Syndicate content

Banco de datos multilingüe

Reza Farivari's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Hace un año publicamos un blog (i) sobre el lanzamiento de una nueva versión del sistema de consulta de datos del Banco Mundial denominada Banco de datos, (DataBank) que ofrece más de 9.000 indicadores,  con los que los usuarios pueden crear informes personalizados que incluyen tablas, gráficos, o mapas. Estos informes en vivo se pueden guardar, compartir e incrustar como widgets en sitios web o blogs. Un año después, el Banco de datos empieza a ser multilingüe y ofrece una interfaz en varios idiomas en las diferentes bases de datos, además de datos totalmente traducidos de los Indicadores del desarrollo mundial. (i) Entrevistamos a uno de los fundadores del Banco de datos y oficial principal del Servicio de Información de Datos de Libre Acceso, Reza Farivari, para que nos cuente sobre la herramienta y qué se puede esperar en el futuro.

¿Qué es el Banco de datos y por qué es útil?
Es la última versión de una herramienta de consulta que permite que las personas accedan a datos cronológicos y de los países, además de indicadores para obtener el subconjunto que están buscando. Con el Banco de datos se puede:

  • Agilizar y facilitar la obtención de información que los usuarios buscan, y
  • Garantizar que funcionen en las tabletas (una tendencia que crece en estos días), así como en computadoras de escritorio y portátiles.

La principal característica que se ha añadido recientemente y que hace que la herramienta sea aún más útil para nuestros usuarios de todo el mundo es su interfaz multilingüe y el acceso a datos en varios idiomas.

¿En qué idiomas está disponible y por qué se han elegido estos?
Está disponible en español, francés, árabe, chino e inglés, en concordancia con los idiomas del sitio de Datos del Banco Mundial.
Para ver un breve anticipo del Banco de datos, vea el siguiente video:

DataBank

 

Las personas que interactúan con la herramienta en diferentes idiomas ¿la usan de modo diferente? ¿Sabemos algo acerca de cómo funcionan las versiones en otros idiomas distintos del inglés?
Eso es un poco difícil de medir, pero parte del diseño del sistema consiste en hacerlo de tal manera que haya una experiencia común en los idiomas con un fácil acceso, un uso intuitivo del producto y que exista compatibilidad entre todos los dispositivos (tabletas, computadoras de escritorio y portátiles).
 
Es interesante examinar los análisis de los indicadores que buscan los usuarios y el tipo de informes que crean las personas en otros idiomas. Algunos días puede haber ciertos indicadores que son especialmente relevantes para una región específica. Por ejemplo, si hay una gran conferencia internacional sobre el cambio climático en América Latina, podemos ver un mayor número de informes creados y compartidos en español.
 
¿Cómo llegó a crearse el Banco de datos?
El Banco de datos es la última generación de una serie de productos de consulta de datos desarrollados por nuestro Departamento que se origina a fines de la década de 1980 y las computadoras centrales. Justo antes del Banco de datos, tuvimos una herramienta llamada “Consulta rápida de WDI”, que estuvo disponible por suscripción durante muchos años antes de la iniciativa Datos de libre acceso, muy popular ya que tenía millones de usuarios a nivel mundial. Con la puesta en marcha de la mencionada iniciativa en 2010 quisimos modernizar esa herramienta para que fuera más útil para nuestro público de todo el mundo. La examinamos para ver cómo debíamos cambiarla a fin de satisfacer las demandas de una audiencia más diversa, y asegurar que el Banco de datos cumpliera con las prioridades y principios rectores de Datos de libre acceso del Banco. (i)
 
¿Cuáles fueron las ideas que inspiraron y los conceptos que sustentaron el Banco de datos? 
Dado que queríamos atraer a los usuarios con nuestros datos y fomentar la colaboración, debíamos pensar el diseño desde la perspectiva del público. Buscamos ideas dentro y fuera del Banco, pero nos guiamos por algunos principios clave:

  • Debía permitir que los usuarios pudieran guardar sus consultas. De este modo, un profesor puede crear un gráfico o una tabla con datos por anticipado y luego mostrarlos en clase;
  • Debía ser versátil en términos de navegadores y dispositivos en los que pudiera ejecutarse, permitiendo a los usuarios interactuar con la herramienta en tabletas, computadoras de escritorio y portátiles;
  • Debía ser intuitivo en términos de navegación para el usuario;
  • Y, por último, en base a los comentarios que recibimos de usuarios del Banco de datos, sabíamos que querían acceder a los datos en el menor número posible de clics; querían verlos de manera inmediata. 

Al final consideramos todos estos parámetros, aunque al mismo tiempo hubo que equilibrar la experiencia del usuario con el desempeño de la herramienta.
 
¿Cuáles son los planes del Banco de datos para el futuro? ¿Mantendrá su forma actual o cambiará en los próximos años?
El cambio es propio de este tipo de producto. Desde 2010, esta es la tercera versión del Banco de datos y sabemos que seguirá evolucionando, dependiendo de las necesidades de los usuarios, de los comentarios (i) que recibamos de ellos, así como de las tendencias de la industria. Estamos tratando de ver en qué dirección continuar. Uno de los planes es incorporar al Banco de datos algunas herramientas adicionales de visualización para mejorar sus capacidades de creación de gráficos y mapas, pero lo que terminamos haciendo al final se define por lo que quieren los usuarios. Creo que a medida que cada vez más personas empleen la herramienta, tendremos una mejor idea de qué características adicionales se requieren y dónde puede ser necesario hacer ajustes. Esperamos que los usuarios nos cuenten (i) sobre su experiencia con el Banco de datos. De modo que los invitamos a utilizar el Banco de datos, explorar nuestros tutoriales, (i) hacer preguntas, y enviarnos sus comentarios y opiniones.

Añadir nuevo comentario