Miembros de la comunidad wayuu en la Guajira colombiana. Jessica Belmont/BancoMundial El otro día le pregunté a mi hija de cinco años si sabía lo que era ser pobre. Primero dudó, pero luego estuvo…

Oscar Calvo-González |