Syndicate content

En Honduras, la gente le “roba” espacios a la violencia

Rocio Calidonio's picture
“¿Sabes? Mis hijos nunca habían caminado por el centro histórico”, me comentaba una amiga hace unos días. Su historia no es excepcional. En Tegucigalpa muchos de los niños no conocen esta ni otras zonas de la capital. Nunca han caminado por sus calles por el miedo de las familias a ser víctimas de robos o violencia.  Es por ello que muchos de ellos no conocen edificios emblemáticos como la Catedral, Correos o la Biblioteca Nacional.

Afortunadamente, hace unos meses los directivos de uno de estos edificios, el Museo de Identidad Nacional (MIN), decidieron darle colorido a las calles y colocar delante de la galería decenas de paraguas multicolores colgando en el aire. La composición le ha dado otra imagen al Paseo Liquidámbar y ha atraído a muchos de nosotros a una zona que hacía años que no visitábamos.
 
Galería del Museo de Identidad Nacional, techada con paraguas para recuperar el espacio público
Galería del Museo de Identidad Nacional en Tegucigalpa, techada con paraguas multicolores para recuperar el espacio público.


Tanto así, que hoy somos varios los hondureños que tenemos en el celular la misma fotografía. Una imagen en la que aparecemos acompañados de amigos y con un fondo de paraguas multicolores. Los que hemos podido conocer esta exposición al aire libre estamos de acuerdo en algo. De alguna forma, el MIN ha contribuido a una labor muy necesaria en Honduras: recuperar el espacio público.

Con este mismo objetivo desde el Banco Mundial colaboramos con el país desde hace algunos años en el esfuerzo creciente por prevenir la violencia en la región.  En 2006 poníamos en marcha Barrio Ciudad, una iniciativa que se implementó en ocho ciudades: Danlí, Comayagua, Santa Rosa de Copán, Villanueva, Choloma, Puerto Cortés, El Progreso y Siguatepeque. El proyecto, que finalizó en junio de 2013, ponía énfasis en la construcción de obras que permitieron recuperar espacios públicos, y ha dado resultados esperanzadores en varias ciudades.

Un ejemplo es la ciudad del Progreso, donde hoy los más pequeños tienen un espacio para jugar en la Plaza del Niño, que se rehabilitó con ornamentos y juegos. También se instalaron lugares destinados al deporte. En un encuentro reciente en La Ceiba el alcalde de esta ciudad, Alexander López Orellana, nos contaba cómo estos cambios le han dado una nueva cara al municipio. “Estas canchas se llenan todos los días, y durante el Día del Niño acá se revientan más de 50 piñatas”, nos explicó.

Como parte de los cambios también se habilitó otro espacio, que es a la vez cafetería y zona educativa, el Museo de Interpretación Ferroviario, el primero que existe de este tipo en Centroamérica. Allí las familias encuentran un área donde aprender sobre la historia y la cultura hondureña, a la vez que pueden compartir alejados de contextos violentos, nos explicaba el alcalde. De esta forma, varios espacios en los que antes no se veía a nadie caminar se han convertido en espacios de vida.

El apoyo de la comunidad ha sido un elemento clave para la prevención de la violencia en Honduras. Precisamente la comunidad es el eje de otro proyecto que apoyamos en el Banco Mundial, Municipios Más Seguros, para fortalecer las capacidades de los líderes de barrios con altos índices de homicidios.

Implementado en las ciudades de Choloma, La Ceiba y El Progreso con un apoyo financiero de 15 millones de dólares, esta iniciativa incluye programas de desarrollo de habilidades para la vida y promoción de conductas positivas, así como actividades de fortalecimiento familiar. También incluye programas preventivos dentro de las escuelas, actividades después de clases, formación laboral para jóvenes y mejoras de infraestructura en escuelas, calles y plazas.

Gracias al programa, en algunos meses los ciudadanos de estas zonas podrán pasear de nuevo por áreas donde antes no se podía caminar. Igual como yo pude volver a disfrutar de las calles del centro de Tegucigalpa. Le habremos “robado”, así, un espacio al crimen y la violencia.

Comments

Añadir nuevo comentario