Syndicate content

Medio ambiente

Las lluvias de El Niño que se llevaron los caminos del Perú

Irene Portabales González's picture
También disponible en Inglés.

El papel de la infraestructura de transporte durante la emergencia causada por el fenómeno natural.
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Las lluvias que este año han azotado el norte del Perú han sido 10 veces más fuertes que de costumbre. Esto ha llevado al desborde de ríos y a avalanchas de lodo en numerosas áreas del país y, en consecuencia, se ha declarado el estado de emergencia en 10 regiones.

La causa de estas fuertes lluvias es el Niño, un fenómeno natural caracterizado por el calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial central y oriental. Este fenómeno dura alrededor de 18 meses, se produce cada 2 a 7 años y explica la alteración de los patrones normales de precipitación y de circulación atmosférica tropical, que dan lugar a eventos climáticos extremos en todo el planeta.

¿Los cambios en el uso de la tierra causados por los pagos por servicios ambientales persisten en el tiempo?

Stefano Pagiola's picture
Esta página en: English | Portuguese



Poco tiempo después de ingresar al Banco Mundial, trabajé en un equipo que evaluaba la magnitud y la gravedad de la degradación de la tierra en El Salvador. Como parte de este trabajo, fui a visitar el sitio de un proyecto de conservación de suelos que se había implementado unos años antes y que se consideraba extremadamente exitoso. De hecho, el informe de implementación del proyecto estaba lleno de cifras de kilómetros lineales de terrazas construidas, y otros indicadores de éxito. Sin embargo, una vez que llegamos al sitio del proyecto, buscamos en vano cualquier signo de una terraza. Las terrazas habían estado una vez allí (¡había fotografías para demostrarlo!), pero unos años más tarde ya no existían.

Que los resultados de un proyecto no duren una vez que el proyecto termine es una preocupación constante. Sin embargo, es difícil saber que tan importante es el problema, ya que muy pocas veces hay monitoreo después de que un proyecto cierra.

La coca, una mirada desde el desarrollo

Marcelo Jorge Fabre's picture
 Crónicas Desarmadas
Fotografía: Crónicas Desarmadas

Siempre hemos oído que si Colombia no tuviera el problema de drogas ilícitas y el conflicto armado, sería un paraíso terrenal.  Bendecida con recursos naturales que parecieran infinitos, Colombia ocupa uno de los primeros lugares en biodiversidad del mundo. Sus playas, sus selvas, sus montañas, sus gentes son de una riqueza invaluable.

Pero esa Colombia hasta ahora se está empezando a conocer. Desafortunadamente lo que más se conoce son las profundas heridas que han dejado décadas de conflicto armado y lucha contra el narcotráfico. Colombia es uno de los productores de hoja de coca más grandes del mundo. Según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (UNODC) en julio de 2016, Colombia aún lideraba la lista global de productores de cocaína por encima de Bolivia y Perú.  Según la agencia, aproximadamente 65,000 hogares en Colombia, en condición de pobreza, dependen del cultivo de hoja de coca para su subsistencia.

Siete años después del terremoto y a solo 100 días de Matthew: ¿Tiene Haití una mayor capacidad de resiliencia?

Mary Stokes's picture
Esta página en: Français | English

Haití, el tercer país más afectado del mundo en términos de eventos climáticos, busca una forma más eficaz de gestionar los desastres naturales 

Haití es un país muy expuesto a las amenazas naturales. Al estar ubicado en la zona de paso dehuracanes del Atlántico norte, y sobre el límite donde chocan las placas tectónicas caribeña y norteamericana, los riesgos son constantes. Sin embargo, esto no significa que esos riesgos terminen en desastres.

Así siembran la tecnología los pequeños agricultores de Brasil

Diego Arias's picture
Esta página en: English | Portuguese
Cleyton, Osni and Zenaide Meyer
La familia Meyer de Anitápolis, Santa Catarina
 

Despertarme con el graznido de unos gansos frente a mi puerta no era lo que imaginaba para comenzar el día. El ordeño de las 6 de la mañana, cuando la temperatura se acercaba a los 0°C, se vislumbraba como una desalentadora tarea inicial en mi pasantía de 12 horas como agricultor familiar en Santa Catarina, Brasil.

Salí de la habitación con varias capas de ropa encima y fui recibido con un mate caliente servido por Zenaide Meyer. Junto a su esposo, Osni, y su hijo, Cleyton, Zenaide administra una granja en Anitápolis, un municipio rural a unos 100 kilómetros al oeste de Florianópolis, capital del estado.

El propósito de mi visita era entender cómo un agricultor familiar toma decisiones con respecto a la adopción de nuevas tecnologías. La producción láctea es la principal actividad de los Meyer, aunque también crían tilapias en lagunas artificiales, así como gallinas, cerdos, árboles frutales y maíz para alimentar a sus vacas.

En 20 minutos ya habíamos ordeñado 40 vacas con los nuevos equipos que adquirió la familia hace dos meses, con el apoyo del programa Santa Catarina Rural. Anteriormente, debían recurrir al lento y trabajoso proceso de ordeñar las vacas a mano. “Decidimos adoptar este sistema automatizado no solo para mejorar la productividad y calidad de la leche, sino también porque Zenaide y yo estábamos teniendo problemas de espalda”, dijo Osni.

En la estación de alimentación de las vacas, la familia también invirtió en mejoras, pero esta vez fue Cleyton quien introdujo una nueva tecnología que controla mejor la nutrición del ganado y ayuda a prevenir las dolencias a las que están expuestas por el ordeño.

Con apenas 20 años, Cleyton participó de un entrenamiento para jóvenes agricultores que también contó con el apoyo del programa. “Después del curso, pude ver que con una inversión relativamente pequeña en equipos nuevos podía ahorrar en alimento y también reducir el número de vacas que sufren infecciones”, explicó Cleyton.

Otras granjas familiares en Anitápolis adoptaron nuevas tecnologías en los últimos años. Como resultado parcial de esto, en la última década se triplicó la producción de leche y la ciudad es ahora uno de los principales centros lácteos de Santa Catarina.
 

Qué podemos aprender en Colombia de los madereros de Chile

Miguel Pinedo's picture

En Colombia hace años que venimos hablando de las posibilidades enormes y de las grandes ventajas que ofrecería la reforestación comercial para el país, tanto para satisfacer la demanda interna como para exportar nuestras mejores maderas.

Una mejor manera de construir – promoviendo infraestructuras sostenibles

Robert Montgomery's picture
Esta página en: English

A medida que los países se preparan para reunirse en la cumbre del G-20 en Turquía la próxima semana, las necesidades de crecimiento y de infraestructura a nivel mundial serán una de las principales preocupaciones de los tomadores de decisiones. Y con razón: la infraestructura – las carreteras, los puentes, los puertos, las plantas de energía, el suministro de agua - impulsan el crecimiento económico en muchos países, facilitando la manufactura, los servicios y el comercio. Pero no es sólo una cuestión de construir más. Para lograr un buen desarrollo en un planeta estresado por el cambio climático y la disminución de los recursos naturales, la infraestructura tiene que ser sostenible.

Lima, de capital gastronómica a capital de la transformación urbana

Eric Dickson's picture
Esta página en: English
Vista de la costa de Lima

“Ah…. ¿Vas para Lima? ¡Dicen que la comida allí es increíble!". Este es el comentario típico que me hacen mis amigos y mi familia cuando les hablo de mis planes de viaje a Lima por trabajo. Ciertamente en temas de comida, la ciudad cumple totalmente con las expectativas reconocidas.

Cooperación, la clave para combatir el cambio climático en América Latina y el Caribe

Pablo Benitez's picture
Esta página en: English
Vista del Chacaltaya, un nevado de Bolivia donde la nieve ha desaparecido.
Vista del Chacaltaya, un nevado en Bolivia donde la nieve ha desaparecido.


Los aficionados al andinismo y el esquí podrán dar evidencia sobre cambios substanciales del paisaje en la Cordillera de los Andes durante las últimas décadas. Los principales nevados de los Andes han perdido ya entre un 30%  y 50 % de sus glaciares y los modelos climáticos prevén que esta pérdida masiva continuará en las siguientes décadas como consecuencia del calentamiento global.

Pages