Syndicate content

Julio 2014

Por qué los inversionistas respaldan la fijación del precio del carbono

Global Investor Coalition on Climate Change's picture
Esta página en: 中文 | Français | العربية

También disponible en: English


Por Stephanie Pfeifer, Grupo de Inversionistas Institucionales sobre el Cambio Climático (Europa); Nathan Fabian, Grupo de Inversionistas sobre el Cambio Climático (Australia/Nueva Zelandia); Chris Davis, Red de Inversionistas sobre el Riesgo Climático (América del Norte), y Alexandra Tracy, Grupo de Inversionistas sobre el Cambio Climático de Asia.
 
El economista británico Lord Nicholas Stern ha calificado al cambio climático como “el mayor fracaso del mercado que el mundo haya visto”. No fijar el precio de las emisiones de carbono deja al mercado sin recursos para abordar el daño creado por estas emisiones. Y sin la existencia de un costo asociado a una actividad perjudicial, los que participan en el mercado no tienen incentivos para buscar alternativas menos nocivas. Afortunadamente, esto está cambiando.

Mercado de bonos verdes alcanza un máximo de US$20 000 millones; se amplía a nuevos emisores, estructuras y monedas

Heike Reichelt's picture
Esta página en: Français | 中文

Disponible también en: Inglés


Emisiones anuales de bonos verdes

En enero, el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, instó a la audiencia en el Foro Económico Mundial de Davos a mirar de cerca los bonos verdes, una nueva prometedora forma de financiamiento para el desarrollo climáticamente inteligente. Este mercado había superado los US$10 000 millones en nuevos bonos durante 2013. El presidente Kim llamó a que se duplique (i) esa cifra cuando se realice en septiembre la Cumbre sobre el Clima convocada por el secretario general de las Naciones Unidas.
 
Hace solo unos días —bastante antes de la cumbre de septiembre— el mercado superó la marca de los US$20 000 millones cuando el Banco Alemán de Desarrollo (KfW) (i) emitió bonos verdes por un monto de 1500 millones de euros para respaldar su programa de energía renovable.

¿El Banco Mundial debe convertirse en un centro de remesas?

Dilip Ratha's picture
Esta página en: English

La semana pasada, el periódico The New York Times publicó un editorial (i) que sugiere que el Banco Mundial debe convertirse en un centro de remesas. Declaró que las remesas son el “esfuerzo más grande y posiblemente más eficaz para combatir la pobreza en el mundo... financiado por los propios pobres...”. “Sin embargo, es probable que el costo de transferir esos miles de millones aumente en breve... [dado que] los bancos grandes están dejando el negocio de la transferencia de dinero, incluyendo a Bank of America, Citigroup y JPMorgan Chase”.

“Si los bancos no pueden transferir remesas de manera rentable —y no lo harán como cortesía de bajo margen— entonces habrá que encontrar otras opciones seguras de bajo costo. Una solución sería que el Banco Mundial se transformara en un centro de remesas”.
 
¡Interesante sugerencia!
 
Dos preguntas conexas vienen a la mente: ¿Cuál es el papel de los bancos en el mercado mundial de remesas? Y ¿debe el Banco Mundial convertirse en un centro de remesas?
 

Medición del costo económico del matrimonio infantil

Quentin Wodon's picture
Esta página en: العربية | Français
Esta página en: English

Medición del costo económico del matrimonio infantil

Hoy, el Gobierno del Reino Unido y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) organizaron conjuntamente la primera Cumbre de la Niña para movilizar esfuerzos destinados a poner fin al matrimonio infantil, precoz y forzado, así como a la mutilación genital femenina. Según un informe de 2013 de UNICEF, 30 millones de niñas corren el riesgo de sufrir mutilación genital en la próxima década. Informes recientes del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y UNICEF sugieren que más de un tercio de las niñas se casan antes de los 18 años.

En el Día de Mandela, muestre su apoyo a la lucha contra la pobreza extrema

Mario Trubiano's picture
Esta página en: العربية | English | 中文 | Français

Nelson Mandela

El 18 de julio es el Día de Mandela, (i) ocasión en que se honra el legado de servicio y compromiso con la justicia social de Nelson Mandela. Este día marca el primer cumpleaños desde su muerte en diciembre pasado a los 95 años. La jornada ofrece una oportunidad para reflexionar sobre el impacto transformador de Mandela en el mundo, su poder como individuo para cambiar el curso de la historia y su permanente apoyo a la causa de poner fin a la pobreza extrema.

 “Vencer la pobreza no es un gesto de caridad, sino un acto de justicia. Al igual que la esclavitud y el apartheid, la pobreza no es natural. Es un fenómeno creado por el ser humano  y puede superarse y erradicarse por medio de la acción del mismo ser humano. A veces le toca a una generación convertirse en una gran generación. USTEDES pueden ser esa gran generación”.

—Nelson Mandela

¿Por qué debemos trabajar con el sector de la educación privada?

Harry A. Patrinos's picture
Esta página en: English
Transferiendo las experiencias exitosas en educación del sector privado al público


En mi opinión, si realmente nos interesa el programa Aprendizaje para Todos (i), es importante analizar el papel que desempeña el sector privado en la educación. En el Banco Mundial —que sigue siendo la mayor fuente internacional de fondos multilaterales destinados a respaldar la educación pública en países de ingreso mediano y bajo de todo el mundo— no estamos interesados en la educación privada per se, sino más bien en lo que podemos aprender de las instituciones de educación privada que innovan y agregan valor. Las iniciativas en ese sentido se organizan en torno a modalidades que permiten explorar y entender mejor la prestación privada de diversos tipos bajo una mirada más detallada.

Si estás mirando la Copa Mundial de Fútbol, no querrás perderte esto

Michelle Pabalan's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Team Burundi, Great Lakes Peace Cup
"El deporte tiene el poder de cambiar el mundo; tiene el poder de unir a la gente como pocas otras cosas".
- Nelson Mandela

Aunque no crecí viendo fútbol, debo reconocer que he desarrollado un interés por este deporte durante la presente Copa Mundial, una emocionante telenovela de un mes de duración. Y tal como yo, millones de personas estarán pegadas a sus televisores para ver el partido final de este domingo entre Argentina y Alemania. 

Por sobre las superestrellas y más allá de ellas, de los admiradores y de las polémicas, aprendí más sobre cómo este hermoso juego se usa para construir comunidades, superar divisiones sociales y culturales y promover la paz. Pareciera que los deportes tienen el poder de cambiar las vidas de las personas en el mundo, pero ¿cómo lo hacen?

“Marcar goles por la paz” es un documental sobre el poder sanador del fútbol. Cuenta las historias de Ismael, Safari y Okello —tres futbolistas aficionados africanos—, quienes compiten en la primera Copa por la Paz de los Grandes Lagos, (i) un torneo organizado por la región de África del Grupo del Banco Mundial.

Por qué la reforma de la atención de salud en China podría afectar al mundo

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | English | Français

El Grupo del Banco Mundial ha sostenido una sólida asociación con el Gobierno chino.

Es bien conocido el alto crecimiento económico que ha tenido China en las últimas tres décadas. Pero se ha puesto menos atención  a los beneficios  que ha conllevado ese crecimiento y a la rápida urbanización del país. De hecho, China ha sacado de la pobreza a 500 millones de personas en los últimos 30 años, lo cual constituye un hito histórico.

Una reorganización para poner fin a la pobreza y reducir las desigualdades

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: 中文 | Français | العربية | English

Una reorganización para poner fin a la pobreza y reducir las desigualdades

Hace dos años, en un día como hoy, asumí con mucho honor y humildad el cargo de presidente del Grupo del Banco Mundial, cuya misión —poner fin a la pobreza— es un área en la que he trabajado la mayor parte de mi vida. Una de mis primeras preguntas para los economistas del Banco Mundial fue si era posible acabar con la pobreza extrema y cuánto tiempo tomaría. La respuesta fue que era una meta difícil pero  factible de ser alcanzada a más tardar en 2030.


Desde entonces, los 188 países accionistas del Banco Mundial han respaldado este objetivo, que previamente pocas personas creían que sería alcanzable, y mucho menos en el curso de nuestras vidas. Mi misión ha sido encontrar las formas más apropiadas de aprovechar el talento, los conocimientos y el poder de influencia del Grupo del Banco Mundial para que esto sea una realidad.