Syndicate content

Aumento de la tuberculosis multirresistente: Una batalla que India debe ganar

Patrick Mullen's picture

La India y la tuberculosis, una batalla que debe ganar. A sus 10 años, Vibha Kumari se ve igual que cualquier otra colegiala de Delhi. Salvo que un viejo pañuelo limpio pero bastante usado oculta su joven rostro. Esto se debe a que Vibha padece la tuberculosis multirresistente (MDR-TB, por sus siglas en inglés), provocada por una cepa de la bacteria que ha desarrollado resistencia a los antibióticos de primera línea.

Vibha es un caso clásico de TB resistente a los medicamentos. Hace dos años, cuando tenía una tos terrible que no desaparecía con nada, la trató en casa un doctor de la aldea en Bihar. Como no consiguió mejorarse incluso después de ocho meses de tratamiento, la familia se trasladó a Nueva Delhi, donde su padre vendía agua potable en las congestionadas calles de la ciudad.

Tras mudarse a una vivienda de una habitación en una sobrepoblada barriada —donde grandes familias comparten pequeños cuartos mal ventilados que ayudan a que la infección se propague—, Vibha se realizó un test para saber si padecía de TB. Cuando le descubrieron MDR-TB, probablemente como resultado del tratamiento inadecuado en la aldea, tuvo que iniciar un tratamiento de dos años con medicamentos de segunda línea.

Vibha ahora debe venir a la clínica gratuita de TB cada mañana para tomar un puñado de píldoras delante de un técnico y recibir una dolorosa inyección. En los dos meses desde que comenzó su tratamiento, ha comenzado a sentirse mejor.

Solamente los costos del fármaco son de varios miles de dólares para un eficaz tratamiento de la enfermedad. Afortunadamente para la familia de Vibha, estos costes son financiados por el Programa Nacional de Control de la TB de India. Ya que con cinco miembros que alimentar con un ingreso mísero, apenas podían sobrevivir, y mucho menos estaban en condiciones de pagar la cara atención médica de su joven hija.

Dados los enormes costos del diagnóstico y el tratamiento, la aparición de la MDR-TB plantea realmente un difícil desafío para el Gobierno indio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor de 64.000 casos de MDR-TB se encuentran entre el millón y medio de casos que da a conocer cada año el programa de TB de India.

Hasta ahora, el programa ha proporcionado cuidado a casi 9.000 personas que padecen el mal. Durante los cinco próximos años, planea aumentar significativamente el número de pacientes. Esto ayudará a evitar la transmisión de cepas de la enfermedad resistentes a múltiples medicamentos. Sin embargo, como lo demuestra el caso de Vibha, solamente mejorando la atención de aquellos que usan medicamentos de primera línea se prevendrá una mayor aparición de resistencia a los fármacos.

Para esto, es crucial que el programa involucre más al sector privado. Mientras alrededor de dos tercios de los nuevos casos estimados de TB cada año reciben el tratamiento breve bajo observación directa (DOTS, por sus siglas en inglés) del programa nacional —apoyado por el Banco Mundial—, el resto busca atención en el sector privado donde la calidad del diagnóstico y tratamiento varía ampliamente,(i)  y los pacientes y sus familias deben solventar los gastos. Y sin la supervisión regular, una vez que una persona se comienza a sentir mejor, él o ella a menudo dejan de comprar los medicamentos necesarios, interrumpen el tratamiento y a veces desarrollan resistencia a los fármacos.

Durante su siguiente fase (2012-17), al mismo tiempo que el programa amplía la respuesta a la MDR-TB, debe aumentar su compromiso con los proveedores de atención médica privada para contribuir, en primer lugar, a la prevención de la resistencia a los medicamentos. También se debe mejorar la regulación y el control de las pruebas de diagnóstico y de los medicamentos en el mercado. El Gobierno ha solicitado apoyo adicional del Banco Mundial para esta próxima etapa.

Enfrentar esta variedad de desafíos será necesario (i) para evitar que muchas otras familias experimenten las dificultades por las que han pasado Vibha y sus familiares.

Añadir nuevo comentario