Syndicate content

Añadir nuevo comentario

Tasas mundiales de mortalidad infantil han bajado a la mitad desde 1990 pero es insuficiente para cumplir meta de los ODM

Emi Suzuki's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية

El Grupo Interinstitucional de Naciones Unidas para la Estimación de la Mortalidad Infantil (UN-IGME, por sus siglas en inglés) (i) dio a conocer hoy las nuevas cifras que muestran que la tasa mundial de mortalidad infantil (menores de 5 años) ha descendido un 47%: de 90 muertes por cada 1.000 nacidos vivos en 1990 a 48 en 2012. Este descenso representa un avance importante, pero el ritmo de disminución sigue siendo insuficiente para alcanzar el objetivo de desarrollo del milenio número 4 (ODM 4) (i) de  bajar dicho indicador en dos tercios entre 1990 y 2015.
 
Sin embargo, un estudio más detenido de los datos muestra que, si se observa solo la tendencia media, queda oculta la acelerada baja de las tasas en los últimos años. El descenso promedio de estas fue de apenas 1,2% al año entre 1990 y 1995, pero entre 2005 y 2012 hubo una reducción media anual de las tasas de mortalidad infantil de 3,9%. Este progreso reciente se acerca a la tasa promedio que se necesita para  alcanzar el ODM 4, ya que la tasa de mortalidad de menores de 5 años debe descender por lo menos  4% anualmente.

Asia meridional y África al sur del Sahara registran tasas más altas de mortalidad infantil

Tasa de mortalidad
 

Si se mira más allá de la media mundial, cinco de las seis regiones en desarrollo (i) del Banco Mundial (a excepción de África al sur del Sahara) han reducido su tasa de mortalidad de menores de 5 años en un 50% o más desde 1990. Asia oriental y el Pacífico, América Latina y el Caribe, Europa y Asia central, y Oriente Medio y Norte de África están encaminados para alcanzar el ODM 4, no así Asia meridional y África al sur del Sahara. Las cifras más altas de mortalidad infantil se registran en África al sur del Sahara, donde se producen en promedio 98 muertes de menores de 5 años por cada 1.000 nacidos vivos, unas 16 veces más que el promedio de los países de ingreso alto.

En general, el número de menores de 5 años que fallecen anualmente a nivel mundial ha descendido de 12,6 millones en 1990 a 6,6 millones en 2012. Aunque la cifra ha disminuido en todas las regiones, la proporción de decesos infantiles se concentra cada vez más en África al sur del Sahara y Asia meridional: el 81% de las muertes infantiles del mundo se produjo en estas dos regiones en 2012, en comparación con el 67% en 1990.
 

En India y Nigeria ocurre más de un tercio de todas las muertes de menores de 5 años a nivel mundial

 
 

Aproximadamente, el 99% de las muertes de menores de 5 años ocurre en países en desarrollo, y alrededor de la mitad de estos fallecimientos  se produce en solo cinco países: China, República Democrática del Congo, India, Nigeria y Pakistán. En India (22%) y Nigeria (13%) se registran en conjunto más de un tercio de todos estos decesos.

Cerca del 44% de las muertes de menores de 5 años se produce en el primer mes de vida 

 

 

La proporción de fallecimientos de menores de 5 años que ocurren en el período neonatal (primer mes de vida) aumentó del 37% en 1990 al 44% en 2012, porque la disminución de la tasa de mortalidad neonatal es más lenta que la de la tasa de mortalidad de niños mayores. Como se señala en este comunicado de prensa, la atención de la madre y del bebé en las primeras 24 horas de vida de cualquier niño es fundamental. Las inversiones constantes de los países para fortalecer los sistemas de salud son esenciales para asegurar que todas las mamás y los niños puedan tener buena atención médica más asequible.
 
Constantes esfuerzos para mejorar las estimaciones de la mortalidad infantil
 
El Grupo Interinstitucional de Naciones Unidas para la Estimación de la Mortalidad Infantil  (i) incluye como miembros de pleno derecho al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y la División de Población de las Naciones Unidas. Se formó en 2004 para compartir los datos sobre la mortalidad infantil, armonizar las estimaciones dentro del sistema de las Naciones Unidas, mejorar los métodos de valoración de la mortalidad infantil e informar sobre el progreso de los ODM. Los esfuerzos de UN-IGME y su grupo técnico asesor permiten que el mundo disponga de cifras mejoradas, confiables y transparentes sobre la mortalidad infantil.
 
Todos los datos, estimaciones y detalles sobre los métodos de UN-IGME pueden encontrarse en el sitio web Child Mortality Estimates (CME Info): childmortality.org. Las nuevas cifras también están disponibles en las bases de datos del Banco Mundial: Indicadores del desarrollo mundial (i) y HNPStats (i). Para obtener más información puede descargar el último informe “Niveles y tendencias de la mortalidad infantil”. (i)