Syndicate content

Bhután

¿Cómo pueden los maestros fomentar (o impedir) el desarrollo de habilidades socioemocionales en sus estudiantes?

Paula Villaseñor's picture
También disponible en: English
Las habilidades socioemocionales son el nuevo tópico de moda en educación. Los efectos que tienen estas habilidades en las trayectorias académicas y de vida de los estudiantes han cautivado la atención de gobiernos, ministros de educación, legisladores, expertos en educación, psicólogos (i), economistas (i), organismos internacionales (i), entre otros.  El objetivo es claro, pero la manera de alcanzarlo no tanto. Gran parte de la literatura se enfoca en el impacto de las habilidades socioemocionales en diversos resultados, mientras que sólo una fracción aborda los mecanismos específicos a través de los cuales los maestros pueden estimular el desarrollo socioemocional de sus estudiantes.
 


¿Por qué son tan importantes las habilidades socioemocionales? (¡para el aprendizaje y la vida!)
Las habilidades socioemocionales, también conocidas como habilidades no cognitivas, representan el conjunto de conductas, actitudes y rasgos de personalidad que ayudan a los individuos a “entender y manejar las emociones, establecer y alcanzar metas positivas, sentir y mostrar empatía por los demás, establecer y mantener relaciones positivas y tomar decisiones responsables (i)”. En otras palabras, “determinan la manera en que las personas hacen las cosas”. Algunos ejemplos de estas habilidades son la determinación, el auto control, el auto manejo, la comunicación efectiva, el comportamiento pro-social, entre otras.

Bhután: La economía del desarrollo en el Himalaya

Kaushik Basu's picture

También disponible en: English

Los aterrizajes en Paro (Bhután) implican realizar una maniobra con forma de signo de interrogación y, al mismo tiempo, disminuir la altura rápidamente para evitar que el ala del avión toque las montañas de la cordillera del Himalaya que rodean el valle de Paro donde también está situada Timbu, la capital del país. Otro pasajero me informa que hay solo nueve pilotos en el mundo capacitados para hacer este tipo de descenso. Uso una de mis raras oraciones para rogar que sea uno de esos nueve pilotos el que está dirigiendo nuestro vuelo en este momento. Yo creo que es la falta de frecuencia de las oraciones lo que las hace tan eficaces; nuestro avión desciende suavemente y se posa en la pista de aterrizaje.

Durante mi visita de cuatro días, me reuní primero con estudiantes de economía de Bhután y de los países vecinos —India, Bangladesh, Sri Lanka, Pakistán, Nepal y Afganistán— a los que les ofrecí una conferencia. Ellos estaban congregados como parte de un programa auspiciado por el Banco Mundial, cuyo objetivo es impulsar la cooperación intelectual y el intercambio de conocimientos dentro de la región. Mi visita concluyó con una cena y una mesa redonda durante la cual conversé con encargados de formular políticas, líderes de opinión y ejecutivos empresariales del país. Entre estos eventos de apertura y de clausura, tuve dos reuniones con el interesante primer ministro, Tshering Tobgay, acerca de los desafíos que enfrenta Bhután y la región; me junté con el ministro de Hacienda así como con funcionarios de la autoridad monetaria central; conversé con el director del Centro de Estudios sobre Bhután, Dasho Karma Ura, y tuve una memorable charla con el quinto rey de Bhután, Su Majestad Jigme Khesar Namgyel Wangchuck. 

El caso de la violación de Nueva Delhi, un año después

Maria Correia's picture
Esta página en: العربية | Français
Este blog está también disponible en: Inglés

El 16 de diciembre de 2012 será recordado en el futuro inmediato como el día en que seis hombres violaron salvajemente a una estudiante de 23 años en un autobús en Nueva Delhi. La joven murió a causa de las lesiones 13 días después. El acontecimiento conmocionó al país y provocó revueltas sin precedentes en la capital de India y en toda la nación. Llamó la atención internacional y nos recordó que la violencia contra la mujer sigue siendo la principal causa de mortalidad femenina en todo el mundo.
 
Hoy, durante el primer aniversario de lo que se denomina simplemente la “violación de Nueva Delhi”, nos vemos obligados a hacer una pausa y reflexionar. En septiembre, cuatro hombres fueron condenados a muerte por el delito pero ¿esto cerró la causa? Más allá de las protestas y los pedidos públicos, ¿ha habido un cambio significativo en India?