Participe en los eventos de las Reuniones de Primavera del 17 al 21 de abril. ¡Únase a la conversación! Calendario de eventos


Syndicate content

Febrero 2018

Atención quirúrgica: un servicio que se subvalora en los sistemas de salud

Emi Suzuki's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Unos 5000 millones de personas —dos tercios de la población mundial— carecen de acceso seguro y asequible a servicios de cirugía, anestesia y obstetricia, aunque en un tercio de la carga mundial de morbilidad se necesita tomar decisiones o aplicar tratamiento quirúrgico o anestésico. Los servicios de cirugía y anestesia son un elemento importante en los tratamientos de los enfermos. A pesar de la enorme carga de morbilidad, se suele pasar por alto la atención quirúrgica, anestésica y obstétrica segura y asequible. (i)
 
¿Por qué ocurre esto? Puede ser porque la cirugía y la anestesia no son servicios patológicos. (i) Son modalidades de tratamiento que abordan una amplia gama de enfermedades humanas, tales como infecciones y afecciones y lesiones no transmisibles, maternas, infantiles, geriátricas y traumáticas, y los organismos de desarrollo internacional han puesto énfasis en programas verticales centrados en una sola enfermedad.
 
Antes de 2015, prácticamente no existían datos mundiales sobre procedimientos quirúrgicos, anestésicos y obstétricos. Sobre la base de la noción que “no  se puede gestionar lo que no se mide”, la Comisión Lancet sobre la Cirugía Global (i) desarrolló seis indicadores sobre cirugía, obstetricia y anestesia (abordados en este blog) (i) y recopiló información sobre ellos. El análisis de estos datos muestra grandes brechas en estas áreas en los países de acuerdo con el grupo de ingreso.

En los países de ingreso alto hay 70 veces más trabajadores quirúrgicos por cada 100 000 personas que en los países de ingreso bajo.

La fuerza laboral de “especialistas quirúrgicos” (cirugía, anestesia y obstetricia) es extremadamente pequeña en los países de ingreso bajo (1 especialista por cada 100 000 habitantes) y en los países de ingreso mediano bajo (10 por cada 100 000 habitantes), mientras que hay 69 por cada 100 000 habitantes en los países de ingreso alto. Las diferencias existentes entre los países de ingreso alto y los países de ingreso bajo y de ingreso mediano son aún mayores en la densidad de especialistas quirúrgicos que en la densidad de médicos. (i)
 

La riqueza mundial creció un 66 % entre 1995 y 2014

Tariq Khokhar's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français

La riqueza mundial creció aproximadamente un 66 % entre 1995 y 2014 (de USD 690 billones a USD 1140 billones en dólares estadounidenses constantes de 2014 a precios de mercado). La proporción de la riqueza mundial de los países de ingresos medianos está creciendo: pasó del 19 % al 28 % entre 1995 y 2014, mientras que la proporción de la riqueza mundial de los países de ingreso alto de la OCDE disminuyó del 75 % al 65 %.  Leer más >