Syndicate content

Añadir nuevo comentario

Organizaciones públicas, privadas e internacionales exigen una revolución de los datos

Derek Fromson's picture
Esta página en: English | العربية | Français

¿Qué se necesita para que los datos de libre acceso sean la opción predeterminada en el caso de todos los datos públicos? ¿Cómo los países en desarrollo pueden aprovechar las nuevas fuentes de datos del sector privado? ¿Qué pueden hacer las organizaciones públicas y privadas para mejorar la calidad de la recolección de datos, especialmente en las naciones en desarrollo? Estas fueron algunas de las preguntas que se discutieron durante el reciente evento sobre la revolución de los datos que tuvo lugar en el marco de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial, “Conversar acerca de una revolución de los datos”, así como en una sesión vespertina a la que asistieron representantes del sector privado. Algunos participantes señalaron que el desafío no se trata siempre de la apertura de los datos, sino que más bien si los datos existen o no. Si los datos son accesibles, y pueden ser usados libremente, reutilizados y redistribuidos por cualquier persona, entonces son realmente datos de libre acceso.

El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se refirió a la importancia de usar los datos para ayudar a la sociedad.

World Bank Group President Jim Yong Kim delivers closing remarks about the importance of using data for social good.
 

Los expertos en datos del Banco y los especialistas en datos de libre acceso de los sectores público y privado pidieron más experimentación y alianzas más sólidas. “¿Por qué las organizaciones de desarrollo estamos hablando solo entre nosotros mismos, cuando el sector privado ya está utilizando los datos para innovar?”, preguntó Haishan Fu, directora del Grupo de gestión de datos sobre el desarrollo del Grupo del Banco Mundial (DECDG).

El papel de los datos en el desarrollo

Haishan Fu, DECDG's Director, stresses the importance of collaborating with the private sector about data use.

Gavin Starks, director ejecutivo del Open Data Institute, enfatizó en  la importancia de crear una cadena de suministro de datos de libre acceso.

En el discurso de apertura del evento de la mañana, el vicesecretario general  de las Naciones Unidas (ONU), Jan Eliasson, describió cuatro medidas que la comunidad internacional debe tomar para impulsar la revolución de los datos: financiamiento e inversión en la capacidad estadística de los países, especialmente en el mundo en desarrollo; exploración de nuevas fuentes de datos, incluidas aquellas que provienen de los ciudadanos individuales; aprovechamiento de las tecnologías avanzadas, como las herramientas de visualización que hacen que los datos sean más comprensibles, y la “liberación” de datos para “desencadenar la creatividad analítica de los usuarios” y pedirles rendición de cuentas a los encargados de formular  las políticas.

Se necesita una revolución total, ya que la manera en que producimos y utilizamos los datos es esencial para tomar mejores decisiones. “Los datos de libre acceso son fundamentales. Necesitamos que los datos legibles por máquinas estén disponibles para que todos los usen”, dijo Nick Dyer, director general de Políticas y Programas Mundiales del  Departamento de Desarrollo Internacional (DFID, por sus siglas en inglés) (i) del Reino Unido. “El DFID ha creado una plataforma de datos de libre acceso. Una vez que liberas los datos, hay dos impactos positivos: se obliga a los productores de los datos a mejorar la precisión y la calidad de ellos, y se destaca qué tipos de datos son de mayor interés para las personas”.
 
Surgieron algunas preguntas sobre cuál debería ser el papel apropiado de las instituciones internacionales y los gobiernos nacionales en la construcción de una red más amplia de datos accesibles sobre demografía, economía y salud. El ministro de Hacienda de Malawi, Maxwell Mkwezalamba, (i) proporcionó un atisbo de aquello durante su discurso, en el que habló de los esfuerzos de su Gobierno para mejorar y hacer disponibles los datos sobre proyectos de desarrollo a través del sistema de gestión de información de ayuda del país y mediante el lanzamiento de una  plataforma de ayuda de libre acceso, (i) que muestra la ubicación geográfica de los proyectos en los países. La plataforma presenta actualmente datos de ayuda, que pertenecen a los países, de Bolivia, Haití, Honduras, Nepal y Malawi.
 
Cómo hacer que los datos sean útiles y estén disponibles en todas partes
De modo que ¿cuáles son las cosas fundamentales que deben ocurrir para que los datos estén disponibles para todos? Hubo consenso en cuanto a mejorar la confiabilidad, la oportunidad y la calidad de los datos, junto con su accesibilidad y la rendición de cuentas. Reconociendo las limitaciones de presupuesto, la prioridad debe estar en producir menos pero mejores datos. Invertir en datos de calidad y en la capacidad estadística no puede ser una idea de último momento, esta debe ocupar un lugar central.
 
Open Data Institute CEO Gavin Starks emphasizes the importance of building a supply chain for open data.

Open Data Institute CEO Gavin Starks emphasizes the importance of building a supply chain for open data.

“Los mejores datos no son un complemento para el desarrollo. Este es un momento de grandes promesas y los datos necesitan ser una meta fundamental en la campaña del Banco Mundial para poner fin a la pobreza”, dijo Haishan Fu. El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, durante su discurso de clausura, también indicó que la institución ha asumido un firme compromiso con respecto a la agenda de la revolución de los datos: “Los datos actuales sobre el desarrollo no son suficientemente buenos. Necesitamos fundamentalmente repensar cómo utilizamos los datos para ayudar a la sociedad”.

También será esencial trabajar juntos para crear una demanda de datos de libre acceso desde abajo hacia arriba, apoyando a los ciudadanos, la sociedad civil y los medios de comunicación para que puedan acceder, interactuar y utilizar con eficacia los datos de libre acceso de modo de participar más activamente en la toma de decisiones que afectan sus vidas.

Un cambio transformador en los datos y en la capacidad estadística requiere mejoras significativas en la producción, calidad y uso de los datos. “Esto requerirá inversiones en instituciones, el desarrollo de capacidades de las autoridades estadísticas, un cambio en la cultura del uso de datos para avanzar hacia una toma de decisiones en materia de políticas y en general que se base más en la evidencia, y un mejor uso de la tecnología”, dijo Mahmoud Mohieldin, enviado especial del presidente del Grupo del Banco Mundial, durante el inicio del evento. “También se puede requerir tanto una evolución como una revolución para arreglar el sistema de los datos”.

Consolidación de las alianzas
Otro tema que sirvió como telón de fondo fue: “¿Cómo puede el programa de desarrollo posterior a 2015 transformar las iniciativas de datos para mejorar la rendición de cuentas y ofrecer nuevos servicios?”. Ese asunto fue abordado de varias maneras, por ejemplo a través de más asociaciones público-privadas que definirán la agenda y una propuesta del Grupo del Banco Mundial de desarrollar una iniciativa de “datos por objetivos” que permita cerrar las brechas de datos que son clave en la consecución de las metas de reducción de la pobreza y fomento de la prosperidad compartida. La idea de crear alianzas para abordar los datos de libre acceso estaba en la mente de muchos. “Crear una cadena de suministro de datos de libre acceso y trabajar con empresas que dependen de la oferta de datos ayuda a mantener la presión política sobre los Gobiernos para que sigan entregando los datos”, señaló Gavin Starks, director ejecutivo del Open Data Institute. (i)

U.N. Deputy Secretary-General Jan Eliasson outlines four steps that will help drive the data revolution forward.

El vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, describió cuatro medidas que ayudarán a impulsar la revolución de los datos.

Durante la sesión vespertina, dirigida a profesionales del sector privado, había un sentido de urgencia y mucho entusiasmo para asociarse con el Banco en temas de datos sobre el desarrollo. Quedó de manifiesto que el Banco debe aportar preguntas y necesidades claras a la conversación. Los representantes del sector privado indicaron que pueden hacer cosas muy potentes con mashups de datos, pero necesitan una orientación clara del Banco. Que la apertura de los datos sea una opción predeterminada es un buen comienzo.

Este encuentro incluyó varios talleres en grupo para analizar las oportunidades de combinar datos públicos con datos del sector privado que aborden desafíos fundamentales del desarrollo; aprovechar los nuevos servicios e infraestructura tecnológica; tener un planteamiento relativo al uso de sistemas para equilibrar los incentivos y la protección de los datos, y contar con modelos exitosos de participación delas instituciones públicas, privadas y académicas y las ONG.

Se citaron varios ejemplos sobre las oportunidades de unir datos públicos y del sector privado para abordar los retos clave del desarrollo, incluidos el uso de datos para aliviar el hambre y hacer el seguimiento de la comida que no se vende y comprender, a través de ellos, cuánta comida se desperdicia en lugar de usarla para aliviar la pobreza. También se analizó el empleo de los teléfonos inteligentes en la minería de datos y cómo aprovechar el alcance de los celulares en las zonas rurales. La combinación de datos públicos y privados fue considerada como uno de los catalizadores para las alianzas de ambos sectores en el área de los datos sobre el desarrollo.

Los representantes del sector privado también señalaron que sería más fácil participar en una perspectiva más limitada  que en una más amplia. El equipo de la Iniciativa Pulso Mundial de la ONU mencionó su concepto “filantropía de datos”, que intenta desarrollar soluciones viables que ofrecen una manera segura de compartir los datos del sector privado para ayudar a la sociedad. En este debate, se pidió al Banco ser muy preciso al formular las preguntas correctas. En lugar de hablar de modo abstracto sobre lo que se puede hacer, el enfoque debe estar en cuestiones claras de modo que el sector privado sepa lo que el Banco quiere y qué temas específicos necesitan ser resueltos.

De modo que ¿para qué debería el Banco utilizar los diálogos? ¿Cómo debe medir el Banco el rendimiento de sus inversiones en proyectos de datos? ¿Cuáles serían las colaboraciones más valiosas con el sector privado? Las respuestas a estas preguntas —y los dinámicos debates en torno a ellas— subrayan el hecho de que ya se está sintiendo el efecto de la “revolución de los datos”. Lo que se necesita es un enfoque sistemático para usar al máximo el potencial de esta revolución.

-----------------------------

Finanzas del Grupo del Banco Mundial es el sitio web donde se encuentran los datos financieros de libre acceso del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y la Corporación Financiera Internacional (IFC). Este portal contiene conjuntos de datos de préstamos, contratos, fondos fiduciarios, inversiones y estados financieros. Una aplicación móvil (i) relacionada se encuentra disponible para teléfonos inteligentes y tabletas con sistemas Android y iOS en la tienda de Google y en la tienda de iTunes, respectivamente. Los usuarios de esta aplicación pueden tener acceso fácilmente a datos financieros y operacionales del Banco Mundial en nueve idiomas. Únase y participe en la conversación sobre estos temas en Twitter. (i)