Syndicate content

Marzo 2014

Es el momento para crear un fondo de datos de libre acceso

Prasanna Lal Das's picture
Esta página en: English | Français

 

A nadie le importan los datos de libre acceso, y está bien que así sea. La gente está preocupada del trabajo, el aire limpio, la seguridad, la educación, la salud y cosas por el estilo. Y para que los datos de libre acceso sean pertinentes y tengan significado, deben convertirse en un aporte que responda a las inquietudes y necesidades de las personas.

Cómo un estudiante en China descubre la gran reserva de datos de libre acceso

Dong Yang's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français

Por Dong Yang El autor es alumno de primer año de doctorado en la Universidad de la Academia de Ciencias de China. Su carrera es Administración Pública.

William Shakespeare escribió una vez que “existen mil Hamlets frente a los ojos de mil personas”. Del mismo modo, diferentes individuos interpretan de manera distinta las bases de datos. Algunos  creen que es un tipo de servicio personalizado,  unos piensan que es un servicio de valor agregado, mientras que otros lo ven como un servicio orientado hacia la búsqueda de soluciones. Para nosotros que somos estudiantes, las bases de datos son esenciales para nuestras tareas de investigación.

El fantasma de los “macrodatos” está acechando al mundo, pero ¿ha ocurrido ya la revolución de los datos?

Prasanna Lal Das's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français

Los cambios a la oferta y la demanda de datos están reestructurando las jerarquías privilegiadas del conocimiento, y los hackers aficionados y la tecnología legible por máquinas se están convirtiendo en una parte central del análisis de estos cambios. Los expertos tradicionales pueden tener la esperanza de una evolución gradual, pero quizás ya está en curso una revolución paralela liderada por profesionales del sector privado. Prasanna Lal Das sostiene que las alianzas tendrán que incorporar a estos nuevos actores porque para ellos la revolución de los datos ya es una realidad.
 

Qué nos dicen los datos sobre la participación y las oportunidades de la mujer en el mundo del trabajo

Jeni Klugman's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français

Gráficos del Portal de datos de género
Un nuevo informe del Banco Mundial titulado “Gender at Work” hace hincapié en la necesidad de realizar evaluaciones multidimensionales de la igualdad de género en el mundo del trabajo. Un panorama más completo del problema permite encontrar soluciones más integrales en materia de políticas.

Resulta tentador usar un único indicador para medir la posición de un país en cuanto a la igualdad de género y el empoderamiento económico de la mujer. Nada es más atrayente que la participación en la fuerza laboral. Esta información está siempre disponible y la gran mayoría de los países la entrega cada año. De hecho, en la actualidad el Portal de datos de género cuenta con información de 183 de 214 naciones, lo cual es una excepción en el universo de los indicadores económicos sobre este tema, los que suelen ser dispares, irregulares y poco confiables. Sin embargo, esto da una impresión incompleta e incluso errónea sobre cómo les va a los países.

¿Qué país tiene la mayor proporción de mujeres en el Parlamento?

Leila Rafei's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français

Los últimos datos de la Unión Interparlamentaria muestran que Rwanda es el país que tiene la mayor proporción femenina en el Parlamento, ya que casi el 64 % de los escaños fueron ocupados por mujeres en 2013. A nivel mundial, estas representan un promedio de alrededor del 20 % de los escaños parlamentarios, en comparación con el 15 % hace una década.
 
Los 10 primeros países en esta lista son una mezcla de economías de ingreso alto y mediano, en algunos de los cuales existen y en otros no cupos de género impuestos por ley. Rwanda, una nación de ingreso bajo, es seguida por Andorra con una tasa uniforme del 50 %, y Cuba con el 49 %. Suecia, con un 44 % de los escaños parlamentarios ocupados por mujeres, es el país sin cuotas de género que alcanzó la tasa más alta.

Proportion of seats held by women in national parliaments (%)