Syndicate content

Agricultura 2.0: cómo la “Internet de las cosas” puede revolucionar el sector agrícola

Hyea Won Lee's picture
También disponible en: English | Français 
To Hoai Thuong (izq.) y Nguyen Van Khuyen (der.). Foto: Flore de Preneuf/Banco Mundial.

El año pasado mostramos cómo los agricultores vietnamitas en el delta del río Mekong se están adaptando al cambio climático. Presentamos a dos camaroneros: Nguyen Van Khuyen, que perdió su producción de camarones debido a que una estación excepcionalmente seca aumentó la salinidad del agua de su estanque, y a To Hoai Thuong, que logró mantener los niveles normales de producción añadiendo agua dulce a su estanque camaronero. Supongamos ahora que Nguyen diluyó su estanque este año, en que se ha registrado de nuevo una estación muy seca. Eso sería un buen comienzo, pero habría que enfrentar otras cuestiones prácticas. Por ejemplo, ¿qué cantidad de agua dulce debería agregar y cuándo debería hacerlo? ¿Con qué frecuencia debería examinar la salinidad del agua? ¿Y qué pasaría si no estuviera en su casa?

La historia de Nguyen ilustra algunos de los problemas que enfrenta la agricultura en el mundo y cómo estos se manifiestan a los agricultores en el terreno. Los agricultores, que deben producir más con menos, confrontan fenómenos como el rápido crecimiento demográfico, los cambios en la dieta, las limitaciones de recursos y el cambio climático. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la producción mundial de alimentos deberá aumentar un 70 % para satisfacer la demanda proyectada (PDF, en inglés) para 2050. Tener una gestión eficiente y optimizar el uso de los insumos agrícolas, como semillas y fertilizantes, será fundamental. Sin embargo, la gestión eficaz de estos insumos es difícil si no existe un monitoreo coherente y preciso. Los pequeños agricultores, que representan las 4/5 partes de la producción agrícola mundial en las regiones en desarrollo, (i) podrían mejorar los aumentos de la producción si consiguen la información correcta. Desafortunadamente, muchos de ellos todavía dependen de suposiciones en vez de datos para tomar sus decisiones.

Es en este terreno donde la agricultura puede obtener un poco de ayuda de la “Internet de las cosas” (IoT), o sea la interconexión digital de objetos cotidianos con la Internet. A través de la IoT, se pueden instalar sensores donde se desee −en el suelo, el agua o los vehículos− para recoger datos sobre metas relacionadas con los insumos, tales como la humedad del suelo y la salud de los cultivos. La información recopilada se almacena en un servidor o un sistema de nube inalámbrico, y los agricultores pueden acceder fácilmente a ella a través de tabletas y teléfonos móviles con conexión a Internet. Dependiendo del contexto, los agricultores pueden optar por controlar de manera manual los dispositivos conectados o automatizar completamente los procesos para cualquier acción que sea necesaria. Por ejemplo, para regar los cultivos, un agricultor puede instalar sensores de la humedad del suelo que pueden activar el riego cuando el nivel de estrés hídrico llegue a un umbral dado.
 
Ahora, volvamos al caso de Nguyen para mostrar cómo las soluciones de la IoT existentes podrían ayudarlo a responder las preguntas señaladas anteriormente. En primer lugar, se podrían instalar sensores −para la salinidad del agua, la temperatura y el nivel de apetito del camarón− con el fin de ayudarle a monitorear las condiciones del estanque y los camarones. Estos sensores estarían conectados al sistema de gestión del estanque −conformado por el controlador de agua, los alimentadores y los aparatos de aireación− de modo de indicarle cuándo él debería agregar el agua dulce para mantener niveles óptimos de salinidad y temperatura. Los agricultores como Nguyen podrán controlar remotamente el estanque con agua dulce usando aplicaciones móviles, siempre que ellos tengan una conexión a Internet y un teléfono inteligente.
 

MimosaTEK es una solución de IoT sobre el terreno.
Foto: MimosaTEK
Los beneficios que los agricultores obtienen cuando usan la IoT son de dos tipos. En primer lugar, estos sistemas ayudan a los agricultores a disminuir los costos de producción y los desechos al optimizar el uso de insumos. Además, los datos más precisos que se pueden recopilar ayudan a tomar mejores decisiones y, por ende, se pueden obtener mayores rendimientos.

Sin embargo, persisten los desafíos para la IoT en la agricultura en las regiones menos desarrolladas. Primero, en las zonas alejadas suele no haber redes de comunicación. Asimismo, se deben ofrecer incentivos apropiados a los agricultores para que adopten los sistemas de IoT, cuya instalación sigue siendo bastante cara en un principio.

La buena noticia es que hay organizaciones e iniciativas que ya han comenzado a abordar estos desafíos. Por ejemplo, MimosaTEK ayuda a los pequeños agricultores de Viet Nam a adoptar la agricultura de precisión que es posible gracias a la IoT. Las cooperativas de agricultores pueden arrendar dispositivos de hardware, lo que reduce los costos para los pequeños agricultores. Otro ejemplo es Eruvaka, (i) una nueva empresa india que ofrece soluciones de gestión de estanques acuícolas basadas en la IoT para ayudar a los agricultores como Nguyen a disminuir los riesgos y aumentar la productividad.
 
Las posibilidades son infinitas, pero es esencial tener información cuando se quiere usar la IoT en la agricultura. Esta es la razón por la que el Banco Mundial está iniciando una nueva serie de seminarios web acerca de la Internet de las cosas en la agricultura (IoT4Ag). Reconocemos el potencial de la IoT para promover la agricultura sostenible y queremos presentar a los actores innovadores que están liderando el cambio en esta esfera. Estamos conscientes también de los desafíos que conlleva usar y ampliar la IoT en la agricultura en el contexto del desarrollo, y queremos estimular el debate sobre cómo superar estos desafíos. Por último, este diálogo nos ayudará a entender el futuro de la agricultura y responder a los nuevos riesgos (i) que podría representar la utilización de la IoT en el sector, como por ejemplo el aumento de las amenazas a la privacidad y la ciberseguridad. (i)

Si está interesado en este tema y desea obtener más información, únase a nuestro próximo seminario web el martes 22 de agosto. Jehiel Oliver (i) de Hello Tractor se referirá a los tractores con GPS de su empresa –también conocidos como Uber para tractores– y su rol en el mejoramiento de la calidad de vida de los pobres en las zonas rurales. ¿Quiere participar en la conversación? Conéctese a la serie de seminarios web sobre la IoT4Ag (i) y obtenga más información sobre esta materia.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.