Syndicate content

Los motociclistas son la clave para mejorar la seguridad vial en América Latina

Anna Okola's picture
Esta página en: English


Los conductores y pasajeros de motocicletas han sido durante mucho tiempo los usuarios más vulnerables del transporte motorizado.  En América Latina, las facilidades de financiamiento y los precios accesibles han significado un aumento en el número de motocicletas en las vías.
 
La tendencia es preocupante, porque ha significado también un aumento en los accidentes de tránsito. Este aumento oculta, a veces, el hecho de que las víctimas son cada vez conductores o pasajeros de motocicletas, en vez de ciclistas o peatones, como en el pasado.
 
La tendencia es similar en África que comparte con América Latina el fenómeno de las moto-taxis.

Este servicio ha traído beneficios sociales y económicos: generan oportunidades de empleo e ingresos, así como opciones adicionales de movilidad.  
 
Sin embargo, no existen estándares técnicos para garantizar su seguridad. Esto aumenta los riesgos para los conductores y pasajeros, particularmente cuando circulan por vías de alta velocidad.  
 
Recuerdo que una noche vi una moto-taxi sin luces traseras en una carretera nacional en Perú. Su conductor probablemente iba de regreso a casa después de un largo día de trabajo.  
 
Por suerte, pudimos detectar a tiempo el "objeto en movimiento” y evitar una colisión. Pero para un camión de carga, quizá no habría sido tan fácil mantener una distancia adecuada.
 
Las tendencias estadísticas hasta el momento reflejan que tiende a repetirse en otros lugares la experiencia de España, donde aumentaron las víctimas de accidentes en motocicleta, a pesar de que la atención se centró en la seguridad en las vías. El aumento de las víctimas en motocicletas dio lugar a acciones específicas para revertir la tendencia.
 
Basados en la experiencia española, proponemos acciones claves (centradas principalmente en los aspectos institucionales y normativos) que se repliquen en países como Ecuador, y otros en la región.
 
Estas acciones pueden ser útiles en contextos similares en todo el mundo. En algunos países, como Colombia, los conductores y pasajeros de motocicletas ya son el grupo más afectado por accidentes de tránsito.
 
En algunos países existen normas como el uso obligatorio de cascos, pero sin el marco normativo ni los estándares técnicos apropiados para garantizar su calidad ni la seguridad de quienes los usan.  
 
Un casco bien diseñado que cumpla los estándares técnicos internacionales podría reducir el riesgo de muerte en un 40% y el riesgo de lesiones graves en un 70%.
 
Desafortunadamente, se venden cascos de mala calidad que no cumplen con los estándares de seguridad, y se  utilizan solo para "cumplir" con la ley. 
 
Adicionalmente, aún queda mucho trabajo por hacer en relación a educación vial y las pruebas que se requieren para obtener una licencia.  
 
El proceso para obtener una licencia de motocicleta también podría tener una mejor regulación y aplicación, al igual que las normas para los vehículos.
 
También hace falta reforzar la capacidad institucional. Por suerte, ya son muchos los gobiernos e instituciones que han asumido como propio el reto de conseguir un cambio de comportamiento en los usuarios, especialmente ahora que estamos en la Década de Acción para la Seguridad Vial declarada por Naciones Unidas.


Photo Credit: Cristina Medina

Comments

Me parece muy bueno! Cada día son muchos accidentes de motociclistas los que ocurren muchas veces causados por ellos y otras por personas que no los respetan como vehículos que son sobre las autopistas.

ENVIADO POR ana maria martinez EL

hace falta una politíca inclusiva inclusiva, donde se diera oportunidad a todos, como los gobernantes llaman de inclusion social dandole beneficios financieros a jovenes que no estudian ni trabjan.que fueran incluido con oportunidades , no con beneficios y si con oportunidades todos los ciudadanos.y cuando digo esto me refiero a negros e indios que siguen siendo excluidos y postergados con ecepcion de los amigos de gobernantes.que a los negros nos sea permitido ingresar a carreras terciarias porque somos capaces y no negarnos ingresos mintiendo que perdimos para no aceptar negros en las instituciones.no creo en la politica social de uruguay entre otras cosas. Soy urguaya con mucho orgullo.pero ser urugaya y negra es dificil.no dan oportunidades.se hacen los distraidos.gracias

Añadir nuevo comentario