Syndicate content

Género

Viajar más no significa llegar más lejos, por lo menos para las mujeres en Buenos Aires

Shomik Mehndiratta's picture


Recientemente participamos en la realización de una encuesta de movilidad urbana en el Área Metropolitana de Buenos Aires para explorar las diferencias en el viajar diario de los hombres y las mujeres. Lo que hayamos fue fascinante y creemos que echa luces sobre cómo los desplazamientos de la mujer pueden convertirse en enemigos de sus oportunidades de empleo.

¡Despacio! Hombres y mujeres trabajando

Maria Victoria Ojea's picture
Hace unos meses visité una ruta en el departamento de Caaguazú, en Paraguay. Al llegar, toda mi atención fue a parar a un gran letrero que decía: “Despacio, hombres y mujeres trabajando”.

Detrás del cartel pude divisar a un grupo de trabajadores, y entre ellos había dos mujeres jóvenes que abrían canaletas y empujaban carretas con tierra a la par de sus compañeros. Inmediatamente me pregunté si aún hoy, en los tiempos que corren, no es un poco anticuado sorprendernos de mujeres que realizan trabajos “de hombre”.

Tal vez sea un prejuicio, pero yo no dejé de asombrarme cuando conocí a Liz Rosales de tan solo 21 años quien vestía ropa pesada de pies a cabeza con casi 45ºC de temperatura, y me preguntó si no era yo la que tenía calor.

Liz es una joven diminuta que, a pesar de su corta edad, tenía claro que este trabajo le permitiría ahorrar dinero para cumplir su sueño de estudiar enfermería y poder darle un futuro mejor a su hijo de un año y medio.
 
¡Despacio! Hombres y mujeres trabajando

Derribar barreras de género: Testimonio de una conductora de bus colombiana

Isabelle Schaefer's picture
Esta página en: English
Cuando conocí a Juliette Cadavid, de inmediato me impresionó su energía y su sonrisa. Estaba en Pereira, en la zona cafetera de Colombia, haciendo un reportaje sobre el sistema de transporte masivo de la ciudad, Megabús, apoyado por un proyecto del Banco Mundial.

Pero cuando Juliette me contó su historia acerca de que era la única mujer que conducía un bus articulado del sistema Megabús, de cómo comenzó su carrera en el mundo del transporte público y continuó su camino con mucha fe y trabajo hasta llegar a un sistema de transporte urbano, me dije que era una historia que quería compartir.

Con sus ganas de lograr sus objetivos, me recordó el documental Girl Rising, y cómo las mujeres se enfrentan a desafíos en un mundo de hombres, pero con la esperanza de que los pueden superar.

Cómo lo muestran informes del Banco Mundial, las mujeres han sido clave para la reducción de la pobreza en América Latina: más de 70 millones de ellas se han unido a la fuerza laboral en los últimos 20 años, y sus ingresos, por sí solos, han reducido la pobreza extrema en un 30%. Pero todavía hay muchas barreras y desigualdades en cuanto al tipo de trabajo y al salario.

Juliette es una de estas mujeres que han podido superar desafíos y estereotipos, y ha logrado alcanzar su sueño.

Escucha su historia:
 
 
Derribar barreras de género en Colombia

 

¿Es más cara la producción orgánica? Falacia o realidad

Mary L. González's picture
Esta página en: English
Mi trabajo en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) en Nicaragua con organizaciones de pequeños productores cacaoteros  me enseñó que es una falacia que la producción orgánica es más cara, que es más complicada de aprender y que no es sostenible.

Colombia: La taza de café que cambió la vida de todo un pueblo

Willem Janssen's picture

Also available in English

El viernes se celebró el Día Internacional de la Mujer, pero antes que añadir centímetros celebratorios generales en el ciberespacio, quisiera contarles un caso específico que realmente merece la pena celebrar.

Si están leyendo este blog mientras beben un café o después de la merienda esta historia os toca de cerca.

Un laboratorio de paz en un pequeño pueblo de Colombia

Isabelle Schaefer's picture

Also available in English

Los Montes de María, entre los departamentos de Sucre y Bolívar en el norte de Colombia, ha sido escenario de la violencia armada durante mucho tiempo. En esta región, cada vecino es alguien de quien hay que desconfiar, la pobreza es abundante y las oportunidades son muy pocas.

En 2004, el programa Paz y Desarrollo del gobierno colombiano, co-financiado por el Banco Mundial, empezó a apoyar iniciativas de la sociedad civil para fomentar el desarrollo de las comunidades locales y construir la paz.

Aplicaciones contra la violencia doméstica: respuestas del siglo XXI a un viejo problema

Hasan Tuluy's picture

Also available in English

Hay una estadística que me dejó perplejo y mortificado a la vez: la principal fuente de daño físico para la mujer no son los accidentes de tráfico, ni el crimen, ni algunas de las más graves enfermedades.

Es la violencia doméstica. Una de cada cuatro mujeres será víctima de este tipo de violencia en el curso de sus vidas. Es decir, la cuarta parte de la población femenina, una cifra abrumadora que nos dice que no se trata de mujeres anónimas, sino de conocidas, compañeras de trabajo, vecinas, gente con la que nos topamos en el metro cada día.

Mujeres latinoamericanas impulsan prosperidad regional

Joao Pedro Azevedo's picture

Also available in English, Portuguese

Cada vez más, las mujeres son socias cruciales para el desarrollo de América Latina. Madres, estudiantes, profesionales, mujeres de todos los ámbitos de la vida, son la fuerza detrás de una revolución de género que ha hecho una gran contribución a la prosperidad de nuestra región.

En la última década, los países de América Latina han avanzado mucho en términos de reducción de la pobreza y disminución de la desigualdad. Y ahora sabemos que buena parte de esos avances pueden atribuirse a las mujeres. Tanto, de hecho, que si no hubieran tantas mujeres trabajando la pobreza extrema en la región sería un 30 por ciento más elevada en 2010. Algo similar puede decirse de los recientes avances contra la desigualdad, como se subraya en El efecto del poder económico de las mujeres en América Latina y el Caribe.

De amas de casa a heroínas: guatemaltecas impulsan desarrollo de todo un pueblo

Robert Valls's picture

Also available in English,

 ¿Cuanto vale un frasco de mermelada? Posiblemente un par de pesos, o menos. Pero para un grupo de mujeres de un remoto poblado de Guatemala, vale su peso en oro --su realización personal y económica y un enorme impulso a toda la economía del lugar.  

 

Con voz dulce como sus productos pero quebrada por la emoción, Blanca Estela, madre soltera de cuatro hijos, nos cuenta que la producción de mermelada supuso un punto de inflexión en su vida. Ella es una de las 30 mujeres de ¨Nueva Esperanza¨, una empresa que produce mermeladas y salsas en San Lucas Tolimán, Guatemala, y que las ha ayudado a emanciparse en una sociedad aún dominada por el paternalismo y, a la vez, ha impulsado el crecimiento económico de la zona.

 

Cuando las visité para realizar este videoreportaje, me explicaron cómo a través del Programa de Desarrollo Económico desde lo Rural, apoyado por el Banco Mundial, han logrado abrirse a nuevos mercados y multiplicar sus ganancias. ¨Este es el sueño de mi vida, nos hemos realizado como mujeres y como empresarias¨, dice Esperanza. Es así como estas mujeres rurales se convirtieron en empresarias y en modelos a seguir por el resto de mujeres y hombres del pueblo: 

 

 

Dos décadas después, todavía no hablamos lo suficiente de sexo

Keith Hansen's picture

Also available in English, Portuguese, French

Mientras los ojos y oídos del mundo se concentran en la conferencia bi-anual Internacional sobre el SIDA de esta semana en Washington, vale la pena destacar algunos de los avances más importantes realizados en América Latina y el Caribe sobre la lucha contra el VIH / SIDA.

 

Durante las dos últimas décadas, la región ha mejorado significativamente en  la sensibilización sobre el tema y en crear un debate más completo, desarrollando estrategias nacionales para el VIH / SIDA (i) e incluyendo la integración de las respuestas a la epidemia en los sistemas de salud e impulsando el conocimiento casi universal de los factores de riesgo.

 

Aún y así, todavía no estamos hablando lo suficiente sobre el sexo.

 

Pages