Syndicate content

Desarrollo social

¿Qué tan equitativo es el entorno en los países de América Latina y el Caribe?

Oscar Calvo-González's picture
Esta página en: English | Portuguese

En menos de una generación la región de América Latina y el Caribe ha alcanzado un importante progreso en la expansión de servicios públicos necesarios para que los niños tengan éxito en su vida como adultos.

Las habilidades, conocimiento y salud acumulados por los individuos al alcanzar la edad adulta son esenciales para conseguir empleo, acelerar la movilidad social y reducir la desigualdad a largo plazo. El progreso observado en la región va desde el aumento en el acceso a salud y educación, hasta el agua corriente y la electricidad. Sin embargo, dicho progreso ha sido heterogéneo, tanto en los distintos países como en los distintos servicios básicos.

Hoy, en América Latina el entorno es más equitativo respecto al acceso a electricidad, donde observamos la mayor reducción en las brechas de cobertura. En la figura 1 se muestra como el país con desempeño medio en la región (la mediana) se compara con el país con el más alto nivel de cobertura (denominado el “mejor de la clase”)  en tres servicios básicos para niños. Enfocarnos en niños permite argumentar que cualquier diferencia en el acceso se debe principalmente a circunstancias fuera de su control (educación de los padres, características del hogar, lugar de nacimiento). En el caso de acceso a la electricidad, la mediana regional no solo ha convergido hacia el país de mejor desempeño, sino que alcanza una cobertura de 99%.

Una historia de muchas ciudades: el seguimiento de la urbanización en el mundo

Chandan Deuskar's picture
Esta página en: English | العربية | Français


Esta publicación forma parte de una serie de blogs (i) relativo a  los objetivos de desarrollo sostenible y los datos de la edición 2016 de los Indicadores del desarrollo mundial . Chris Sall también contribuyó en este blog.

 

Cerca del 60 % de las personas vivirá en áreas urbanas en 2030, según la ONU. Gran parte del aumento de la población urbana entre el presente y 2030, y que se traducirá en 1000 millones de habitantes más, se registrará en Asia y África, regiones que atraviesan por transformaciones que cambiarán de manera permanente sus trayectorias económicas, ambientales, sociales y políticas.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 procura garantizar que las ciudades y otros asentamientos humanos sean seguros, inclusivos, resilientes y sostenibles, concentrándose en la vivienda y los barrios de tugurios, el transporte, los procesos de planificación participativa, el patrimonio cultural, el manejo de los desechos, la calidad del aire, la gestión del riesgo de desastres y otras cuestiones.