Syndicate content

En República Dominicana, el matrimonio infantil no es solo un tema moral sino también económico

Quentin Wodon's picture
Esta página en: English



En la República Dominicana, más de un tercio de las jóvenes entre 18 y 22 años se casa o entran en uniones informales antes de cumplir los 18 años y una de cada cinco ha dado a luz antes de llegar a esa edad. El matrimonio infantil no se trata solo de un tema moral, también tiene fuertes implicaciones económicas en el país.
 

Este tema fue el centro de un estudio elaborado por el Banco Mundial y UNICEF, y presentado en el Palacio Nacional con la presencia de la vicepresidenta de República Dominicana, Margarita Cedeño; el ministro de Economía, Isidoro Santana; la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval; y el representante del Banco Mundial en el país, Alessandro Legrottaglie.
En el estudio se identificaron cinco ámbitos o áreas que concentran los impactos principales del matrimonio infantil en los resultados económicos:

1.- Fecundidad y crecimiento poblacional 

El matrimonio infantil y las uniones tempranas tienen un gran impacto sobre el número de hijos que tendrán las mujeres. A nivel nacional, poner fin al matrimonio infantil podría reducir la tasa de fecundidad total en un 10 por ciento. Es probable que el matrimonio infantil (formal o informal) sea la causa principal de la maternidad precoz para más de dos de cada tres mujeres que tuvieron un parto antes de cumplir los 18 años. Erradicar el matrimonio infantil y la maternidad precoz podría traducirse en una reducción en la tasa de crecimiento poblacional de 0.17 puntos porcentuales. Esto tendría impactos significativos en el bienestar y en los presupuestos nacionales.

2.- Salud, nutrición y violencia
 
El matrimonio infantil y las uniones tempranas pueden tienen impactos sobre la salud de la niña y sus hijos. El matrimonio infantil es probablemente la causa de que tres de cada cuatro niños nazcan de madres menores de 18 años. En muchos países, a causa de los partos precoces, el matrimonio infantil afecta la salud de los niños pequeños. El efecto no es estadísticamente significativo en la República Dominicana, pero con base en el análisis de otros países, la posibilidad de efectos no debe desestimarse.
 
Por otro lado, el dato sugiere un impacto directo del matrimonio infantil en la violencia por parte de la pareja. Alrededor del 15 por ciento del nivel de violencia dentro de la pareja observado en la República Dominicana está asociado con el matrimonio infantil.

3.- Nivel educativo  

Las niñas que se casan temprano tienen mayor probabilidad de abandonar la escuela. Los análisis econométricos para los países de América Latina y el Caribe sugieren que casarse siendo niña reduce la probabilidad de completar la escuela secundaria en 5 puntos porcentuales cuando se hace a los 17 años, y hasta 21 puntos porcentuales cuando es a los 12 años o antes (se observan efectos negativos mayores cuando las niñas se casan más temprano).

4.- Trabajo, ingresos y pobreza  

El efecto del matrimonio infantil y las uniones tempranas sobre los niveles educativos afecta el tipo de trabajo al que accederían las mujeres que se casan de niñas, y cuánto pueden ganar más tarde en la vida. En la República Dominicana, se estima que el matrimonio infantil podría reducir los ingresos de las mujeres en un 17 por ciento. A nivel nacional, poner fin al matrimonio infantil aumentaría los ingresos y la productividad en más del 1 por ciento.
 
Por su efecto sobre la fecundidad (la cual aumenta el tamaño del hogar y el número de dependientes) y el nivel educativo, el matrimonio infantil tiene un impacto sobre la pobreza. La tasa de pobreza para los individuos en hogares donde la mujer se casó a una edad temprana se estima en un 41 por ciento. Sin el matrimonio infantil, esta tasa podría haberse reducido por nueve puntos. Si ninguna mujer se hubiera casado siendo niña, la proporción de la población que vive en la pobreza podría haberse reducido del 31 por ciento al 28 por ciento en todo el país.

5.- Otros impactos  

En general, el matrimonio infantil no tiene un impacto negativo directo sobre el desarrollo infantil temprano, pero hay excepciones: controlando otras variables, el matrimonio infantil se asocia de manera directa a un mayor riesgo de maltrato en niños pequeños y a una reducción de la tasa de presentación de los niños en el registro civil. Igualmente, el matrimonio infantil podría, mediante su impacto en el nivel educativo de las niñas, afectar otros resultados del desarrollo infantil temprano de manera indirecta.
 
Beneficios económicos de poner fin a esta práctica
 
Los beneficios económicos para la República Dominicana derivados del menor crecimiento poblacional, si se pone término al matrimonio infantil y a la maternidad precoz, serían acumulativos de un año a otro. Se estima, en orden de magnitud, que poner fin al matrimonio infantil generaría beneficios equivalentes a unos 171 millones de dólares hoy, aumentando a 4,800 millones de dólares para 2030, en paridad de poder adquisitivo. Además, habría ahorros presupuestarios para el gobierno, mayormente por una menor demanda de servicios públicos debido a un menor crecimiento poblacional.
 
Por otro lado, la relación entre el matrimonio infantil y el nivel educativo tiene implicaciones para el potencial de ingresos de las niñas a medida que entran en la edad adulta. En la República Dominicana el valor de los salarios adicionales que hubieran ganado estas mujeres en 2015, si no se hubieran casado temprano, se estima en más de 1,000 millones de dólares en paridad de poder adquisitivo.

Poner término al matrimonio infantil y las uniones tempranas aliviaría el sufrimiento y mejoraría la vida de las niñas y sus hijos. Al mismo tiempo, el estudio demuestra que esta práctica tiene grandes costos económicos a nivel nacional.  Se espera que la demostración de estos costos ayudará a generar más y mejor inversión, dirigida a poner término al matrimonio infantil y la maternidad temprana.
 

Añadir nuevo comentario