Syndicate content

Noviembre 2018

Bonos verdes: de la evolución a la revolución

Heike Reichelt's picture
Esta página en: English | Français | 日本語 | العربية
© ThickStock.com/Getty Images
© ThickStock.com/Getty Images

El primer bono verde emitido por el Banco Mundial hace 10 años sirvió como punto de partida para el actual mercado de bonos etiquetados que supera los USD 500 000 millones. En este artículo se analiza de qué manera los bonos verdes cambiaron el comportamiento de los inversionistas y los emisores y cómo el mismo modelo se puede aplicar para ayudar a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


En la última década, los mercados de capitales han evolucionado de ser un mercado en que los inversionistas sabían y se preocupaban poco sobre las finalidades de las inversiones que apoyaban a un mercado en que los objetivos importan más que nunca. Se ha producido una revolución en los mercados de bonos que fue provocada por los bonos verdes.

Cuatrocientos jóvenes de 117 países presentan ideas innovadoras sobre cómo invertir en las personas

Alejandra de Lecea's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Participantes en un cursillo analizan sus ideas innovadoras durante la Cumbre de la Juventud 2017 organizada por el Grupo Banco Mundial. © Banco Mundial

Si no invierten en su gente, los países no podrán mantener el crecimiento económico, no contarán con una fuerza laboral cualificada y preparada para los empleos del futuro ni podrán participar eficazmente en la economía mundial.

Por esto el Grupo Banco Mundial aúna esfuerzos para aumentar las inversiones en capital humano, es decir los conocimientos, las habilidades y la salud que las personas acumulan a lo largo de su vida.

Jóvenes de todo el mundo se congregarán la semana próxima en la ciudad de Washington para participar en la Cumbre de la Juventud 2018 organizada por el Grupo Banco Mundial. El objetivo de la cumbre de este año es inspirar nuevas formas de pensar acerca de cómo solucionar la brecha de capital humano.

Una bola de cristal del Caribe. ¿qué nos puede decir la experiencia de las islas caribeñas acerca de la inversión en resiliencia climática?

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Un hombre camina entre los escombros en una calle de Roseau en la isla de Dominica después del paso del huracán María. © CEDRICK ISHAM CALVADOS/AFP/Getty Images
Un hombre camina entre los escombros en una calle de Roseau en la isla de Dominica después del paso del huracán María. © CEDRICK ISHAM CALVADOS/AFP/Getty Images

En el Caribe, las personas ya están viviendo el futuro. Es un mundo donde el cambio climático afecta gravemente el crecimiento económico, las decisiones del Gobierno, y las vidas y los empleos de la gente. 

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) representa una dura advertencia de lo que puede suceder si la temperatura mundial aumenta más de la meta de 1,5 grados centígrados. Si este aumento llegase a 2 grados, veremos sequías e inundaciones mucho peores, calor extremo y a cientos de millones de personas sumidas en la pobreza.

Hoy en día, el cambio climático intensifica la presión en las comunidades y los ecosistemas de todo el mundo, no obstante, los países del Caribe enfrentan desafíos bastante singulares.​

Investigación innovadora tiene efectos positivos en la lucha contra la violencia de género

Diana J. Arango's picture
Esta página en: English | Français
WBG/SVRI Development Marketplace 2018 winner Equal Playing Field is helping boys and girls in Papua New Guinea build social and soft skills to participate in advocacy campaigns to end gender inequality and violence against women and girls. © Equal Playing Field
La iniciativa Equal Playing Field, que resultó ganadora en la Feria del Desarrollo 2018 organizada por el Grupo Banco Mundial y la Iniciativa de Investigaciones sobre Violencia Sexual (SVRI), ayuda a los niños y las niñas en Papua Nueva Guinea a desarrollar habilidades sociales e interpersonales para que participen en campañas de promoción destinadas a eliminar la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres y las niñas. © Equal Playing Field


La violencia contra las mujeres y las niñas es una pandemia mundial que afecta a un tercio de las mujeres. Adopta múltiples formas: infanticidio femenino, mutilación genital femenina, golpizas, violaciones, abusos sexuales, acoso e intimidación, trata de personas y prostitución forzada. Ocurre en los hogares, las calles, las escuelas, los lugares de trabajo, los campos de cultivo y los campamentos de refugiados, durante épocas de paz, así como durante periodos de conflictos y crisis.

Para frenar la violencia, es esencial que los países y los encargados de implementar programas se basen en evidencias de las medidas que funcionan mejor. Debe haber una base de conocimientos más sólida y amplia acerca de la prevención y las respuestas que fundamenten las inversiones, las políticas y las prácticas.

La lucha contra la corrupción: su importancia es evidente

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Katie Stevens/Shutterstock
© Katie Stevens/Shutterstock

Mis padres no sabían que el nombre que me pusieron significaba "cristalina" en español. Pero sí sabían de la importancia de la transparencia, la honestidad y la integridad, y me transmitieron esos valores cuando me criaron en Bulgaria. Estos valores son primordiales para mí y los aplico en mi labor en el Banco Mundial.

La falta de transparencia alimenta la corrupción, una fuerza corrosiva que afecta más a los pobres y los vulnerables.​  Sus efectos son muy reales. La corrupción impide que los medicamentos y drogas lleguen a los enfermos, imposibilita la construcción de escuelas, lleva a que los caminos desaparezcan con las lluvias y vacía el erario. En los rincones en situación de mayor fragilidad del mundo, la corrupción socava la labor encaminada a lograr la estabilidad o a impedir el arraigo de la violencia y el extremismo.

Foro de París sobre la Paz: la prevención de los conflictos en 2018, 100 años después del armisticio

Franck Bousquet's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Paris Peace Forum. © Ibrahim Ajaja/World Bank
Foro de París sobre la Paz © Ibrahim Ajaja/Banco Mundial

Esta semana se cumplen 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial. Ha pasado un siglo desde que un armisticio alentó a los bandos en batalla a dejar las armas y anunciar la paz. Muchos de nosotros, los afortunados, todavía disfrutamos de una época de paz. Vamos al trabajo, la escuela, los parques infantiles, las tiendas y los restaurantes, y lo hacemos con una sensación de seguridad. Pero ese no es el caso de muchas personas en todo el mundo. Las guerras continúan en Siria, Yemen e Iraq, y los conflictos violentos afectan a comunidades de todas las regiones del mundo.
 
Esta semana, además, líderes mundiales se reúnen en Francia, sede de la firma del Armisticio de 1918, para asistir al Foro de París sobre la Paz. (i) Aprovechan la ocasión para analizar las tensiones internacionales que causan disturbios en nuestros días y las iniciativas orientadas a evitarlas, tales como la cooperación para abordar el cambio climático, la escasez de recursos, la globalización y las perturbaciones tecnológicas; las instituciones para encauzar las rivalidades por el poder y administrar los bienes públicos mundiales; los sistemas de justicia para aplacar agravios y frustraciones y las regulaciones para enfrentar las desigualdades y los abusos de poder, y los esfuerzos de consolidación de la paz y en materia de seguridad.

Enfoque de la vivienda resiliente aprovecha la revolución del aprendizaje automático

Sarah Elizabeth Antos's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 | العربية



Los algoritmos de aprendizaje automático son excelentes para preguntas que se pueden responder con un simple “sí” o “no”. Por ejemplo, con ellos se pueden explorar enormes conjuntos de datos y obtener respuestas a interrogantes como “¿esta transacción con tarjeta de crédito parece fraudulenta?” o “¿hay un gato en esta foto?”.

Sin embargo, no solo sirven para preguntas simples; se pueden usar también para abordar consultas variadas y complejas.

Hoy en día, los algoritmos de aprendizaje automático pueden detectar más de 100 tipos (i) de tumores cancerosos con mayor fiabilidad que un ojo humano que ha sido entrenado. (i) Dada esta increíble precisión, nos empezamos a preguntar: ¿qué nos podría decir el aprendizaje automático acerca de donde vive la gente? En ciudades que están creciendo a tasas impresionantes y que se encuentran en riesgo de sufrir desastres naturales, ¿podría alertarnos si la muralla de una casa se derrumbará durante un terremoto o un techo será arrastrado por el viento durante un huracán?

Abordar la desigualdad de género mediante inversiones en equidad en el sector de salud

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Dominic Chavez/Global Financing Facility

Hasta el día de hoy, en casi todas las sociedades del mundo las mujeres están económicamente desfavorecidas en comparación con los hombres. Todavía reciben salarios más bajos, y tienen menos representación en las empresas, la política y los procesos de toma de decisiones. Sus oportunidades de vida continúan siendo mucho menos prometedoras que las de los hombres; la diferencia es apabullante.

Esta desigualdad nos perjudica a todos. Las condiciones económicas mundiales mejorarían un 20 % si las mujeres recibieran la misma remuneración que los hombres. Además, si se pudieran retrasar los matrimonios prematuros en el mundo en desarrollo tan solo unos pocos años, para 2030 se añadirían más de USD 500 000 millones a la producción económica anual del mundo.

Pero estamos ante un problema que va más allá de los ingresos que se dejan de percibir. Para muchas mujeres y niñas de países pobres, la vida se termina antes de florecer.

Hoy morirán 830 mujeres debido a complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto. Este mes morirán 450 000 niños menores de 5 años. El presente año, las oportunidades de educación y de empleo de 151 millones de niños se verán limitadas debido al retraso en el crecimiento. De continuar las tendencias actuales, otros 150 millones de niñas estarán casadas de aquí a 2030.

Claramente, debemos acelerar los avances para que ninguna mujer o niña quede relegada.

Mejorar el acceso a la educación superior de las mujeres afganas

Muzhgan Aslami's picture
También disponible en: English | Français| پښتو| دری
Estudiantes en una clase en la Universidad de Medicina de Kabul.
Foto: Rumi Consultancy/Banco Mundial

Como defensora de los derechos de las mujeres que ha dedicado los últimos seis años de su vida a empoderar a las mujeres, algo crucial para mí es garantizar que ellas puedan acceder a la educación.

Esto es lo que me motiva en mi trabajo con el Programa de Desarrollo de la Educación Superior (HEDP, por sus siglas en inglés) (i) en el Ministerio de Educación Superior, (página en árabe) el principal organismo responsable de proporcionar y regular la educación superior en Afganistán.

Cuando me uní al ministerio como especialista en cuestiones de género en 2016, me centré en asegurar que las estudiantes no enfrentaran los mismos desafíos que experimenté como estudiante en la Universidad de Kabul.

Para desarrollar el capital humano, necesitamos más inversiones e inversiones más específicas en salud - El GFF proporciona una vía innovadora

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 
© Dominic Chavez/Global Financing Facility
© Dominic Chavez/Mecanismo Mundial de Financiamiento (GFF)

Cuando los países invierten en las personas —sobre todo en los jóvenes— están invirtiendo en el futuro y dando a la próxima generación una oportunidad para lograr sus sueños.

Sin embargo, cada año en países de todo el mundo, demasiados sueños se ven interrumpidos: más de 5 millones de madres y niños mueren debido a causas evitables. A nivel mundial, alrededor de una cuarta parte de los niños menores de 5 años sufre malnutrición y 260 millones no asisten a la escuela.

En una era de rápidos avances tecnológicos, en que existe una demanda cada vez mayor de habilidades cognitivas como la solución de problemas complejos, esta crisis debería ser una llamada de atención.

Dado que la mitad de la población mundial no tiene aún acceso a servicios sanitarios básicos, necesitamos de manera urgente más y mejor financiamiento para la salud, particularmente en los países en desarrollo donde las necesidades sanitarias y nutricionales son mayores.

Deje su comentario y únase a la conversación