Syndicate content

Mayo 2014

“Sin alimentos no habrá paz”

José Cuesta's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Pérdida y desperdicio global de alimentos por región  a. Porcentaje de pérdida total

Se ha hablado mucho sobre los disturbios por la falta de alimentos ocurridos en 2007 luego de las alzas en los precios mundiales de los alimentos. El interés generado por estos hechos está completamente justificado dado que hubo  muertos y lesionados. Además, es muy probable que en el futuro cercano ocurran más sucesos de esta naturaleza, si los precios de los alimentos siguen siendo tan elevados e inestables en el mundo. No se puede esperar que estos desórdenes dejen de pasar cuando se vive en un entorno en que las condiciones meteorológicas son cada vez más impredecibles, en que los Gobiernos para enfrentar las dificultades y presiones  toman fácilmente medidas de políticas comerciales inducidas por el pánico y en que continúan sucediendo desastres humanitarios relacionados con los alimentos.

En la actualidad, las crisis causadas por los precios de los alimentos han provocado una y otra vez una gran inestabilidad sociopolítica de carácter espontáneo, por lo general en las ciudades. Sin embargo, no todos los episodios violentos han surgido repentinamente y se sabe, por ejemplo, que la creciente competencia a largo plazo por la tierra y el agua también genera conflictos. Cuando se suman la pobreza y las disparidades generalizadas, las reivindicaciones básicas y la falta de redes de protección social adecuadas, el resultado es una combinación donde la inseguridad alimentaria y el conflicto estarán estrechamente relacionados. Ciertamente, la lista de estos tipos de eventos violentos es muy extensa y la última edición de mayo de Alerta sobre precios de los alimentos muestra ejemplos ocurridos en Argentina, Camerún, Pakistán, Somalia, Sudán y Túnez.

Derribar las barreras para el intercambio del conocimiento

Nena Stoiljkovic's picture

En el desarrollo internacional, el conocimiento es nuestro bien más valioso. El conocimiento correcto aplicado en el momento adecuado podría cambiar las vidas de aproximadamente 1000 millones de personas que ahora viven con menos de US$1,25 al día. Como respuesta a sus circunstancias, el Grupo del Banco Mundial ha establecido dos ambiciosas metas: poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida para el 40 % más pobre de la población en los países en desarrollo.
 
Para lograr estos objetivos, debemos utilizar todos los activos del Grupo del Banco Mundial: nuestras finanzas; nuestra presencia global y poder de convocatoria y, especialmente, nuestro enorme acervo de conocimientos y experiencia. Si reunimos el mejor conocimiento mundial, lo compartimos rápidamente y ayudamos a los países a que lo apliquen a los problemas locales, podemos empoderar a los pobres para que den forma al futuro de sus países.
 
No todos nuestros conocimientos están en un estante, o son productos digitales y contenidos multimedia. La mayoría está en las mentes de nuestros miles de expertos que trabajan en más de 120 países en todo el mundo.

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture
Esta página en: English

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.

Si tienes 22 años: Viaja y ve cómo vive la gente

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية

 Jim Yong Kim with Father Jack in PeruFoto: Jim Yong Kim con el padre Jack en Perú.


Cuando cumplí 22 años, tuve algunas dificultades. Llevaba apenas dos meses en mi primer año en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. Había pasado desde un ambiente de estudios de pregrado en la Universidad de Brown, donde era un activista que compartía con un grupo de pares muy diversos, a una situación en la que tenía que aprender de memoria anatomía usando un manual  todas las noches. Esto fue realmente decepcionante.

1 de cada 3: ¿Qué hace falta para que usted se enfade?

Marina Galvani's picture
Esta página en: English | Français | 中文 | العربية

Circunstancia © Hanifa AlizadaLa exposición “1 de cada 3” se inspiró en la obra de una joven fotógrafa afgana, Hanifa Alizada, (i) y elegí su foto “Circunstancia” para este blog, ya que transmite la marcha dolorosa en la que todos estamos presentes para luchar contra este increíble nivel de violencia que sufren las mujeres y niñas en el mundo. La exhibición destaca que esta epidemia realmente no distingue ninguna clase socioeconómica. No reconoce origen étnico, raza, religión, o nivel educativo. El flagelo de la violencia de género trasciende las fronteras internacionales.
Nuevas investigaciones de la Organización Mundial de la Salud concluyen que un 35 % de las mujeres a nivel mundial —1 de cada 3— son sometidas a maltratos durante su vida, en su mayoría por sus maridos o parejas, y estos actos de violencia se traducen en un enorme costo personal y económico.

Acontecimientos terribles, como una violación en grupo en un autobús, son destacados en los titulares de los medios de comunicación, pero en realidad no hay lugar más inseguro para una mujer que su propio hogar. Solo las estimaciones de la pérdida de productividad oscilan entre el 1,5 % y el 2 % del producto interno bruto (PIB), lo que equivale al gasto en educación primaria de la mayoría de los países en desarrollo.
 
Con “1 de cada 3”, el Programa de Arte del Grupo del Banco Mundial busca incentivarla(o) a participar y actuar para combatir la violencia de género.
 
Esta exposición reúne datos concretos a través de unas 80 obras de arte poderosas y con distintas tonalidades, que exploran las diversas formas en que la violencia afecta las vidas de las mujeres y niñas en todo el mundo.
 
Estos trabajos transmiten el impacto de la violencia doméstica tal como la experimentan o presencian los niños, como en las pinturas de Laben John (i) de Papua Nueva Guinea, y de la violencia sexual y de género como arma de guerra, que queda en evidencia en la escultura de Freddy Tsimba de la República Democrática del Congo.
 
El artista Nasheen Saeed de Pakistán representa el abandono total que sufren tantas niñas en sus propias familias, simplemente porque son niñas.

Para combatir la desigualdad tenemos que eliminar las disparidades en la infancia

Ana Revenga's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Parece que todo el mundo está hablando de la desigualdad (i) en estos días y yo, por mi parte, estoy contenta de ver que este tema está siendo destacado durante los debates sobre el desarrollo.

Podemos analizar de varios modos la falta de igualdad, todos los cuales están relacionados. La desigualdad de resultados —que se expresa en las diferencias en los logros académicos, la evolución profesional, los ingresos, etc.— es una de las maneras más evidentes y que, en sí misma, no es necesariamente negativa. El premio al esfuerzo individual, a los talentos innatos y a las opciones de una vida mejor puede incentivar la innovación y el espíritu empresarial, y ayudar a impulsar el crecimiento.  

Lo que aprendí de Bill Gates

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文



Tengo el gran privilegio en mi trabajo como presidente del Grupo del Banco Mundial de hablar con algunos de los líderes políticos y empresariales más creativos del mundo. Uno de los temas constantes en todas estas conversaciones es el reconocimiento de que debemos acelerar la innovación para terminar con la pobreza extrema y que el crecimiento económico beneficie a todos los sectores de la sociedad. Lo que nos falta es un consenso claro sobre las mejores maneras de alentar y llevar a la práctica las nuevas ideas.

Por qué el desarrollo del sector privado es crucial para Marruecos

Joumana Cobein's picture

También disponible en: English | العربية | Français

Empresario en Marruecos © Banco MundialComo muchas economías en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), Marruecos depende del sector público. Sin embargo,  dado que se espera que la economía marroquí solo crezca alrededor de 3 % en 2014 después de haber crecido casi 5 % en 2011, está claro que el sector público necesita toda la ayuda que pueda conseguir.

La mejor manera es facilitar el desarrollo del sector privado. Esto se puede hacer, según la Corporación Financiera Internacional (IFC), a través de servicios de asesoría y soluciones de inversión amplias para atraer dinero de fuentes externas, respaldo a los negocios locales y creación de puestos de trabajos que son tan necesarios.

Para empezar a reducir los niveles de desempleo —que han sido superiores al 10 % desde 2005—, la economía debe crecer por lo menos 7 % cada año. Y en este sentido, una prioridad especial es la creación de empleos y la inclusión de los jóvenes y las mujeres.

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.