Syndicate content

Marruecos

Por qué las redes de protección social son buenas inversiones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية
A child beneficiary of the Productive Safety Nets Program (PSNP) in Sire District, Arsi, Ethiopia. © Binyam Teshome / World Bank


​Uno de los desafíos del desarrollo más difíciles que enfrentamos es cómo romper el ciclo de la pobreza. En particular, ¿cómo pueden los niños de las familias más pobres crecer para llevar vidas mejores que las de sus padres? Es una pregunta que todos los países quisieran contestar. Una de las mejores soluciones que tenemos nació en un país en desarrollo y ha sido replicada en todo el mundo.

Estoy hablando del programa de la red de protección social Oportunidades, de México. Fundado en 2002, Oportunidades fue uno de los primeros programas del mundo que vinculó el apoyo a los ingresos de las familias pobres con la asistencia a la escuela, las revisiones médicas y la nutrición de los niños. Poco más de una década después, Oportunidades ha conseguido mejorar las vidas de millones de las personas más pobres de México.

El poder de los aguacates y las piezas de los aviones: Hacer que las cadenas mundiales de valor contribuyan al desarrollo

Daria Taglioni's picture

También disponible en: English

A estas alturas, los países en desarrollo están exportando las piezas y los componentes que se usan en algunos de los productos más sofisticados del planeta. Con el aumento de las cadenas mundiales de valor (GVC, por sus siglas en inglés), los trabajadores ya no están simplemente ensamblando partes importadas para la venta en los mercados locales, como lo habían hecho por décadas. Ellos ahora participan en redes internacionales de manufactura, es decir en fábricas que atraviesan las fronteras. 

Este cambio es importante para el desarrollo económico, como lo analizamos en nuestro próximo libro titulado “Making Global Value Chains Work for Development” (Hacer que las cadenas mundiales de valor contribuyan al desarrollo) (i). Las GVC también serán el tema del  evento “Transformar el comercio mundial: Cadenas mundiales de valor y desarrollo”, en el que participarán el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim; el director general de la Organización Mundial de Comercio, Roberto Azevêdo, y el vicepresidente de General Electric, John G. Rice, que se realizará el viernes en el marco de las Reuniones Anuales del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia

Thomas Kerr's picture


El cambio climático presenta riesgos graves y cada vez más palpables en el sistema económico mundial, según una serie de estudios recientes que muestran el impacto que el cambio climático ya está teniendo en los medios de vida y el sector empresarial. Por ejemplo, el clima extremo, que puede ser exacerbada por el cambio climático, ha causado pérdidas económicas de 2,6 mil millones de dólares entre 1980 y 2012.
Hacer frente a estos riesgos constituye un imperativo económico y social. Al mismo tiempo, presenta oportunidades. Las inversiones climáticamente inteligentes, por ejemplo en infraestructuras limpias y eficientes, en la energía limpia, la agricultura resiliente, y los recursos hídricos, ofrecen rentabilidades estables y atractivas para los inversionistas y las comunidades, siempre que las condiciones sean adecuadas.
A finales de agosto estuve en Lima para la Semana del Financiamiento Climático, organizada por el Gobierno peruano, donde encontré muchas razones para ser optimista de que podemos convertir el desafío del cambio climático en una oportunidad económica. Este artículo comparte algunos temas clave que me llevé del evento.

Por qué el desarrollo del sector privado es crucial para Marruecos

Joumana Cobein's picture

También disponible en: English | العربية | Français

Empresario en Marruecos © Banco MundialComo muchas economías en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), Marruecos depende del sector público. Sin embargo,  dado que se espera que la economía marroquí solo crezca alrededor de 3 % en 2014 después de haber crecido casi 5 % en 2011, está claro que el sector público necesita toda la ayuda que pueda conseguir.

La mejor manera es facilitar el desarrollo del sector privado. Esto se puede hacer, según la Corporación Financiera Internacional (IFC), a través de servicios de asesoría y soluciones de inversión amplias para atraer dinero de fuentes externas, respaldo a los negocios locales y creación de puestos de trabajos que son tan necesarios.

Para empezar a reducir los niveles de desempleo —que han sido superiores al 10 % desde 2005—, la economía debe crecer por lo menos 7 % cada año. Y en este sentido, una prioridad especial es la creación de empleos y la inclusión de los jóvenes y las mujeres.