Syndicate content

¿Cómo sería una alianza mundial que propicie una revolución de los datos?

Grant Cameron's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية

//openclipart.org/detail/168029La agenda de desarrollo posterior a 2015 se centrará en las pruebas. El mantra “financiamiento para lo que funciona” está ganando impulso, y los responsables de la formulación de políticas esperan ansiosos contar con mejores estadísticas para diseñar medidas y hacer un seguimiento del desempeño de estas. El Grupo de Alto Nivel sobre la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015 lo expone claramente: quiere ver una “revolución de datos” a nivel mundial.
 
Una revolución necesita revolucionarios (y aquí hay un par de verdaderos pioneros de los datos). (i) Pero ¿cómo pueden reunirse diversos actores de todo el mundo para ayudar a que mejoren los datos sobre el desarrollo? El grupo recomienda una nueva “alianza mundial sobre datos de desarrollo”; este blog propone algunas ideas de cómo esta podría funcionar y diferenciarse de esfuerzos anteriores. Me gustaría saber qué piensan los lectores.

 
Mejorar frecuencia, calidad, disponibilidad y usabilidad de los datos

El objetivo de la alianza sería impulsar un mejoramiento de la frecuencia, calidad, disponibilidad y usabilidad de las estadísticas relevantes en materia de desarrollo. En pocas palabras, abordaría las deficiencias en el uso y la cobertura de los datos en los países en desarrollo existentes en el mercado en la actualidad. Esto lo haría, por ejemplo, concitando y manteniendo la atención en estos temas y promoviendo el apoyo financiero y el intercambio de conocimientos y tecnologías.
 
Una red amplia e inclusiva, que responda a las nuevas tendencias

La alianza buscaría contar con diversos colaboradores y realizar una amplia gama de actividades,   lo cual sería novedoso en este ámbito. Debido al rápido avance de la tecnología, los datos, los usuarios y proveedores de los mismos, la alianza necesita tener entre sus miembros a Gobiernos, oficinas nacionales de estadísticas, organismos donantes, organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales y nacionales, instituciones académicas y de investigación, el sector privado, y otros. Se necesita invertir en investigación y ser flexibles para adaptarse a las nuevas ideas y tendencias.

Para cumplir con los requisitos de inclusión y flexibilidad, y la esperada labor de promoción y convocatoria, la alianza funcionaría mejor como una de red con grupos de trabajo: muchas piezas, unidas de manera flexible por una Secretaría que facilitaría la colaboración virtual y en persona, las comunicaciones públicas, y que entregara informes a cumbres de alto nivel y similares.
 
Diagnósticos y monitoreo para la fijación  de objetivos

La labor y la fijación de objetivos se iniciarían con evaluaciones de diagnóstico de los datos de los países que consideren cuatro a cinco esferas de problemas en las áreas principales. Algunos ejemplos de estas esferas podrían incluir:
·         Cobertura y calidad de los datos.
·         Documentación de los datos.
·         Accesibilidad, usabilidad y “apertura” de los datos.
·         Infraestructura tecnológica y administración de los datos.
·         Uso de fuentes “alternativas”, como métodos innovadores de recopilación de datos, (i) compilación de datos durante la entrega de servicios públicos, (i) y, por supuesto, “grandes conjuntos de datos”. (i)
 
Grupos de trabajo y fuentes de financiamiento para cerrar vacíos de datos

Se crearían inicialmente grupos de trabajo para realizar tareas en cada una de las esferas de problemas. Se trataría de grupos autoorganizados sobre la base del interés mutuo, la combinación adecuada de capacidades, y las necesidades identificadas en el diagnóstico mencionado anteriormente. Se propondría la formación de grupos iniciales centrados en esferas de problemas y que se asume evolucionarían según las necesidades. No todos los miembros de la alianza participarían en la solución de todos los problemas.

La alianza proporcionaría una fuente común de financiamiento en la medida de lo posible. Los instrumentos de financiación serían adaptados a la naturaleza de los problemas específicos. A los actuales mecanismos de financiación que respaldan la producción, el uso y la accesibilidad de los datos, se podrían añadir:

·         Instrumentos para anticipar inversiones en datos (útiles para establecer algunos puntos de referencia desde el principio).
·         Fondos para “desafíos”, basados en el trabajo de diagnóstico. Por ejemplo, la alianza podría organizar competencias mundiales de ideas sobre cómo resolver problemas prioritarios, y financiar la implementación de las mejores propuestas o resultados.
·         Fondos para “innovación”, destinados a catalizar la investigación sobre la mejor manera de usar las fuentes alternativas de datos, a medida que se convierten en algo habitual en los países en desarrollo.
 
¡Manos a la obra!

No sabemos si este tipo de alianza funcionará, por lo que es necesario que realicemos pilotos para ponerlo  a prueba. Podríamos comenzar con una rápida evaluación de algunas esferas de problemas en unos pocos países. Se podrían desarrollar algunos grupos de trabajo experimentales para encontrar formas de llenar los vacíos. Aquí, la atención se centraría en la búsqueda y aplicación de ejemplos de lo que ha funcionado en otros países (en circunstancias similares). A medida que aprendamos qué nuevas formas de colaboración  marchan bien, se ampliarían los problemas que se abordarán.

¿Es usted un revolucionario en esta área? ¿Puede ayudar a comenzar una revolución de datos?

Conéctese a la sesión en vivo sobre el "Marco mundial de desarrollo para después de 2015" el jueves 10 de octubre. (i)

Añadir nuevo comentario