Syndicate content

Asia oriental y el Pacífico

No es el “Cómo”; sino el “Por Qué”

Shanta Devarajan's picture
Esta página en: Français | العربية
También disponible en: English
 

Casi no pasa una semana sin que escuche la frase: “no es el qué; sino el cómo”.  En el caso de la reforma de los subsidios a la energía en Oriente Medio y Norte de África (MENA), por ejemplo, la discusión no se ha centrado en si se deben reformar los subsidios (todos están de acuerdo en que los subsidios tienen que ser cambiados), sino en cómo se debe realizar tal reforma. Similares son las observaciones respecto a las regulaciones empresarialesla educaciónla agricultura o la salud.  Confieso que yo mismo he escrito cosas parecidas. Y hay numerosas propuestas semejantes en este blog.  

 Se necesitan reformas porque lo que existe en estos momentos es una política o un arreglo institucional que ha llegado a ser contraproducente. Pero antes de sugerir cómo cambiar esta situación, debemos preguntarnos por qué existe en absoluto esa política, por qué ha durado tanto tiempo y por qué no ha sido modificada. Sabemos, que estas políticas no surgieron por accidente, ni tampoco han permanecido porque alguien olvidó cambiarlas. Y es poco probable que sean modificadas solo porque un responsable de formular políticas lea un libro, artículo o una publicación en un blog titulada “Cómo reformar…”.

El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia

Thomas Kerr's picture


El cambio climático presenta riesgos graves y cada vez más palpables en el sistema económico mundial, según una serie de estudios recientes que muestran el impacto que el cambio climático ya está teniendo en los medios de vida y el sector empresarial. Por ejemplo, el clima extremo, que puede ser exacerbada por el cambio climático, ha causado pérdidas económicas de 2,6 mil millones de dólares entre 1980 y 2012.
Hacer frente a estos riesgos constituye un imperativo económico y social. Al mismo tiempo, presenta oportunidades. Las inversiones climáticamente inteligentes, por ejemplo en infraestructuras limpias y eficientes, en la energía limpia, la agricultura resiliente, y los recursos hídricos, ofrecen rentabilidades estables y atractivas para los inversionistas y las comunidades, siempre que las condiciones sean adecuadas.
A finales de agosto estuve en Lima para la Semana del Financiamiento Climático, organizada por el Gobierno peruano, donde encontré muchas razones para ser optimista de que podemos convertir el desafío del cambio climático en una oportunidad económica. Este artículo comparte algunos temas clave que me llevé del evento.

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.

Mindanao, Filipinas: Formar a las personas que construirán la nación

Hana Kabagani's picture
Esta página en: Français | العربية
Disponible también en: English


Noranna en el trabajo: Como una verdadera mora ha sido una de los muchos testigos de las luchas. De niña, vio cómo el conflicto afectó las vidas de la gente en su comunidad en Maguindanao, provocando la falta de servicios sociales, el lento avance del desarrollo y el desplazamiento de las familias. 

En Mindanao, al sur de Filipinas, la búsqueda de una paz duradera que se ha prolongado por décadas ha sido obstaculizada por muchos desafíos y calamidades naturales. Esto ha llevado a una situación en la que los profesionales jóvenes tienen que aprender un tipo de trabajo de desarrollo que abarca los efectos de varios conflictos. 

Los océanos necesitan coaliciones de trabajo

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Los océanos nos necesitan

​¿Qué pasa con los océanos? En los eventos a favor de los mares parece que están participando más personas de diversos sectores. No importa si ellas representan a Gobiernos, empresas pesqueras, fundaciones privadas o grupos conservacionistas, todas están unidas por una sola causa: la necesidad de tomar medidas serias e inmediatas.

Una necesidad básica para ayudar a los niños

Alassane Sow's picture
Esta página en: العربية | Français
Este blog está también disponible en: Inglés

Alassane Sow, gerente del Banco Mundial a cargo de las operaciones en Camboya, y Rana Flowers, representante de UNICEF en Camboya, escribieron una columna de opinión para The Phnom Penh Post. Lea el artículo a continuación, cortesía de The Phnom Penh Post. (i)
 
¿Sabía que en las comunidades donde la mayoría de las personas defeca al aire libre, los niños son en promedio más bajos que aquellos que viven en zonas donde es común el uso de retretes? Una nueva investigación realizada en Camboya conjuntamente por el Programa de Agua y Saneamiento del Banco Mundial y el Research Institute for Compassionate Economics (RICE) muestra que la defecación al aire libre contribuye significativamente al retraso en el crecimiento de los niños.

En términos simples, el estudio dirigido por Dean Spears (i) -un investigador del área de la salud y de las necesidades infantiles en los países pobres-, descubrió que un niño de 5 años de una comunidad donde todos utilizan un retrete sería en promedio entre 2 cm y 3,6 cm más alto que un par que vive en una comunidad donde nadie lo hace.

Edificios ecológicos ofrecen impacto duradero en el desarrollo

Stephanie Miller's picture
Este blog también se puede leer en : English

Un ouvrir du bâtiment termine l'installation de vitres sur un immeuble. Trinn Suwannapha / Banque mondiale

¿Qué genera el 70% de los gases de efecto invernadero emitidos por ciudades como Nueva York, Beijing, o Nueva Delhi? No hace mucho tiempo, hubiera respondido “los automóviles”. Pero los verdaderos culpables son los edificios: nuestros hogares, oficinas, escuelas y hospitales. Muchos de ellos usan electricidad, agua y combustibles de manera muy ineficiente debido a cómo fueron diseñados originalmente. De hecho, alrededor del 40% de la electricidad en el mundo se utiliza para refrigeración, iluminación y ventilación de los edificios, a pesar de que existe tecnología mucho más eficiente.

Financiamiento para abordar el cambio climático puede ayudar a crear un futuro con bajas emisiones de carbono y capacidad de adaptación

Rachel Kyte's picture

La semana pasada, cuando el enorme tifón Haiyan destruyó casas y ciudades y cobró miles de vidas en Filipinas, pudimos ver lo que será nuestro futuro en que habrá eventos climáticos más extremos.

Los científicos han advertido durante años que el calentamiento del planeta hará que el clima sea cada vez más severo y devastador. Esta certeza de los expertos ha hecho que el cambio climático se incorpore en la planificación, y el impacto lo podemos ver ahora con nuestros propios ojos. Este nivel de daños, con millones de personas afectadas, será cada vez más frecuente a menos que hagamos algo al respecto rápidamente.

Los negociadores de todo el mundo están aquí en Varsovia, con ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima para analizar los factores que pueden impulsar medidas a nivel mundial.
No es demasiado complicado. Tenemos que determinar los precios adecuados, lograr que el financiamiento circule y trabajar donde más importa. Sin embargo, cada una de estas acciones requerirá voluntad política para poner nuestra ambición colectiva en una justa medida, por el bien de nosotros y de las personas de  Filipinas y las Islas del Pacífico, y las costas bajas de África y el Caribe que están directamente en peligro.

Cabras y papayas: Un caso de agricultura con un enfoque climáticamente inteligente en Kenya

Rachel Kyte's picture
​​ Johm Obuom, agricultor John Obuom y Poline Achieng’ Omondi están hablando de sus cabras a unos visitantes, entre los que estoy yo. Ellos cuentan  que cruzar a las cabras locales con las cabras Gala permite tener animales más grandes, y que si se cruzan borregos rojos Massai con los borregos locales, se mejora la tolerancia al calor y la resistencia a los parásitos de esos animales. Esto da como resultado que el  ingreso familiar aumente dramáticamente. Las cabras locales cuestan en los mercados una cifra equivalente a US$20; estos ejemplares mejorados pueden valer hasta US$80 o US$90. Las cabras de la granja de Obuom son notablemente robustas y grandes para su edad.
 
Pero ese no es el único beneficio de las técnicas con un enfoque climáticamente inteligente descritas por John. También, la producción de leche se ha triplicado, dejando bastante cantidad para la familia y mucho excedente para vender; las inundaciones y los estanques de agua de lluvia reducen la erosión y proporcionan agua durante todo el año para riego; cosechas de maíz mejoradas han aumentado la productividad y la resistencia a enfermedades, y la rotación de cultivos de árboles de papaya y de otros alimentos maximiza el uso del suelo y permite que las ganancias aumenten más del doble. Un pequeño bosque proporciona ingresos y fertiliza el suelo.

Pages