Syndicate content

Diciembre 2014

En Honduras, la gente le “roba” espacios a la violencia

Rocio Calidonio's picture
“¿Sabes? Mis hijos nunca habían caminado por el centro histórico”, me comentaba una amiga hace unos días. Su historia no es excepcional. En Tegucigalpa muchos de los niños no conocen esta ni otras zonas de la capital. Nunca han caminado por sus calles por el miedo de las familias a ser víctimas de robos o violencia.  Es por ello que muchos de ellos no conocen edificios emblemáticos como la Catedral, Correos o la Biblioteca Nacional.

Afortunadamente, hace unos meses los directivos de uno de estos edificios, el Museo de Identidad Nacional (MIN), decidieron darle colorido a las calles y colocar delante de la galería decenas de paraguas multicolores colgando en el aire. La composición le ha dado otra imagen al Paseo Liquidámbar y ha atraído a muchos de nosotros a una zona que hacía años que no visitábamos.
 
Galería del Museo de Identidad Nacional, techada con paraguas para recuperar el espacio público
Galería del Museo de Identidad Nacional en Tegucigalpa, techada con paraguas multicolores para recuperar el espacio público.


Tanto así, que hoy somos varios los hondureños que tenemos en el celular la misma fotografía. Una imagen en la que aparecemos acompañados de amigos y con un fondo de paraguas multicolores. Los que hemos podido conocer esta exposición al aire libre estamos de acuerdo en algo. De alguna forma, el MIN ha contribuido a una labor muy necesaria en Honduras: recuperar el espacio público.

Con este mismo objetivo desde el Banco Mundial colaboramos con el país desde hace algunos años en el esfuerzo creciente por prevenir la violencia en la región.  En 2006 poníamos en marcha Barrio Ciudad, una iniciativa que se implementó en ocho ciudades: Danlí, Comayagua, Santa Rosa de Copán, Villanueva, Choloma, Puerto Cortés, El Progreso y Siguatepeque. El proyecto, que finalizó en junio de 2013, ponía énfasis en la construcción de obras que permitieron recuperar espacios públicos, y ha dado resultados esperanzadores en varias ciudades.

¿Quién aboga por los medios públicos en América Latina?

Silvio Waisbord's picture
Esta página en: English

América Latina posee una larga, fracturada y en definitiva fracasada historia en torno a los medios públicos. Los llamados “medios públicos” generalmente han operado como instituciones controladas por el gobierno con fines espurios —propaganda y clientelismo— en lugar de presentar contenidos de calidad al servicio de los múltiples intereses públicos.