Syndicate content

Etiopía

La desigualdad extrema es síntoma de una sociedad fracturada

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
© Curt Carnemark/World Bank


La desigualdad es un problema que enfrentan todos los países, sean estos pobres, ricos, o de situación intermedia. Cierto grado de desigualdad puede ser un subproducto temporal del crecimiento económico cuando no todos avanzan al mismo ritmo y al mismo tiempo. Pero cuando la mayoría de la gente sufre un estancamiento económico y social, la desigualdad representa una verdadera amenaza para el progreso de las personas y de países enteros.

Por esta razón, la desigualdad elevada y persistente no solo es moralmente incorrecta, sino también un síntoma de una sociedad fracturada. Puede conducir a una pobreza generalizada, asfixiar el crecimiento y provocar conflictos sociales. Es por ello también que los objetivos del Banco Mundial no consisten únicamente en poner fin a la pobreza, sino además en promover la prosperidad compartida.

Ciudades: La nueva frontera de la protección social

Keith Hansen's picture
Esta página en: English | 中文 | Français
Dominic Chavez/Banco Mundial


​Piense en esto: en el momento en que tomaba el desayuno esta mañana, la población urbana mundial aumentaba en unas 15 000 personas. Esta cifra se incrementará a 180 000 personas para el final del día y a 1,3 millones para el final de la semana. En un planeta con tanta cantidad de espacio, este ritmo de urbanización es como apiñar toda la humanidad en un país del tamaño de Francia.

En las ciudades vive la mayor parte de la población mundial, es donde se producirá cada vez más  crecimiento demográfico y donde pronto se encontrará la mayor parte de la pobreza.

Sea más listo: ¡Ponga en su bolsillo un mundo de datos sobre el desarrollo!

Nagaraja Rao Harshadeep's picture
Muchas conversaciones de sobremesa y discusiones amistosas se dirigen hacia un vacío de datos: “El problema es grande… ¡muy grande!”. ¿Cuán grande exactamente? Lo más probable es que su amigo no tenga la menor idea.

A menudo se dice que vivimos en una nueva era de los datos. Instituciones como el Banco Mundial, los organismos de las Naciones Unidas, la NASA, la ESA, las universidades y otras nos han inundado con una abrumadora cantidad de nuevos datos obtenidos meticulosamente en los países y a partir de estudios, u observados por el número cada vez mayor de ojos que hay en el cielo. Tenemos herramientas modernas como teléfonos celulares, que son más poderosas que los antiguos servidores que yo utilizaba cuando era estudiante universitario. Usted puede estar en zonas rurales de Malawi y todavía tener acceso a una pasable red de datos 3G.

 
Open data for sustainable development

Por qué las redes de protección social son buenas inversiones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية
A child beneficiary of the Productive Safety Nets Program (PSNP) in Sire District, Arsi, Ethiopia. © Binyam Teshome / World Bank


​Uno de los desafíos del desarrollo más difíciles que enfrentamos es cómo romper el ciclo de la pobreza. En particular, ¿cómo pueden los niños de las familias más pobres crecer para llevar vidas mejores que las de sus padres? Es una pregunta que todos los países quisieran contestar. Una de las mejores soluciones que tenemos nació en un país en desarrollo y ha sido replicada en todo el mundo.

Estoy hablando del programa de la red de protección social Oportunidades, de México. Fundado en 2002, Oportunidades fue uno de los primeros programas del mundo que vinculó el apoyo a los ingresos de las familias pobres con la asistencia a la escuela, las revisiones médicas y la nutrición de los niños. Poco más de una década después, Oportunidades ha conseguido mejorar las vidas de millones de las personas más pobres de México.

Para combatir la desigualdad tenemos que eliminar las disparidades en la infancia

Ana Revenga's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Parece que todo el mundo está hablando de la desigualdad (i) en estos días y yo, por mi parte, estoy contenta de ver que este tema está siendo destacado durante los debates sobre el desarrollo.

Podemos analizar de varios modos la falta de igualdad, todos los cuales están relacionados. La desigualdad de resultados —que se expresa en las diferencias en los logros académicos, la evolución profesional, los ingresos, etc.— es una de las maneras más evidentes y que, en sí misma, no es necesariamente negativa. El premio al esfuerzo individual, a los talentos innatos y a las opciones de una vida mejor puede incentivar la innovación y el espíritu empresarial, y ayudar a impulsar el crecimiento.  

Retraso del crecimiento: El rostro de la pobreza

Sri Mulyani Indrawati's picture

A nivel mundial, 165 millones de niños menores de 5 años sufren de malnutrición crónica, también conocida como retraso del crecimiento, o baja estatura en relación con la edad. Gran parte de este daño ocurre durante el embarazo y los dos primeros años de vida. Esto significa que el niño no se ha desarrollado por completo y la situación es esencialmente irreversible: tendrá pocas esperanzas de alcanzar todo su potencial.

La evidencia nos dice que la malnutrición cuesta vidas, perpetúa la pobreza y frena el crecimiento económico. Ahora sabemos que casi la mitad de todas las muertes infantiles a nivel mundial se atribuye a la falta de una buena nutrición. He visto en mi propio país, Indonesia, cómo el retraso del crecimiento causado por este problema ha minado el futuro de muchos niños aún antes de su inicio. Los menores desnutridos son más propensos a tener un mal desempeño escolar  y abandonar la escuela que sus compañeros mejor alimentados, lo que limita sus ingresos en su vida adulta. Los datos de Guatemala muestran que los niños que tenían una buena nutrición antes de los 3 años están ganando casi un 50% más como adultos, y las niñas tuvieron una mayor probabilidad de tener una fuente independiente de ingresos y menos probabilidades de vivir en hogares pobres.