Participe en los eventos de las Reuniones Anuales del 10 al 15 de octubre. ¡Únase a la conversación! Ver todos los eventos


Syndicate content

planificación urbana

¿Qué pueden decirnos las imágenes satelitales sobre las ciudades secundarias? (Parte 2/2)

Sarah Elizabeth Antos's picture
 
English version

En el blog anterior, discutimos cómo las técnicas de teledetección se pueden utilizar para mapear e informar las políticas públicas en ciudades secundarias, con una aplicación práctica en 10 ciudades de América Central. En esta publicación, profundizamos en los consejos y consideraciones para lograr replicar estos datos y métodos en su ciudad.
 
¿Podemos utilizar solo satélite? ¿Qué tan precisos son estos resultados?
 
Es una práctica estándar en estudios de clasificación (particularmente académicos) evaluar la precisión de los mapas desde una computadora. Los analistas tradicionalmente eligen una selección aleatoria de puntos e inspeccionan visualmente el resultado con las imágenes en bruto. Sin embargo, estos mapas están diseñados para ser utilizados por gobiernos locales y no para publicarse en revistas académicas.
 
Por lo tanto, es importante entender como estos mapas reflejan la realidad en el campo.
 
Habiendo utilizado el algoritmo para clasificar la cubierta terrestre de 10 ciudades secundarias de América Central, se quería saber si los edificios identificados por el algoritmo eran de hecho "industriales" o "residenciales". Entonces el equipo se dirigió hacia San Isidro, Costa Rica y Santa Ana, El Salvador para comprobarlo.
 
Cada ciudad se dividió en bloques de 100x100 metros. Enfocándose principalmente en áreas de construcción, aproximadamente 50 bloques fueron seleccionados para validación. La siguiente imagen muestra la ciudad de San Isidro con un búfer de 2 km a la redonda de su distrito central de negocios. Los recuadros negros representan los sitios de validación que visitó el equipo.
 

¿Qué pueden decirnos las imágenes satelitales sobre las ciudades?

Sarah Elizabeth Antos's picture

En los últimos años, el interés hacia las imágenes satelitales se ha vuelto cada vez más fuerte. Herramientas como Google Earth, drones y microsatélites han acaparado los titulares y reducido los precios. Los planificadores urbanos recurren cada vez más a datos obtenidos por teledetección para comprender mejor sus ciudades.
 
Pero el hecho de que ahora tengamos acceso a una gran cantidad de imágenes de alta resolución de una ciudad no significa que de repente tengamos idea de cómo esta funciona.