Syndicate content

Tráfico en la Ciudad de México: datos abiertos para salir del embotellamiento

María Catalina Ochoa's picture
Esta página en: English
tráfico-méxico-DF

Cuando alguien sale a la calle en la Ciudad de México no sabe cuándo ni de qué forma llegará a su destino.

Como no hay información, mapas o herramientas para planificar viajes, no tiene la opción de pagar más cuando trae prisa o de caminar menos cuando llueve.

Sin esa información es prácticamente imposible decidir qué combinación de las 12 líneas de metro, 94 líneas de autobuses, 4 líneas de metrobus, 8 líneas de trolebús, 260 estaciones de Ecoboci (bicicletas públicas) y casi 1400 rutas de colectivos llevará a esa persona a donde quiere ir.

Después de todo, ese es apenas uno de los 32 millones de desplazamientos, casi 20 millones de ellos en transporte público, que ocurren a diario en esta ciudad.

Para poner orden en esto, se necesita información adecuada.

Pero en muchas ciudades las bases de datos que permitirían informar al usuario y tomar decisiones se pierden, o las tienen firmas consultoras que las venden, o no son exhaustivas, o están desactualizadas.

De Portland al DF

Para resolver este problema, en Portland, Estados Unidos, crearon en 2005 un estándar -fácil de mantener y replicar- que permite recoger, almacenar, publicar y actualizar de manera abierta las rutas, frecuencias, paradas y otros datos de todos los modos de transporte.

El estándar permite incorporar esos datos a la herramienta de planificación de viajes de Google y el desarrollo de otras aplicaciones informáticas similares. Hoy lo usan más de 260 agencias de transporte en el mundo.

El gobierno del Distrito Federal -con apoyo del Banco Mundial- ya forma parte este grupo de ciudades. Los datos recogidos y los sistemas creados para actualizarlos son un hito en la historia de la ciudad.

Con esta nueva plataforma de colaboración, el gobierno podrá planificar a largo plazo y los desarrolladores mexicanos de aplicaciones informáticas tendrán el ingrediente clave para la innovación: datos abiertos y confiables.

Y nosotros, los usuarios, vamos a tener un viaje de mejor calidad. 

Comments

ENVIADO POR Elmer Sanders EL

Bien por esa solución, pero en el D.F. es muy fácil mejorar el tráfico vehicular. Sólo se trata de quitar de la circulación a los asesinos peseros y endurecer mucho los requisitos para ser chofer de transporte público con pruebas aleatorias de alcoholemia y de antidoping. De igual manera impedir que en las horas pico (de las 6 a las 10 pm) circule el transporte de carga de grandes dimensiones por todo el D.F y que ello aumenta mucho también la contaminación.

Añadir nuevo comentario