Syndicate content

Pobreza

Una radiografía de las economías latinoamericanas, a su alcance y en español

Carlos Végh's picture

América Latina, en la encrucijada de la política monetaria/ Banco Mundial 


Cuando asumí el cargo de Economista Jefe para Latinoamérica y el Caribe en el Banco Mundial hace casi un año, una de las tareas que me propuse fue que los estudios de alta calidad que se preparan en mi oficina (soy muy afortunado de contar con un excelente equipo de investigadores) lleguen a la mayor audiencia posible.  Para mí, como economista, es fácil intercambiar puntos de vista con mis colegas o amigos de la academia. ¿Pero qué pasa con el resto de la gente?  Después de todo, nuestro principal propósito es compartir con todo el público -y no sólo economistas- qué está pasando en nuestra región, cuáles son los principales problemas que enfrentamos, y qué debemos hacer para seguir creciendo en forma inclusiva y continuar reduciendo la pobreza y desigualdad social.

¿Para qué se necesitan las Unidades de Economía del Comportamiento?

Zeina Afif's picture



El premio Nobel de Economía otorgado a Richard Thaler por su contribución a la economía del comportamiento es una señal importante que confirma que esta disciplina no es una moda pasajera, sino que ha llegado para quedarse. Tan es así que es cada vez más común en los países desarrollados la creación de distintas unidades de análisis del comportamiento, tal como la Unidad de Economía del Comportamiento de la Autoridad de Energía Sostenible de Irlanda. De manera que cabe preguntarse ¿Por qué es tan importante que todo país cuente con su propia Unidad de Economía del Comportamiento?

Ciudades más habitables y prósperas: los 4 pasos que debería dar el Perú

Zoe Elena Trohanis's picture
Esta página en: English
Vista del Metropolitano de noche. Lima. Perú.

Comparadas con Lima, la mayoría de las ciudades peruanas de tamaño intermedio están rezagadas en crecimiento económico, infraestructura y servicios públicos. Urge superar estos desequilibrios.

El futuro de las ocupaciones y las habilidades: ¿Un escenario brillante o sombrío para los trabajadores de baja calificación?

Rita Almeida's picture
Esta página en: English



Existe un creciente temor a que la automatización y otros avances tecnológicos lleven a la pérdida de empleo de trabajadores de baja calificación en países en desarrollo y al aumento de la desigualdad. Cada nueva ola de cambio tecnológico se ha enfrentado con predicciones sombrías. Los más críticos argumentan que el cambio tecnológico actual se produce a un ritmo sin precedentes y tendrá impactos más dramáticos en el futuro del trabajo ya que las nuevas tecnologías (incluyendo robots e inteligencia artificial) están reemplazando trabajadores más educados y tareas cognitivas y analíticas en mayor medida. Al mismo tiempo, muchos economistas sostienen que la adopción de nuevas tecnologías aumentará significativamente la productividad de las empresas e incrementará el empleo, al menos en el mediano plazo y bajo ciertas condiciones de política. El impacto de la adopción de tecnología sobre el nivel de empleo y sobre las habilidades requeridas para desempeñar cada ocupación es, en definitiva, una pregunta empírica.

De barrios marginales a vecindarios: cómo la eficiencia energética puede transformar la vida de los pobres en las zonas urbanas

Martina Bosi's picture



La Villa 31, un icónico asentamiento urbano en el centro de Buenos Aires, alberga a unas 43.000 personas pobres de la ciudad. En Argentina, paradójicamente, los barrios marginales urbanos se denominan “villas”, una palabra ligada generalmente al lujo en muchas partes del mundo.

Pueblos indígenas urbanos: la nueva frontera

Ede Ijjasz-Vasquez's picture

Victoria Ojea/Banco Mundial


Si nos piden que pensemos en Buenos Aires, a la mayoría probablemente le vengan a la mente cafés elegantes, su bella arquitectura, los fanáticos del fútbol y las calles bulliciosas. Si nos piden pensar un poco más, a algunos quizás le surjan imágenes de sus villas (barrios marginales), los niños de la calle y otros escenarios menos glamorosos. Pero no importa cuánto lo intenten, muy pocas personas asociarían a Buenos Aires con pueblos indígenas. Sin embargo, la capital argentina tiene la mayor concentración de población indígena del país, que, aunque no suele ser asociada con indígenas, es la séptima más grande de América Latina (cerca de 1 millón de personas). De hecho, hay más de 40 comunidades indígenas oficialmente registradas en zonas urbanas de la provincia de Buenos Aires y casi una cuarta parte de todos los indígenas de Argentina vive en la Capital del Tango y sus alrededores, ya sea en comunidades o no.

¿Está la Argentina preparada para envejecer? Cómo volvernos ricos antes de volvernos viejos

Rafael Rofman's picture



En la Argentina de hoy, la población en edad de trabajar crece más rápido que la población total.  Este patrón, conocido como el bono demográfico, es una gran oportunidad de generación de riqueza, siempre que se forme a los jóvenes y se creen empleos para que la población en edad productiva efectivamente trabaje y produzca. Pero este escenario favorable no es para siempre. En poco más de 30 años, el porcentaje de población adulta (mayor de 65 años) sobre el total será casi el doble, pasando del 10% actual al 19% 2050 (y al 25% en 2100). 
 
Imaginemos cuán diferente será la sociedad en el futuro con el doble de adultos mayores. De no mediar un cambio tecnológico profundo, subirían los gastos en jubilaciones y salud, y el crecimiento económico se estancaría como consecuencia de una menor cantidad de personas trabajando, un fenómeno que ya viene ocurriendo en países desarrollados. En el caso particular de la Argentina, el problema se complica: corremos el riesgo de volvernos viejos antes de volvernos ricos. 

Transformando el núcleo de la prosperidad económica y social de Argentina, sus ciudades

Ondina Rocca's picture
Esta página en: English
Nueve de cada diez argentinos viven en pueblos y ciudades, haciendo de Argentina uno de los países más urbanizados del mundo. Es más, uno de cada dos argentinos, junto a dos tercios de las empresas argentinas, se ubican en las cinco regiones metropolitanas más grandes (Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y San Miguel de Tucumán). Como resultado, las ciudades juegan un papel muy importante en el camino hacia un desarrollo sostenible de la Argentina.
 

Con Colombia, desde nuestra trinchera para el desarrollo

Gerardo Corrochano's picture


En los últimos años, Colombia ha logrado importantes avances en su desarrollo y se ha colocado como una de las economías latinoamericanas que, gracias a un sólido manejo macroeconómico, ha podido crecer y sortear los embates económicos internacionales. También ha generado empleo, lo que ha contribuido a que 6,7 millones de personas salieran de la pobreza, a que más gente pertenezca a la clase media y al fomento de la prosperidad compartida.

Si bien el entorno económico a nivel mundial es complejo, lo cierto es que la posibilidad de que tras 50 años de conflicto Colombia alcance un acuerdo de paz, generará oportunidades que no solo le permitirán mantener los avances que ha conseguido en su desarrollo —y que lo acercan cada vez más al nivel de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)--, sino también consolidarlo.

Pages