Syndicate content

Es el momento para crear un fondo de datos de libre acceso

Prasanna Lal Das's picture
Esta página en: English | Français

 

A nadie le importan los datos de libre acceso, y está bien que así sea. La gente está preocupada del trabajo, el aire limpio, la seguridad, la educación, la salud y cosas por el estilo. Y para que los datos de libre acceso sean pertinentes y tengan significado, deben convertirse en un aporte que responda a las inquietudes y necesidades de las personas.

Semanas atrás escribimos que el sector privado está usando cada vez más los datos de libre acceso en formas que no solo son económicamente viables, sino que además generan un impacto social mensurable. Lo que falta es el financiamiento que pueda ayudar a catalizar el crecimiento de las empresas dedicadas al manejo de datos en las economías emergentes. Estamos creando un fondo que abordará esta necesidad específica.
 
El contexto

Firmas como ClimateCorporationOpowerBrightscopePanjivaZillowDigital Data Divide y muchas otras demuestran que es posible romper esquemas (en sectores establecidos como la agricultura, salud y educación) ser innovadores (a través del espectro de datos, desde la recopilación hasta el almacenamiento, los análisis y la divulgación), tener rentabilidad y al mismo tiempo lograr un impacto social. Para ello, puede ver las conversaciones con Ines Kapphan (i) de ClimateCorporationAsh Casselman (i) de Metabiota y Joel Gurin (i) de GovLabs@NYU sobre cómo las compañías de datos abiertos enfrentan problemas complejos del desarrollo en sectores empresariales de alto impacto; su trabajo vanguardista es una clara muestra de la creciente madurez de la industria.

Sin embargo, aún no queda claro si las empresas de datos abiertos son solo un fenómeno del mundo rico ¿o si los empresarios de las economías emergentes pueden establecer grandes compañías a partir de datos de libre acceso (al estilo de los ejemplos anteriores)? (i)

En nuestro reciente blog identificamos cuatro temas que dificultan el crecimiento de las empresas de datos en los países emergentes:

1.     Datos: la materia prima; poca disponibilidad en la mayoría de los países.
2.     Políticas: un mecanismo facilitador; no es un área de atención en muchas economías.
3.     Capital humano: los motivadores; se requieren personas con conocimientos de altísimo nivel, las cuales a menudo no se encuentran en el mercado laboral.
4.     Financiamiento: el mecanismo catalizador; los inversionistas son demasiado reacios a asumir riesgos en un mercado emergente con necesidades poco convencionales.

La buena noticia es que hay muchos esfuerzos en marcha para abordar la parte de la ecuación que tiene que ver con el entorno facilitador, mencionado en los primeros tres puntos. La recién lanzada Partnership for Open Data (i) (POD, por sus siglas en inglés) es un excelente ejemplo. Sin embargo, el desafío del financiamiento todavía sigue pendiente (aparte de las incubadoras u otros mecanismos de donaciones), aun cuando las empresas de macrodatos en las economías desarrolladas están llamando mucho la atención de los inversionistas. (i)
 
El Fondo

En nuestra opinión, se trata de una brecha crucial y puede resultar muy difícil mantener las iniciativas de datos de libre acceso sin mostrar un impacto cuantificable para el desarrollo/economía (por mucho que nos guste creer que los datos abiertos del Gobierno son un derecho fundamental por el cual los ciudadanos ya han pagado). En ciertos casos, el éxito comercial es una de las formas más tangibles de medir el impacto de las iniciativas de datos de libre acceso; este aspecto también puede ayudar a crear el tipo adecuado de sistema de retroalimentación que estimule a los Gobiernos a profundizar en el tema y mejorar el entorno normativo relacionado. Las empresas de macrodatos también parecen ocupar un nicho interesante: ganancias y bien social (no en términos universales pero con suficiente frecuencia). Como lo demuestran los ejemplos anteriormente citados, el trabajo de muchas empresas orientadas a los datos, que por lo general se basan en datos públicos que tratan sobre el desarrollo, tiene consecuencias sociales positivas (Zillow ayuda a crear un mercado de bienes raíces más transparente, Opower apunta a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y Digital Divide Data se enfoca en crear empleos administrativos en comunidades desfavorecidas). El sector privado no es la panacea para el desarrollo, pero para los organismos en esta área que tienen interés en los datos de libre acceso, hay aquí una gran oportunidad económica y de desarrollo.
 
Por consiguiente, estamos trabajando para crear un nuevo fondo (nombre provisional: Fondo POD) que invierta en empresas de economías emergentes que tengan un potencial de mercado demostrable y que se centren en resultados sociales. A medida que los Gobiernos facilitan la apertura de nuevos datos (seguidos quizás por el sector privado), el Fondo apoyará a las firmas que creen nuevos productos y servicios que ganen dinero pero que además ayuden a resolver los antiguos desafíos del desarrollo.

El Fondo todavía es un concepto, pero aquí presentamos algunas cuestiones que se escuchan con frecuencia al respecto.

¿Quién establecerá el Fondo (será un fondo del Banco Mundial)?

Todas las opciones están sobre la mesa pero en la actualidad tenemos pensado que el Fondo sea un instrumento de inversión independiente administrado por un gerente de inversiones externo (cuyas alternativas de inversión se rijan por parámetros establecidos por los accionistas mayoritarios). Es ideal que este gerente tenga experiencia global y un historial de gestión en fondos similares. Vea en este blog las noticias sobre posibles asociados.

¿Cuál será el propósito del Fondo?

Está pensado como un fondo que genere mercados, diseñado para abordar una falla específica del mercado que dificulta a los empresarios/empresas encontrar financiamiento para las compañías dedicadas a los datos de libre acceso en los mercados emergentes. La idea es empezar pronto, ahora que las firmas pioneras en esta área están luchando para establecer un punto de partida y darles apoyo para mejorar su situación y que puedan demostrar el impacto que tienen de modo que puedan atraer el interés de los inversionistas más tradicionales.

¿En qué invertirá el Fondo?

En empresas en los mercados emergentes que usan datos para generar impactos sociales. Las inversiones se harán en la forma de capital accionario o préstamos e incluso podrían incluir inversiones en otros fondos. Mucho dependerá de la naturaleza de los mercados en los que comience a trabajar el Fondo (países como Brasil, India, Indonesia, México y Rusia son posibles candidatos para iniciar el Fondo, pero no hay una lista exhaustiva debido a que casi 60 países tienen ahora programas de “Gobierno Abierto”). Los sectores de interés incluyen transporte, energía, salud y cambio climático.

¿Cómo será la estructura del Fondo (quién invertirá en él)?

Proponemos que el Fondo tenga diferentes niveles de tramos de riesgo que abarquen distintos perfiles de riesgo/rentabilidad. Es probable que los primeros inversionistas estén más interesados en los datos para el desarrollo, un horizonte a largo plazo, un alto interés de asumir riesgos y una inclinación bien definida hacia los impactos sociales. Idealmente, los primeros inversionistas también tendrán fuertes conexiones ya sea con el Gobierno o con el sector privado en los países/regiones donde se llegue primero, además de un interés consolidado en uno o más sectores del desarrollo que podrían ser las primeras áreas objetivo del Fondo.

¿Existe una cartera suficiente? 

Sí. Estamos en medio de una evaluación de la cartera en varias regiones/países, como India, Rusia, África, América Latina, y Asia oriental y meridional, entre otros, y las primeras conclusiones son alentadoras.
 
Si ya hay tantas oportunidades prometedoras ¿por qué el sector privado no está invirtiendo en ellas?

El sector privado es por naturaleza reacio a asumir riesgos y este es un mercado muy nuevo; el caso más evidente de lo anterior son la mayoría de las economías de mercado emergentes. Por lo tanto, el Grupo del Banco Mundial puede cumplir una función muy importante al invertir en empresas que tengan el potencial de demostrar al sector privado que se puede lograr un buen rendimiento ajustado en función del riesgo y que, a su vez, catalicen más inversión privada y ayuden a hacer crecer el mercado.

¿Serán las inversiones demasiado pequeñas para ser rentables?

Quizás. Aunque vemos el potencial de grandes inversiones, es probable que muchas inversiones sean relativamente pequeñas. Es por esto que el Fondo necesitará un gerente de inversiones con experiencia en la estructuración (quizás estandarización) de contratos más pequeños. También esperamos que la investigación inicial sobre la cartera muestre que esta puede incluir préstamos a empresas con buenos antecedentes, aunque no extensos, que busquen ampliar sus actuales actividades relacionadas con datos de libre acceso o expandir su área de acción para incluir a estos.

¿Es la falta de financiamiento un problema grave que impide el crecimiento de la economía de datos de libre acceso?

Sí, lo es. Las primeras investigaciones muestran que muchas empresas no tienen acceso a financiamiento ya sea para expandirse o desarrollar buenas ideas y recursos humanos de excelencia. Sin embargo, el financiamiento por sí solo no resuelve el problema. Los temas que identificamos sobre el entorno son de importancia fundamental: sin datos no se pueden crear empresas orientadas hacia los datos; sin las políticas apropiadas es muy fácil desincentivar la innovación y, sin duda, no podemos formar empresas sin personas con las capacidades adecuadas. Será vital entonces asegurar que el Fondo trabaje en estrecha coordinación con iniciativas de facilitación en terreno. Pero el financiamiento es clave; este agrega al marco los elementos de la rendición de cuentas y la obtención de resultados. Si usted puede respaldar a empresas de datos de libre acceso que son exitosas, estará haciendo lo correcto (y los resultados suelen ser blanco y negro). Otros objetivos de los datos de libre acceso –como la transparencia, el compromiso y la rendición de cuentas de los Gobiernos– siguen siendo válidos, pero el ángulo comercial ofrece beneficios cuantificables que suelen faltar en los marcos de evaluación de los datos abiertos.

¿Será un fondo exclusivamente comercial (qué pasa con el impacto en el desarrollo)?

Esta es quizás la pregunta más frecuente. Y la respuesta es sí, queremos que el Fondo genere utilidades. Sin embargo, si eso fuera todo, el Grupo del Banco Mundial (GBM) no se involucraría. Es muy importante que el Fondo genere rentabilidad social. Somos muy afortunados pues en el contexto actual hay cada vez más inversionistas que buscan resultados dobles y triples. Lo que se conoce como inversión con un ‘impacto sostenible’ es un área que está en crecimiento, en especial en los mercados emergentes, puesto que los inversionistas buscan diversificar su rendimiento. Por lo tanto, aunque será importante que los gerentes de inversiones del Fondo tomen decisiones acertadas para que el mecanismo permita aumentar el ingreso de más dinero en el sistema, también garantizaremos que las directrices sobre inversión aborden los objetivos de desarrollo (de hecho, en estos momentos estamos trabajando para crear un marco que permita medir el impacto sobre el desarrollo del uso de datos de libre acceso por parte del sector privado).

¿Cuánto tardará el Fondo en arrancar?

Para empezar, se necesita un socio fundador. Estamos acercándonos a posibles asociados que puedan hacer la inversión inicial. La Corporación Financiera Internacional (IFC), la institución del GBM que se dedica al sector privado, tiene una trayectoria de inversión en fondos como estos y, en la actualidad, estamos trabajando juntos para tratar de hacerlo realidad.

Estas son algunas de las preguntas que hemos escuchado hasta ahora. Por último, el resumen es: sí, se trata de una apuesta; la información perfecta para tomar decisiones de inversión aún no está disponible, pero las pruebas sobre su potencial crecen día a día y creemos que el Fondo puede arrojar grandes utilidades y también generar impactos en el desarrollo. Sin embargo, dado que el mercado es incipiente, esta es un área en la que necesitamos tanto del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para trabajar con los Gobiernos y crear un entorno favorable, como IFC para relacionarnos con las empresas del sector privado y demostrar el enorme potencial de negocios de la iniciativa. No obstante, esto no es el turno ni siquiera para la mayoría de los inversionistas tradicionales; se requiere que una o más instituciones reconozcan el potencial transformador de los datos de libre acceso, se preocupen por el impacto social y estén dispuestas a asumir los riesgos de generar un nuevo mercado. Para que esto se haga realidad, necesitamos el liderazgo y los esfuerzos tanto del sector público como del sector privado, a través de ambas instituciones del Grupo del Banco Mundial y sus correspondientes redes de asociados.
-----------------------------
Finanzas del Grupo del Banco Mundial es el sitio web donde se encuentran los datos financieros de libre acceso del BIRF, la Asociación Internacional de Fomento (AIF) e IFC. Este portal contiene conjuntos de datos de préstamos, contratos, fondos fiduciarios, inversiones y estados financieros. Una aplicación móvil (i) relacionada se encuentra disponible para teléfonos inteligentes y tabletas con sistemas Android y iOS en la tienda de Google y en la tienda de iTunes, respectivamente. Los usuarios de esta aplicación pueden tener acceso fácilmente a datos financieros y operacionales del Banco Mundial en nueve idiomas. Únase y participe en la conversación sobre estos temas en Twitter. (i).

Añadir nuevo comentario