Syndicate content

Ghana

Se necesitan más puestos de trabajo para que la migración laboral sea una opción más segura para los jóvenes

Michael Boampong's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Aproximadamente 27 millones de jóvenes emigran de su país de nacimiento para encontrar empleo en el extranjero. ¿Acaso esta tendencia sugiere que la migración puede ser una solución a la preocupante situación por la que el 60 % de los jóvenes de las regiones en desarrollo están desempleados, no estudian, o participan en el empleo irregular? De acuerdo con una serie de jefes de Estado, responsables de formular políticas y otras partes interesadas (como las agencias de contratación), la respuesta es afirmativa. En 2013, el Gobierno de Malawi llegó a acuerdos con varios países para “exportar” su mano de obra joven, en un intento por crear nuevas oportunidades de empleo para su población de jóvenes en el extranjero. En otra parte, en algunos países de Asia meridional, empresas del sector privado contratan a jóvenes desempleados para trabajar en otros países.
 
La migración laboral puede exponer a los jóvenes a mejores oportunidades, incluyendo el acceso a un trabajo digno. Por ejemplo, Thomas, un joven trabajador migrante de Ghana que vive en Canadá, comentó: “La migración ha sido beneficiosa para mí; he aprendido nuevas competencias profesionales, el salario es bueno, y puedo tener un nivel de vida decente aquí y enviar algo de dinero a mis familiares en Ghana”.

La tecnología y los teléfonos móviles ayudan a que todas las personas cuenten

Donna Barne's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Patients and a nurse in a Cambodia hospital. © Chhor Sokunthea/World Bank
Contar con un documento de identidad es parte de la vida en una sociedad moderna y la clave para tener acceso a servicios públicos, cuentas bancarias y empleos. ¿Pero cómo deberían los países en desarrollo que tienen bajos presupuestos dedicarse a construir un sistema nacional de registro de los nacimientos y las muertes y que incluya las identidades de todas las personas?
 
Un panel integrado por representantes de Ghana, (i) la República de Moldova (i) y Canadá (i) abordó esa pregunta y los problemas relacionados durante el evento Hacer que todos cuenten: Identificación única para combatir la pobreza, realizado el viernes pasado en el marco de las Reuniones Anuales 2014 del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este fue transmitido en vivo en árabe, inglés, francés y español y moderado por la presidenta y directora de la Fundación de las Naciones Unidas, Kathy Calvin. 

Ideas audaces propuestas por países pioneros: Salvar el clima un árbol a la vez

Ellysar Baroudy's picture
Esta página en: Français

 

“Esta reunión va a ser diferente. Será un momento crucial para pasar del elevado debate teórico sobre políticas a la acción real sobre el terreno que permita salvar los pulmones verdes de nuestro planeta y el clima mundial”. Eso pensé la semana pasada, cuando entré a una sala de conferencias en Bruselas, Bélgica, que estaba repleta con  unas 80 personas de todo el mundo. Estas se habían reunido para conocer propuestas de alto nivel de seis países en desarrollo pioneros sobre grandes y audaces planes para proteger los bosques en vastas zonas de sus territorios.

Chile, la República Democrática del Congo (RDC)GhanaMéxicoNepal y la República del Congo asistieron a la novena reunión (i) del Fondo del Carbono perteneciente al Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) (i) con el fin de convencer a 11 participantes del sector público y privado del fondo de que elijan sus propuestas. Las ideas seleccionadas son parte de un pequeño grupo de pruebas piloto destinadas a demostrar cómo puede funcionar el mecanismo de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (REDD+).

Ampliar los seguros de salud asequibles: Muchas recetas diferentes para el mismo plato

Jorge Coarasa's picture

             A baby in Ghana rests under a bed net to prevent malaria. (c) Arne Hoel/World Bank
El debate sobre la manera de garantizar buenos servicios de salud para todos, asegurando al mismo tiempo la asequibilidad, no es nuevo.

Sin embargo, en el último tiempo ha adquirido un nuevo impulso bajo el concepto de la cobertura universal de salud (UHC, por sus siglas en inglés).  Las discusiones sobre la UHC son controvertidas, y como señaló (i) Tim Evans recientemente: ‘"Gran parte del debate se bloquea en la disyuntiva de si el sistema se financiará con ingresos públicos, impuestos, o contribuciones a los seguros".