Syndicate content

Junio 2013

Por qué un mundo 4°C más cálido no provocará una crisis del agua

Julia Bucknall's picture
Se habla mucho de una crisis del agua. Los que trabajamos en este tema, en realidad no vemos solo una, ya percibimos desde ahora varias crisis del agua, que empeoran a medida que avanzamos hacia 2°C y, finalmente, 4°C por encima de las temperaturas de la era preindustrial. Se registran inundaciones en algunos lugares, sequías en otros, funcionamiento y mantenimiento deficientes que no permiten que la infraestructura proteja a los ciudadanos en algunos sitios, falta de aplicación de las normas que conducen a crisis de contaminación o sobreexplotación descontrolada de las aguas subterráneas en muchos otros. De manera que hay muchas crisis del agua, algunas causadas ​​por la naturaleza, otras por los seres humanos y en la mayoría de los casos, una mezcla de ambas. Cuando las crisis del agua se combinan con las crisis de gobierno y económicas estamos ante un colapso social. (i)
 
En la reciente versión del informe del Banco Mundial Turn Down the Heat (Bajemos la temperatura), los autores predicen numerosas crisis del agua en las tres zonas del mundo que examinan en detalle: Asia sudoriental, Asia meridional y África al sur del Sahara. Cada una de estas sería una verdadera crisis si se agregan inadecuadas decisiones humanas e inestabilidad política y económica.   El informe predice un mundo 2°C más cálido durante esta generación y al menos un 40% de probabilidades de llegar a 4°C o más al final del siglo. Para ese momento, estiman que el total de áreas extremadamente áridas y áridas en África se habrán expandido un 10% en comparación con el periodo 1986-2005. Donde aumenta la aridez, los rendimientos de los cultivos se reducen a medida que se acortan las estaciones. En Asia meridional, se prevé la ampliación de la estacionalidad, con una disminución de hasta un 30% de las precipitaciones durante la estación seca y un aumento del 30% en la estación húmeda en un mundo 4°C más cálido. Asia sudoriental enfrenta una combinación de efectos, con aumento de los niveles del mar, urbanización y régimen de  precipitaciones, todos los cuales cambian para crear una vulnerabilidad masiva en el delta del Mekong en particular.
 
Cambio climático en África afecta a los más vulnerables


Empresas del G-8 más transparentes: Resultados + impacto en el desarrollo = Sector privado abierto y colaborativo

Benjamin Herzberg's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Las empresas crean empleos y estimulan el crecimiento. Sin embargo, pueden hacer más. A medida que las presiones en materia de competitividad aumentan y los recursos de todo el mundo se vuelven más difíciles de sostener, las compañías previsoras han comenzado a adoptar nuevas prácticas colaborativas y abiertas que cumplen dos objetivos a la vez: mejorar los resultados y aumentar el impacto en el desarrollo.
 
¿Por qué las empresas hacen esto? No por viejos principios de hacer buenas obras, sino porque la solución de cuestiones de desarrollo en torno a la cadena de valor se convierte en una parte fundamental al hacer negocios mediante innovaciones de colaboración masiva, reducción de los costos y gestión de los riesgos.

Creación conjunta de Rwanda INTELIGENTE, África INTELIGENTE y un mundo INTELIGENTE

Hon. Jean Philbert Nsengimana's picture
Esta página en: العربية | Français

Por el Hon. Jean Philbert Nsengimana, ministro de la Juventud y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) de Rwanda

SMART Rwanda : ensemble, plaçons le pays, l’Afrique et le monde entier sous le signe des TIC

Rwanda está avanzando con paso seguro hacia su objetivo de convertirse en una economía y una sociedad rica en información y basada en el conocimiento, y un centro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en la región. Esta meta se refleja en nuestra Visión 2020, la subsiguiente estrategia a mediano plazo de desarrollo económico y reducción de la pobreza (EDPRS II) y el plan estratégico sectorial de las TIC 2013-2018.

A pesar de los desafíos, la juventud colabora para poner fin a la violencia de género en Nepal

Ravi Kumar's picture
Esta página en: Français

Hackatón en Nepal
Hay tormentas eléctricas. Hay una huelga. Y está el hackatón (i) para terminar con la violencia de género en Katmandú, Nepal. Y todo sucede el mismo día.

En un domingo lluvioso, algunos participantes se despertaron a las 5.00 de la mañana para caminar más de ocho millas y llegar al Trade Tower Business Center de Thapathali, el lugar donde se realiza el hackatón.

Es inspirador y estimulante.

Intensificar la economía del conocimiento en el mundo árabe

Anuja Utz's picture

Este blog fue escrito por Anuja Utz (i) y Mahmood Aldah, un interno que trabaja en el Programa de Economía del Conocimiento del Centro para la Integración en el Mediterráneo (i) (CMI).

La actual mano de obra de habla árabe tiene enormes desafíos por delante. Se deberán crear 40 millones de puestos de trabajo en el próximo decenio en esta región, donde existe el mayor índice de desempleo juvenil, sin mencionar que muchos países todavía atraviesan un periodo de transición política. La pregunta fundamental acerca de la creación de empleo es hacia dónde deben dirigirse estos países y cómo pueden llegar allí.

El avance hacia una economía del conocimiento y basada en la innovación es una idea que ya está madura. Los vínculos entre conocimiento e innovación (y, por extensión, productividad) son indiscutibles. Y de la misma manera que la productividad es un elemento fundamental de una economía, la educación puede considerarse como un pilar esencial de la economía del conocimiento.

A pesar del claro compromiso de la región con la enseñanza, los resultados en términos de años promedio de escolaridad han sido moderados en Oriente Medio y Norte de África (MENA). Y si bien los índices de matrícula secundaria y terciaria se han duplicado en esta región desde 1990, siguen siendo menos de un tercio de la tasa de matrícula universitaria en Estados Unidos y Europa occidental.

Otra preocupación es qué estudian estos alumnos. En más de la mitad de los países de la región, aproximadamente dos tercios de los estudiantes secundarios cursan ciencias sociales o humanidades. En un mundo donde la innovación tecnológica juega un papel crucial, la abrumadora atención hacia las ciencias sociales o las humanidades plantea la cuestión de si los jóvenes de la región pueden seguir siendo competitivos. Para afrontar el desafío de la competencia mundial y los rápidos cambios tecnológicos, los estudiantes deben dominar una variedad de las denominadas competencias personales —resolución de problemas, comunicación, trabajo en equipo, así como dominio de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) e idiomas extranjeros— que son esenciales para la posibilidad de obtener un empleo y tener mayores niveles de productividad.

Unir fuerzas para acabar con la violencia contra las mujeres en Asia meridional

Maria Correia's picture
Esta página en: العربية | 中文 | Français

77% de los hechos de violencia contra las mujeres en Nepal ocurre dentro del entorno familiar.

La violencia de género causa la muerte de más mujeres de entre 19 y 44 años que las guerras, el cáncer o los accidentes automovilísticos en todo el mundo. En Asia meridional, (i) este problema afecta a muchas personas y persiste en muchas formas, como lo muestran las siguientes estadísticas:

• En Bangladesh, (i) cada semana más de 10 mujeres sufren un ataque con ácido.
• En India, (i) 22 son asesinadas diariamente en actos violentos relacionados con la dote.
• En Sri Lanka, (i) el 60% de las mujeres denuncia haber sufrido abuso físico.
• En Pakistán, más de 450 mujeres y niñas mueren cada año en los denominados “homicidios de honor”.
• Y en Nepal, (i) esclavizar a las niñas es una práctica muy extendida. Los padres venden a sus hijas –normalmente entre los 6 y 7 años– para que trabajen como sirvientas.

No podemos permitir que esto continúe.

Retraso del crecimiento: El rostro de la pobreza

Sri Mulyani Indrawati's picture

A nivel mundial, 165 millones de niños menores de 5 años sufren de malnutrición crónica, también conocida como retraso del crecimiento, o baja estatura en relación con la edad. Gran parte de este daño ocurre durante el embarazo y los dos primeros años de vida. Esto significa que el niño no se ha desarrollado por completo y la situación es esencialmente irreversible: tendrá pocas esperanzas de alcanzar todo su potencial.

La evidencia nos dice que la malnutrición cuesta vidas, perpetúa la pobreza y frena el crecimiento económico. Ahora sabemos que casi la mitad de todas las muertes infantiles a nivel mundial se atribuye a la falta de una buena nutrición. He visto en mi propio país, Indonesia, cómo el retraso del crecimiento causado por este problema ha minado el futuro de muchos niños aún antes de su inicio. Los menores desnutridos son más propensos a tener un mal desempeño escolar  y abandonar la escuela que sus compañeros mejor alimentados, lo que limita sus ingresos en su vida adulta. Los datos de Guatemala muestran que los niños que tenían una buena nutrición antes de los 3 años están ganando casi un 50% más como adultos, y las niñas tuvieron una mayor probabilidad de tener una fuente independiente de ingresos y menos probabilidades de vivir en hogares pobres.

Una pequeña aldea de India enseña a terminar con la pobreza extrema

Sri Mulyani Indrawati's picture

Mujeres en india Foto: Nandita Roy / Banco Mundial
"Hace cinco años, yo no era nadie", me dijo Kunta Devi, sentada erguida contra la pared de su choza de barro de una sola habitación en Bara, una pequeña aldea del estado de Bihar, en la región oriental de India. "Ahora, las personas me conocen por mi nombre, y no solo por el nombre de mis hijos".

Yo estaba sentada en el suelo, enfrente de Devi, una madre de ocho hijos, que pertenece a una de las castas más vulnerables y socialmente excluidas de India. Recordó que cuando su esposo se lesionó y perdió su trabajo hace unos años, la familia fue empujada al límite –pasar de la subsistencia al hambre y la pobreza. En ese momento, Devi dio un paso audaz para una mujer pobre acostumbrada a vivir en las sombras de la sociedad. Se unió a un grupo de autoayuda de mujeres de su pueblo y obtuvo un pequeño préstamo para criar cabras. Con los ingresos que generó, reembolsó el primer préstamo y pidió otro, esta vez para arrendar tierras destinadas al cultivo de cereales. Volvió a solicitar un crédito cuando su familia tuvo una crisis de salud. Hoy en día, Devi posee varias fuentes de ingresos. También tiene planes para el futuro. Quiere abrir un restaurante en una calle concurrida. Y ahora que dos de sus hijos se han casado, desea encontrar una vivienda más grande para su familia que tiene más integrantes.

“Las mujeres dan vida”: Inversión en salud reproductiva

Jeni Klugman's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Las mujeres dan vida. La inversión en salud reproductivaEsta semana tuve el gusto de asistir a la conferencia “Las mujeres dan vida” (Women Deliver 2013) (i) en Kuala Lumpur, Malasia, el mayor encuentro mundial de la década que se centra en la salud y el bienestar de las mujeres y las niñas. El evento reunió a varios miles de personas de 140 países —entre ellos, muchos ministros y parlamentarios— con el fin de generar el impulso y el compromiso político con los derechos de las mujeres y las niñas y la salud reproductiva.

Escuchamos las voces de mujeres ricas y poderosas —como Melinda Gates y Chelsea Clinton— así como las voces que se ignoran con demasiada frecuencia, entre ellas las de las jóvenes, las minorías sexuales, las viudas, las mujeres con discapacidad y las que viven con VIH y sida. Me sentí realmente inspirada por la pasión de todos los participantes —de los cuales, por cierto, el 40% eran varones, una proporción bastante alta para eventos  relacionados con el tema del  género— y me hicieron recordar que el parto seguro y saludable de mis propios hijos es una experiencia que está muy lejos de la realidad de muchos millones de mujeres en todo el mundo.