Syndicate content

Desarrollo social

En Centroamérica, los jóvenes actúan en contra de un futuro violento

Jessica Gallegos's picture
Esta página en: English
YAV-meeting

"Me cansé de perder amigos a causa de hechos de violencia con armas de fuego y ver cómo el potencial de mi generación se pierde en prisiones y cementerios”. Estas son las palabras de Ángel Bolívar Araya Castillo, coordinador del Movimiento Jóvenes Contra la Violencia (JCV) en Costa Rica. Tuve el privilegio de encontrarme con Ángel esta primavera cuando él y seis jóvenes representantes del movimiento JCV llegaron al Banco Mundial para hablar de la importancia de la participación juvenil en la prevención de la violencia.

Lección de periodismo en el segundo piso

Miguel Angel del Arco's picture
Periodistas participan del taller organizado por la Fundación García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y el Banco Mundial

Periodistas participan del taller organizado por la Fundación García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y el Banco Mundial

Me asomo al salón Siam, en el segundo piso de un hotel de Bogotá, y me encuentro con una gran mesa en forma de U atestada. La ocupan unos veinte periodistas jóvenes, atentos a las lecciones de la maestra. Entro con sigilo, que el avión que me trajo de Cartagena ha hecho que llegue cuando el evento ha comenzado, y mientras me acomodo observo cómo anotan en cuadernos de anillas, tablets y pantallas de ordenador una lección: “Debemos preguntarnos de dónde salen las historias”.
 
Reconforta que alguien se cuestione eso desde la misma base del periodismo. Acostumbrado a tantas noticias de declaraciones, tantas notas salidas de un comunicado oficial, tanta novedad interesada, tanta verdad a medias, es aire fresco pararse a pensar  de dónde nacen salen las cosas que contamos. Si las vimos, si las sospechamos, si las intuimos, si la sufrimos, si nos las soplaron al oído.

Mejores espacios urbanos para reducir la violencia: la historia de Raúl

Jessica Gallegos's picture
Esta página en: English


Raúl es de baja estatura, delgado y porta una enorme sonrisa. Viéndolo, es difícil creer que este joven de quince años fuese temido en su comunidad como líder pandillero y que sea el autor de crímenes horribles en la Colonia Santa Marta, de El Salvador.

Los penales como espacios de inclusión

Sergi Perez's picture
Esta página en: English

Fotografía de la cárcel de Quencoro, en Cusco, Perú.

Visitar una prisión es una experiencia que no deja indiferente. Tras los exhaustivos controles de seguridad, uno se encuentra en medio de un mar  de historias personales –muchas de ellas, trágicas-, y los datos estadísticos toman nombre propio. La vida en prisión es mucho más difícil de lo que imaginamos: disciplina horaria férrea, celdas compartidas con hasta 20 desconocidos y miradas cuyo horizonte termina en un perímetro de seguridad.

No es nada nuevo afirmar que, en la mayoría de los penales de América Latina, la situación es penosa. El hacinamiento y la falta de estrategias de salud son, además de la corrupción y la ausencia de planes de resinserción efectivos, algunos de los desafíos a los que se enfrentan las autoridades a lo largo y ancho de la región. 

“La guerra no es para nadie”: Una comunidad indígena de Colombia celebra 18 años en paz

Carlos Alberto Molina Prieto's picture


El resguardo Nasa Wesh está en Gaitania, municipio de Planadas, en el sur del Departamento del Tolima, cerca de los límites con Cauca y Huila. Se llega después de trasegar durante más de seis horas desde Neiva por un camino largo, sinuoso, y en ocasiones tortuoso, que se adentra poco a poco en el Macizo Colombiano.

Ser indígena en Brasil: una experiencia de pequeños y grandes prejuicios

Mariana Ceratti's picture
Esta página en: Portuguese


Los padres de Oscar Fernandes (foto), un indígena apinajé del estado de Tocantíns, en el norte de Brasil, querían registrarlo como Wanhmẽ. Pero no pudieron.

“Llegaron al Registro (Civil) y los escribanos simplemente les impidieron inscribir un nombre que no fuese portugués. Ellos me dieron un nombre cualquiera y, al final, pusieron el de mi pueblo solo como constancia”, cuenta Oscar, que trabaja en una asociación indígena.

Agua, luz, teléfono... ¿Quién da mejor servicio? ¿El Estado o las empresas privadas?

Jordan Schwartz's picture
Esta página en: Portuguese

También disponible en English



Lo bueno de trabajar en infraestructura es que todo el mundo sabe lo que uno hace.
 
Todos hemos pagado cuentas, sufrido cortes de luz durante una tormenta, y nos hemos preocupado por la calidad del agua que vamos a beber. Todos hemos estado en una línea telefónica que no funciona balbuceando “¿Hola? ¿Hola?”, después de haber confesado “Te amo”, a un aparato de plástico desconectado.

Pobreza en Oaxaca: gobierno y Banco Mundial, aliados para combatirla

Gloria M. Grandolini's picture



Hoy me reuní con el gobernador de Oaxaca y su gabinete para refrendar la estrategia de colaboración que iniciamos hace dos años. 
 
¿Por qué Oaxaca?, me podrían preguntar.
 
Oaxaca ocupa el tercer lugar entre los estados más pobres de México con indicadores en mortalidad infantil, educación, infraestructura, servicios de agua y saneamiento que están muy por debajo de la media nacional. Pero para mí, este estado es más que una lista de retos al desarrollo.
 

Pages