales (y las condiciones de vida de la población que vive en lugares remotos en general) se vuelva realmente visible y sus demandas sean priorizadas, así como la cotidiana realidad de la lejanía, el difícil acceso y  el olvido.

El testimonio de quienes trabajan a diario en los entornos rurales vuelve una y otra vez sobre la idea del aislamiento. Ese aislamiento adquiere distintos formatos: chicos que deben despertarse muy temprano en pleno invierno y caminar a veces hasta una hora para llegar al aula, docentes que pasan muchos días sin poder intercambiar ideas, inquietudes o problemas con otros maestros (¿podría imaginar cualquiera de nosotros su desarrollo profesional sin poder contar con la ayuda de nuestros colegas?), preocupaciones por padres y madres de alumnos que por la naturaleza del trabajo agrícola deben ausentarse largas temporadas y no pueden ocuparse de apoyar a sus niños, caminos que se bloquean por inclemencias climáticas y conexiones a internet y telefónicas que se caen y a veces no son reparadas durante semanas.

 

Las Américas apuestan por enfoque integral contra las drogas

Sergio Jellinek's picture
Esta página en: English

Antigua, Guatemala.

En esta ciudad colonial, una muestra viva de la cultura maya, rodeada de cerros y volcanes, los cancilleres de las Américas han logrado en apenas tres días algo que parecía, si no imposible, bien difícil: un espacio de diálogo interamericano para construir una nueva estrategia continental en la lucha contra el narcotráfico.

En 2014, Brasil quiere ganar mucho más que la Copa del Mundo

Mariana Ceratti's picture
Esta página en: Portuguese | English

Tamires Rodrigues, estudiante de Piauí, Brasil, tiene mucho en común con algunos de los mejores delanteros del mundo: avanza desde atrás, tiene claro su objetivo y sabe exactamente cómo mandar el balón directo a la portería.

Como Tamires, Brasil también sueña con marcar un golazo. En 2014, además de ganar la Copa del Mundo, el país quiere tener 1 millón de personas estudiando en los cursos del Programa Nacional de Acceso a la Enseñanza Técnica y Empleo (Pronatec, la sigla en portugués).

Un laboratorio de paz en un pequeño pueblo de Colombia

Isabelle Schaefer's picture

Also available in English

Los Montes de María, entre los departamentos de Sucre y Bolívar en el norte de Colombia, ha sido escenario de la violencia armada durante mucho tiempo. En esta región, cada vecino es alguien de quien hay que desconfiar, la pobreza es abundante y las oportunidades son muy pocas.

En 2004, el programa Paz y Desarrollo del gobierno colombiano, co-financiado por el Banco Mundial, empezó a apoyar iniciativas de la sociedad civil para fomentar el desarrollo de las comunidades locales y construir la paz.

Aplicaciones contra la violencia doméstica: respuestas del siglo XXI a un viejo problema

Hasan Tuluy's picture

Also available in English

Hay una estadística que me dejó perplejo y mortificado a la vez: la principal fuente de daño físico para la mujer no son los accidentes de tráfico, ni el crimen, ni algunas de las más graves enfermedades.

Es la violencia doméstica. Una de cada cuatro mujeres será víctima de este tipo de violencia en el curso de sus vidas. Es decir, la cuarta parte de la población femenina, una cifra abrumadora que nos dice que no se trata de mujeres anónimas, sino de conocidas, compañeras de trabajo, vecinas, gente con la que nos topamos en el metro cada día.

Haití: principales prioridades para el 2013

Hasan Tuluy's picture

Also available in English and French

Tres años después del terremoto, Haití ha avanzado en diferentes áreas del desarrollo como la educación, economía o gestión de desastres naturales. En este videoblog, el Vice-Presidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Hasan Tuluy, comparte sus deseos para Haití en el 2013.

Educación universitaria de calidad: la asignatura pendiente

Felipe Jaramillo's picture

También disponible en English

Visitar Asia siempre deja un sabor agridulce. Me asombra y seduce su enorme éxito económico y al mismo tiempo, para ser honesto, da algo de envidia. Me impresiona, sobre todo, la apuesta asiática por la calidad de la educación.

Al respecto, me decía un profesor de la Universidad de Tokio durante una reciente visita a Japón, que una de las grandes diferencias con nuestros países es la atención que se presta a la educación superior pública.

¿Tuvo Mafalda más oportunidades que un niño argentino de clase media de hoy ?

Ana Gerschenson's picture

Mafalda era una nena que vivía en un barrio de la ciudad de Buenos Aires. Iba a un colegio estatal, su papá era un empleado de oficina, su mamá ama de casa. Tenían un citroen 3CV y ahorraban durante el año para irse de vacaciones a Mar del Plata en el verano.

Protagonista de la célebre historieta de Quino, Mafalda simbolizó durante décadas a la clase media argentina, única en América Latina. Las cosas han cambiado mucho en el país particularmente y en la región en general.

Hacer crecer a las clases medias

Francisco Ferreira's picture

Also available in English

Desde la Gran Recesión de 2008, existe un sentimiento generalizado de malestar entre la clase media norteamericana. Sus ingresos están prácticamente estancados, los niveles de empleo no se recuperan y la brecha entre ellos y el fabulosamente rico 1% de arriba sigue creciendo.

Aunque si miramos al sur del Río Bravo, el panorama es muy diferente. En los últimos diez años, la pobreza moderada (menos de US$4 al día) en América Latina y el Caribe disminuyó de más de 40% a 28%.

Pages