Syndicate content

Congo, République démocratique du

Invertir en prevención: un nuevo enfoque del Grupo Banco Mundial para enfrentar las crisis

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Riyaad Minty/Creative Commons
© Riyaad Minty/Creative Commons

Una frase famosa de Benjamin Franklin reza: “Más vale prevenir que lamentar”. ​ Ese fue su mensaje a los habitantes de Filadelfia acerca de cómo evitar los incendios en las viviendas, en una época en que estos siniestros provocaban daños extensos a la ciudad y su población.

Sus palabras resuenan hoy, cuando enfrentamos crisis mundiales, como desastres naturales, pandemias, conflictos violentos, crisis financieras y otras, que afectan a los países ricos y pobres por igual, y tienen consecuencias duraderas, en particular para las personas más pobres y vulnerables del mundo. Estas crisis pueden causar millones de pérdidas humanas y billones de dólares en daños y pérdida de potencial en todo el mundo.

República Democrática del Congo: una historia sobre el ébola con un final diferente

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
© WHO/S.Oka
© Organización Mundial de la Salud (OMS)/S.Oka

El noveno brote de ébola que se declaró el 8 de mayo en la República Democrática del Congo finalizó oficialmente hoy después de transcurrir 77 días y causar 28 muertes. Para las familias de estas 28 víctimas fatales, el anuncio arriba demasiado tarde, ya que un ser querido falleció a causa de una enfermedad que se podría prevenir y tratar. Eso es siempre una tragedia innecesaria.
 
Hoy es también un día para reconocer que hemos dado un paso muy importante para romper el ciclo de pánico y negligencia cuando se producen los brotes. Solo hace dos meses y medio, existía la posibilidad de que se produjese otra pandemia: parecía probable que un brote de ébola en tres provincias remotas, que se propagó de manera rápida a Mbandaka, una ciudad ubicada cerca del río Congo, se extendería velozmente por todo el país o incluso por la región.

Un gran paso adelante para romper el ciclo de pánico y negligencia en la preparación y respuesta ante las pandemias

Tim Evans's picture
También disponible en: English | Français | العربية 

 


Si bien puede parecer precipitado señalar que hemos superado de manera colectiva el legado de pánico y negligencia, tengo la esperanza de que los múltiples esfuerzos a nivel mundial y nacional para fortalecer la preparación ante las pandemias luego del mortal brote de ébola de 2014 en África occidental podrían estar empezando a dar frutos.

El 8 de mayo, se declaró un brote de ébola en la República Democrática del Congo (RDC). El Gobierno de la RDC anunció un plan de respuesta de tres meses de duración por un valor de USD 56,8 millones, y la comunidad internacional actuó con rapidez. Esto contrasta fuertemente con el episodio de hace cuatro años, cuando la comunidad internacional respondió de manera lenta al brote de ébola en tres países de África occidental.

La siguiente fase de la acción forestal

Julia Bucknall's picture
Esta página en: English | Français
© Andrea Borgarello/Banco Mundial
© Andrea Borgarello/World Bank

El año pasado, más de 100 países incorporaron medidas relacionadas con el cambio del uso del suelo y los bosques en sus contribuciones determinadas a nivel nacional para combatir el cambio climático.
En el Banco Mundial, estamos entusiasmados de participar en la siguiente fase de las medidas que se adopten en el sector forestal. En abril de 2016, dimos a conocer tanto un Plan de Acción Forestal como un Plan de Acción sobre el Cambio Climático que tienen un enfoque más holístico y ambicioso acerca de los bosques. Propusimos poner énfasis en inversiones dirigidas a la gestión forestal sostenible y la restauración de los bosques para aumentar las oportunidades económicas de la personas que viven en las zonas forestales y cerca de ellas, y también para ayudar a los países a planificar sus inversiones, en sectores como la agricultura, la energía y el transporte, de una manera más meditada e inteligente en relación con los bosques con el fin de maximizar los beneficios de sus activos forestales.

Cómo estamos combatiendo el conflicto y la fragilidad en los lugares donde la pobreza es mayor

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | العربية | Français

View from cave, Mali. © Curt Carnemark/World Bank

Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030:
buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

A fines de 2030, más de la mitad de las personas pobres del mundo vivirán en países muy pobres afectados por conflictos y fragilidad, o altos niveles de violencia.

Fally Ipupa: Un hijo de África ante todo

Liviane Urquiza's picture
Esta página en: Français | العربية | English
#Music4Dev presenta a Fally Ipupa : un hijo de África


Fally Ipupa debe su éxito como estrella de la música a África. El cantante no está dándole la espalda a los problemas del desarrollo; por el contrario, él sigue firmemente arraigado en la realidad del continente y quiere restaurar la alegría de los africanos. Al unirse a la iniciativa #Music4Dev del Banco Mundial, Fally Ipupa reafirma su deseo de que África se beneficie de su éxito.

Cómo la inteligencia forense ayuda a combatir el comercio ilegal de vida silvestre

Samuel Wasser's picture
Esta página en: English | العربية
 Diana Robinson / Creative Commons Durante la última década, la caza furtiva de vida silvestre aumentó rápidamente y se convirtió junto con la destrucción del hábitat en una de las causas principales de pérdida de la vida silvestre en muchos países.

La cacería ilegal de elefantes africanos para obtener el marfil es un ejemplo de ello. Esta práctica ha subido considerablemente desde 2006. Es posible que se estén perdiendo hasta 50 000 elefantes al año de los apenas 450 000 ejemplares que quedan en África. En resumen, se nos acaba el tiempo y, a menos que podamos detener la matanza, seguramente perderemos la batalla. La disminución de la demanda de marfil es de vital importancia en el largo plazo, pero la magnitud de las actuales pérdidas de elefantes hace que esta estrategia sea demasiado lenta por sí misma para salvar a estos animales. Las consecuencias ecológicas, económicas y de seguridad que surgen de la merma de esta especie clave serán muy graves y potencialmente irreversibles.

Por qué debemos lograr la igualdad - #Get2Equal

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
Mujeres policías en Brasil ©  Banco Mundial
Frecuentemente los salarios que devengan las mujeres,
son menores a los de los hombres que hacen el mismo trabajo.
Foto: Mariana Cerratti /Banco Mundial

Las mujeres están surgiendo como una fuerza importante para el cambio. Los países que han invertido en la educación de las niñas y han eliminado las barreras legales que impiden a las mujeres alcanzar su potencial ahora están viendo los beneficios.

Tomemos como ejemplo a América Latina. Más de 70 millones de mujeres se han unido a la fuerza laboral en los últimos años. Dos tercios del aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral en las últimas dos décadas se pueden atribuir a una mayor educación y al hecho de que las mujeres se casan más tarde y tienen menos hijos. Como resultado, entre 2000 y 2010, los ingresos de las mujeres contribuyeron a reducir la pobreza extrema en la región en aproximadamente un 30 %.

De hecho, para que los países puedan salir de la pobreza, debe existir igualdad tanto para las mujeres como para los hombres y se deben ampliar aún más las oportunidades para ambos. Pero para llegar a ese punto, es necesario que abordemos tres temas.
 

Renovado compromiso con las mujeres comerciantes tras una visita a África occidental

Cecile Fruman's picture
Esta página en: Français

Esta página en: English

Recientemente regresé de un viaje a África occidental, durante el cual crucé en automóvil la frontera entre Benin y Nigeria por el puesto fronterizo de Seme. Mientras esperábamos que nuestros pasaportes fueran sometidos a prolongados controles y sellados, observé la intensa actividad de los numerosos coches, motocicletas y peatones que pasaban.

En efecto, la mayoría de las mujeres estaban de a pie, y eran las que debían soportar los exámenes más intensos. Mientras los hombres en motocicleta podían abrirse camino a embestidas, negándose a reducir la velocidad, todas las mujeres tenían que pasar por un paso estrecho donde eran sometidas a interrogatorios y requerimientos de documentos. Era bastante evidente que a las mujeres se les pedían sobornos que los hombres podían evitar pasando de largo. Había leído sobre cómo las mujeres padecen un acoso más intenso en los cruces fronterizos y esta experiencia me permitió comprobarlo muy vívidamente.

Me hizo estar agradecida por toda la labor que estamos realizando en el Grupo Banco Mundial para ayudar a las mujeres comerciantes en el continente africano.

Si quiere ayudar a combatir la violencia contra las mujeres, póngase en el lugar de las víctimas

Caren Grown's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Su nombre es Sarah. Usted vive en Nueva York, o tal vez en Nairobi, donde divide su tiempo entre cuidar a su familia y crear una pequeña empresa. Su vida es más cómoda que la de su madre, y las perspectivas de sus hijos son más favorables de lo que podría haber esperado. Hasta que un día su marido enfurece de celos y la golpea gravemente.

Poco después él está controlando sus llamadas telefónicas y sus movimientos, denigrándola y lastimándola. A veces se disculpa, y usted espera que las cosas mejoren. Pero cuando se entera de que va a abrir una cuenta bancaria a su nombre, le incendia su tienda, destruyendo su único camino hacia la independencia. ¿A quién puede recurrir, si sus amigos y familiares le dicen que es afortunada de tener un marido que trabaja, y la policía, los clérigos y los servicios jurídicos no la apoyan ni la amparan? Sus opciones son pocas y peligrosas, tanto para usted como para sus hijos.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación