Syndicate content

Indonesia

¿Son todas las experiencias de educación en la primera infancia igualmente eficaces en función del costo?

Amer Hasan's picture

También disponible en: English

La diversidad de oportunidades en el ámbito de la educación en la primera infancia se traduce en que los niños suelen tener experiencias educativas muy diferentes en su transición a la escuela primaria.

La evidencia a nivel internacional (i) muestra que la inversión en programas de desarrollo en la primera infancia de alta calidad (i) puede redundar en grandes beneficios económicos, en particular para los niños de grupos socialmente desfavorecidos. Como respuesta, los países en desarrollo procuran aumentar las inversiones públicas dirigidas a la primera infancia, específicamente en programas de educación preescolar. A medida que lo hacen, los encargados de formular políticas enfrentan varios desafíos y uno de ellos es decidir qué financiar. Después de todo, ya existen a nivel local diversas oportunidades en el ámbito de la educación en la primera infancia, como los grupos de juego y los jardines de infantes. Por consiguiente, los niños suelen tener experiencias didácticas muy diferentes en su transición a la escuela primaria.

Las conversaciones más populares en nuestros medios sociales en 2016

Analía Martinez's picture
Esta página en: العربية | English | Français
Para el Grupo Banco Mundial el 2016 fue otro año memorable en la lucha contra la pobreza y en la búsqueda de mejores mecanismos económicos para compartir la prosperidad en el mundo.

Por lo anterior, queremos destacar en este espacio lo más comentado, retuiteado y lo que ha gustado a usted y los otros cientos de miles de usuarios, que por su interés en temas de desarrollo, nos siguen todos los días a través de nuestros medios sociales.

Mi consejo para los futuros responsables de formular las políticas: Vean el éxito del público como su éxito

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Students line up to wash their hands before eating at Kanda Estate Primary School in Accra, Ghana. © Dominic Chavez/World Bank

El concepto más importante en el término “políticas públicas” es “el público”, es decir las personas afectadas por las decisiones de los encargados de formular las políticas.

Pero, ¿quiénes son estas personas? ¿Y cuáles son los temas que más les importan? Las políticas evolucionan a medida que las preocupaciones de las generaciones cambian en el tiempo. Independientemente de si usted forma parte de la generación X, Y o Z, las personas desean las mismas cosas: prosperidad y dignidad, igualdad de oportunidades, justicia y seguridad.

El caso “Panama Papers” pone de relieve la necesidad de tener sistemas fiscales justos

Sri Mulyani Indrawati's picture

High-rises and hotel buildings in Panama City, Panama. © Gerardo Pesantez/World Bank

El escándalo denominado “Panama Papers” nos recuerda que ocultar la riqueza y evitar el pago de impuestos no es algo fuera de lo común ni —en muchos casos— ilegal.

Pero la embarazosa filtración de la información expone algo más: la confianza pública se quiebra cuando las empresas, los ricos y los poderosos pueden ocultar su dinero sin violar la ley. Si no se aborda esta infracción, los que no son lo suficientemente ricos como para ocultar el dinero estarán menos dispuestos a pagar y contribuir al contrato social en el que se intercambian impuestos por servicios de calidad.

La desigualdad extrema es síntoma de una sociedad fracturada

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
© Curt Carnemark/World Bank


La desigualdad es un problema que enfrentan todos los países, sean estos pobres, ricos, o de situación intermedia. Cierto grado de desigualdad puede ser un subproducto temporal del crecimiento económico cuando no todos avanzan al mismo ritmo y al mismo tiempo. Pero cuando la mayoría de la gente sufre un estancamiento económico y social, la desigualdad representa una verdadera amenaza para el progreso de las personas y de países enteros.

Por esta razón, la desigualdad elevada y persistente no solo es moralmente incorrecta, sino también un síntoma de una sociedad fracturada. Puede conducir a una pobreza generalizada, asfixiar el crecimiento y provocar conflictos sociales. Es por ello también que los objetivos del Banco Mundial no consisten únicamente en poner fin a la pobreza, sino además en promover la prosperidad compartida.

El diálogo mundial fortalece las relaciones del Banco Mundial con los pueblos indígenas

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Esta página en: English
Apoyar el desarrollo sostenible de los pueblos indígenas es fundamental para alcanzar los dos objetivos del Banco Mundial de poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida en los países donde viven dichas comunidades. Recientemente se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y ambas jornadas ayudaron a llamar la atención sobre los 350 millones de personas que pertenecen a comunidades de pueblos indígenas en el mundo, las que se caracterizan por lo siguiente:
  • Son sociedades y comunidades culturalmente distintas: la tierra en la que viven y los recursos naturales de los que dependen están inextricablemente ligados a sus identidades, culturas y economías;
  • Están entre las poblaciones más desfavorecidas del mundo y representan aproximadamente el 4,5 % de la población mundial, pero más del 10 % de los pobres, e
  • Incluso dentro de sus propios territorios tradicionales –que contienen el 80 % de la biodiversidad del planeta– poseen legalmente menos del 11 % de las tierras.
El Banco Mundial está colaborando activamente con los pueblos indígenas de todo el mundo en una serie de cuestiones que los afectan directamente, y busca poner a los grupos marginados, como estas comunidades, en un lugar central del programa de desarrollo.

Debe reconocerse, sin embargo, que mejorar las condiciones de los pueblos indígenas no es una tarea fácil. Estos pueblos se encuentran a menudo en regiones remotas y aisladas con escaso acceso a servicios sociales e infraestructura económica. Ellos, también, con frecuencia sufren distintos tipos de exclusión. Además, los proyectos de desarrollo estándar han puesto de manifiesto limitaciones en zonas donde viven pueblos indígenas, en particular si no son diseñados e implementados con la participación activa de las comunidades indígenas.

No hay un planeta B

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Zanizbar, Tanzania. Photo by Sonu Jani / World Bank

En la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ONU) que se celebra esta semana, los océanos del mundo van a tener toda la atención que merecen desde hace tiempo, pero que no siempre han recibido. Ellos son el tema de interés del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14: “Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”.
 
La inclusión de los océanos por primera vez en el programa internacional de desarrollo ilustra los desafíos ambiciosos y las soluciones integrales que las naciones están adoptando. Con la aceptación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países están exigiendo un futuro en el cual la gestión de la naturaleza se realice de manera que impulse las economías, mejore el bienestar y proteja vidas, ya sea en la ciudad de Washington o Nairobi, en la tierra o en el mar.

Consolidar la paz y eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Sri Mulyani Indrawati habla con la abuela de un paciente en el hospital HEAL Africa. Cerise Stoltenberg / HEAL Africa

En algún lugar dentro del inmenso Hospital HEAL Africa, (i) en la ciudad de Goma ubicada en la región oriental del Congo, hay una pequeña sala donde las mujeres se recuperan de las lesiones que sufrieron durante partos complicados y ataques de violencia sexual. Cuando entré vi a Muwakeso, una anciana de aspecto frágil que estaba sentada en una silla junto a una cama. Me tomó un momento darme cuenta de que ella no era la paciente, sino que su nieta Sakina, de 3 años, que estaba acurrucada en la cama como un pequeño ovillo debajo de una sábana.
 
Sakina fue sedada completamente para que no sintiera dolor tras la segunda de tres intervenciones quirúrgicas importantes a la que fue sometida para reconstruir partes inferiores de su cuerpo, luego que sufriera un ataque terrible hace aproximadamente un año. Muwakeso recuerda que cinco hombres vestidos de civil se acercaron a su casa y la golpearon. Antes de perder el conocimiento oyó que Sakina gritaba. La pequeña niña fue violada, pero Muwakeso no sabe por cuántos hombres y Sakina no puede decirlo.

Tenemos que ser audaces para mejorar el aprendizaje en las aulas

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français
Un joven estudiante en Côte d'Ivoire muestra su trabajo escolar. © Ami Vitale / Banco Mundial


​La educación es uno de los medios más seguros para poner fin a la pobreza extrema en nuestra época. Pero, 121 millones de niños hoy en día no asisten a la escuela. Es muy difícil llegar a ellos debido a la pobreza, los obstáculos en materia de género, la lejanía y la discapacidad. Tenemos que hacer un nuevo esfuerzo concertado para lograr la escolarización de todos los niños.

Además de este desafío de mejorar la asistencia y el acceso, enfrentamos un problema aún más arduo en el futuro: garantizar el aprendizaje de los estudiantes. Una triste verdad es que la mayoría de los sistemas educativos no redundan en beneficio de los niños más pobres. Según estimaciones, unos 250 millones de menores no saben leer ni escribir, a pesar de que han asistido a la escuela durante años. Esto constituye un fracaso trágico de nuestras aspiraciones en materia de educación para los jóvenes del mundo.

Inclusión financiera: Un trampolín hacia la prosperidad

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français

In Pakistan, Salma Riaz, right, shows Saba Bibi how to use her new cell phone to receive payments. © Muzammil Pasha/World BankUnos 2500 millones de personas no tienen acceso a servicios financieros formales en el mundo, lo cual incluye al 80 % de los pobres, es decir aquellos que viven con menos de US$2 al día. Las pequeñas empresas también se ven perjudicadas ya que hasta 200 millones de ellas declaran que carecen del financiamiento que necesitan para prosperar.
 
Esta es la razón por la cual nosotros en el Banco Mundial queremos que los hombres y las mujeres en todo el mundo tengan acceso a una cuenta bancaria o a un dispositivo, como un teléfono móvil, que les permita guardar dinero así como enviar y recibir pagos. Se trata de un elemento fundamental para que las personas manejen sus vidas financieras. 

Pages