Syndicate content

Mayo 2014

Auge de empresas de datos de libre acceso en los mercados emergentes

Alla Morrison's picture
Esta página en: 中文 | العربية | Français | English


Elaboración de mapas de flujos de tráfico a partir de datos en tiempo real.
 

Principales conclusiones:

  • Muchas empresas de datos nuevas han sido creadas en todo el mundo en los últimos años. De estas, la mayoría usa algún tipo de datos gubernamentales.
  • Hay un gran número de compañías de datos en sectores con alto impacto social y enormes oportunidades de desarrollo.
  • Existen carteras de empresas de datos en América Latina y Asia que pueden ser aprovechadas. El capital es el tipo de financiamiento de mayor preferencia, seguido por el cuasicapital en cantidades que oscilan entre US$100 000 y US$5 millones, con promedios de entre US$2 millones y US$3 millones, dependiendo de la región. El financiamiento total que se necesita puede ser superior a US$400 millones. 

El valor económico de los datos de libre acceso ya no es una hipótesis
 
¿Cómo se puede ganar dinero con los datos de libre acceso que son como el aire: gratuitos y disponibles para todos? ¿El Grupo del Banco Mundial debe cumplir una función catalizadora en un sector que recién está apareciendo? Y si es así, ¿qué intervenciones serían las más eficaces? ¿La promoción de empresas de datos de libre acceso puede contribuir al logro de los dos objetivos del Grupo del Banco Mundial de combatir la pobreza e impulsar la prosperidad compartida?
 
Estas preguntas han surgido desde que el equipo de Finanzas Abiertas del Banco Mundial convocó a un grupo de empresarios de datos de libre acceso de toda América Latina para compartir sus modelos de negocios, casos exitosos y desafíos en el taller “Modelos de Negocios de los Datos Abiertos”,  (i) realizado en Uruguay en junio de 2013. Estuvimos en ese país para saber si los datos abiertos podían conducir a la creación de nuevas empresas y puestos de trabajo sostenibles. Para ello, pusimos a prueba un par de hipótesis: los datos abiertos tienen un valor económico, más allá de los beneficios de una mayor transparencia y rendición de cuentas; y las empresas de datos abiertos con modelos de negocios sostenibles ya existen en las economías emergentes.