Syndicate content

Ucrania

Fragilidad, conflicto y desastres naturales: ¿Un planteamiento único sobre la resiliencia?

Francis Ghesquiere's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Un representante de la Unión Europea (EU) evalúa los daños en un edificio de departamentos
en Ucrania. Crédito: UE.

Es una idea simple pero esencial: las guerras y los desastres están vinculados, y los nexos existentes deben ser analizados para mejorar las vidas de millones de personas en todo el mundo.

De manera alarmante, el número total de casos de desastres —y las pérdidas económicas asociadas a estos— continúa aumentando. Esta tendencia ha sido impulsada por el crecimiento de la población, la urbanización y el cambio climático, subiendo los daños económicos de USD 50 000 millones en los años ochenta a entre USD 150 000 millones y USD 200 000 millones anuales en la actualidad. Pero hay otro dato: más de la mitad de las personas que sufren impactos de peligros naturales vive en Estados frágiles o afectados por conflictos.

La desigualdad extrema es síntoma de una sociedad fracturada

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
© Curt Carnemark/World Bank


La desigualdad es un problema que enfrentan todos los países, sean estos pobres, ricos, o de situación intermedia. Cierto grado de desigualdad puede ser un subproducto temporal del crecimiento económico cuando no todos avanzan al mismo ritmo y al mismo tiempo. Pero cuando la mayoría de la gente sufre un estancamiento económico y social, la desigualdad representa una verdadera amenaza para el progreso de las personas y de países enteros.

Por esta razón, la desigualdad elevada y persistente no solo es moralmente incorrecta, sino también un síntoma de una sociedad fracturada. Puede conducir a una pobreza generalizada, asfixiar el crecimiento y provocar conflictos sociales. Es por ello también que los objetivos del Banco Mundial no consisten únicamente en poner fin a la pobreza, sino además en promover la prosperidad compartida.

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture
Esta página en: English | Français

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

¿Son las supergranjas la solución a la inseguridad alimentaria mundial?

José Cuesta's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Agriculture workers on a strawberry farm in Argentina. © Nahuel Berger/World Bank

En la actualidad, 842 millones de personas pasan hambre en el planeta. La demanda de alimentos seguirá creciendo a medida que la población mundial se aproxime a 9000 millones de habitantes para 2050, por lo cual será necesario mejorar de manera sostenida la productividad agrícola. ¿De dónde provendrán estos aumentos de la productividad? Durante décadas, la opinión generalizada fue que la pequeña agricultura familiar era más productiva y eficiente para reducir la pobreza que la agricultura en gran escala. Pero ahora los defensores de esta última destacan sus ventajas para el aprovechamiento de grandes inversiones y tecnologías innovadoras, así como su enorme potencial exportador.

Los críticos, sin embargo, mencionan serias preocupaciones ambientales, sociales y económicas y sobre el bienestar de los animales, especialmente cuando las instituciones son frágiles. Además, a menudo, las condiciones abusivas y los impactos sociales devastadores que provocan “las apropiaciones de tierras”, particularmente en países con grave inseguridad alimentaria, son bien conocidas.

Entonces, ¿la agricultura en gran escala —específicamente las llamadas  “supergranjas”— es la solución a la demanda de alimentos? ¿O es un obstáculo? A continuación, hay 10 preguntas clave para comprender mejor este tema. He intentado abordarlas en la última edición de la Alerta sobre precios de los alimentos (i) .