Syndicate content

América Latina y el Caribe

Cómo estamos combatiendo el conflicto y la fragilidad en los lugares donde la pobreza es mayor

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | العربية | Français

View from cave, Mali. © Curt Carnemark/World Bank

Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030:
buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

A fines de 2030, más de la mitad de las personas pobres del mundo vivirán en países muy pobres afectados por conflictos y fragilidad, o altos niveles de violencia.

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

Empoderar a las comunidades agrícolas para que gestionen la biodiversidad en Nepal

M. Ann Tutwiler's picture

También disponible en: English

 Bioversity International/J. Zucker.
Surya y Saraswati Adhikari en su explotación agrícola con diversidad biológica en Nepal.
Foto: Bioversity International/J. Zucker.

El pueblo montañoso de Begnas en el Himalaya se encuentra en un valle rico en diversidad biológica agrícola. La altitud oscila entre 600 y 1400 metros sobre el nivel del mar, con un paisaje que alberga una mezcla de humedales, bosques, plantaciones de arroz y áreas de pastoreo. Hay dos lagos de agua dulce, el lago Rupa y el lago Begnas, que brindan agua para riego, importantes hábitats para especies silvestres y respaldo a actividades de cría de peces en pequeña escala.

Hace poco visité uno de los sitios del proyecto Bioversity International (i) en Begnas, donde conocí a una pareja de agricultores, conformada por Surya y Saraswati Adhikari. Con orgullo me dieron a conocer la biodiversidad de su explotación agrícola y me mostraron algunas de las 150 especies de plantas que cultivan, explicándome que cada una se usa en algo específico. Me mostraron las verduras, el arroz, las calabazas y las legumbres que siembran para comer y vender; los árboles que les proporcionan frutas, forraje y combustible, y las numerosas hierbas que plantan con fines medicinales y culturales.

Promover las oportunidades de inversión en los mercados frágiles

Joaquim Levy's picture
Esta página en: English | العربية | Français
La expansión de la central termoeléctrica de Azito en Côte d’Ivoire permitirá aumentar el acceso a la electricidad y ayudar a mantener el crecimiento económico del país. © Rebecca Post/IFC.
La expansión de la central termoeléctrica de Azito en Côte d’Ivoire permitirá aumentar el acceso a la electricidad y ayudar a mantener el crecimiento económico del país. © Rebecca Post/IFC.

Se calcula que 1200 millones de personas —casi 1 de cada 5 personas en el mundo— viven hoy en áreas afectadas por conflictos y situaciones de fragilidad. Algunas de ellas han huido de la guerra, mientras que otras han escapado de desastres naturales. Y la mayoría trata de ganarse la vida en entornos muy complejos.

Estos no son números abstractos; se trata de personas reales, con problemas reales. Por lo tanto, necesitamos preguntarnos —tanto en el sector público como en el privado— qué estrategias pueden ayudarlas.

Bajemos la temperatura: De la ciencia climática a la acción

Pablo Benitez's picture

En el transcurso de los dos últimos años, la serie emblemática de informes Bajemos la temperatura del Banco Mundial y sus cursos en línea gratuitos han contribuido a aproximar estas importantes cuestiones tanto a los responsables de la política como a los ciudadanos preocupados. En los MOOC han participado alrededor de 39 000 personas de más de 180 países.

El buen gobierno sienta las bases para acabar con la pobreza y la corrupción

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Una mujer conversa con la directora gerente y oficial principal de Operaciones, Sri Mulyani Indrawati, en el distrito de Nyabihu en Rwanda. Foto: © Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

Hace 20 años, el Banco Mundial consideró que la lucha contra la corrupción (i) constituía una parte integral de la reducción de la pobreza, el hambre y las enfermedades. La decisión fue pionera entonces y sigue vigente hoy en día. La corrupción desvía recursos destinados a los pobres para dárselos a los ricos, genera una cultura de sobornos, y distorsiona los gastos públicos, desalentando a los inversionistas extranjeros y obstaculizando el crecimiento económico.

El impacto del precio del petróleo se siente más allá de las fronteras

Donna Barne's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Maquinas extractoras de petróleo en Rusia © Gennadiy Kolodkin/World Bank

Dos informes del Banco Mundial publicados recientemente —uno sobre los productos básicos y otro sobre las remesas— ayudan a comprender la dinámica existente hoy en el mundo. A medida que los precios del petróleo bajaban de más de USD 100 (dólares estadounidenses) por barril en junio de 2014 a apenas USD 27 en los últimos meses, el dinero que enviaban a casa las personas que trabajan en el extranjero en los países productores de petróleo también se reducía. Esta caída es una de las principales razones de la disminución en 2015 de las remesas hacia los países en desarrollo, registrándose la tasa de crecimiento más baja desde la crisis financiera de 2008 y 2009.

La otra crisis de refugiados

Alys Willman's picture
Esta página en: Français
Tambiém diponible en: English
 
Foto de la portada del informe "Niños en fuga" del ACNUR.
© Foto de la portada del informe "Niños en fuga" del ACNUR.

No solo la guerra provoca el exilio de las personas.

Uno de mis amigos creció en Honduras. Cuando llegó a ser un adolescente, inevitablemente atrajo la atención de las pandillas callejeras locales. Él las evitó yéndose directamente a su casa desde la escuela cada día, y quedándose adentro de su hogar con su abuela hasta la siguiente mañana para ir de nuevo a la escuela.

Su madre se había ido a Estados Unidos para trabajar como niñera cuando él tenía 3 años de edad, pero hablaban por Skype todos los días. Ella trataba de decidir si lo mandaba a buscar, como muchas de sus amigas lo habían hecho. Pero estas de todos modos habían perdido a sus hijos, ya sea en manos de las mismas pandillas que trataron de reclutarlos en Honduras, o habían sido encarcelados.

La movilidad sostenible es el nuevo imperativo

Pierre Guislain's picture
Esta página en: العربية | Français
También disponible en : English
Le métro de Sao Paulo, financé par le Groupe de la Banque mondiale Photo: Andsystem
El metro de Sao Paulo, financiado por el Grupo Banco Mundial.
Foto: Andsystem.

La movilidad es un aspecto esencial de todo que lo hacemos: la educación, el empleo, la salud, el comercio, y las actividades sociales y culturales. Pero la movilidad enfrenta desafíos cruciales que se deben encarar de manera urgente si queremos combatir el cambio climático. Estos desafíos incluyen una población adicional de más de 1000 millones de personas en nuestro planeta para 2030, que tendrán mayores necesidades de movilidad; la prevista duplicación del número de vehículos en las carreteras a fines de 2050; las emisiones de gases de efecto invernadero que representan casi un cuarto del total de las emisiones relacionadas con la energía, y que continuarán aumentando si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora, y además el problema de conectar a 1000 millones de habitantes que todavía carecen de acceso a caminos transitables durante todo el año y a servicios de transporte eficientes.

Para proteger a los bosques, lo primero es escuchar a quienes viven en ellos

Etta Cala Klosi's picture
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham. © Banco Mundial
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham

Los bosques de mi infancia son altos, con árboles grandes aferrándose a las laderas montañosas.

Mi hermana y yo pasábamos las dos primeras semanas de nuestras vacaciones de verano en unos campamentos en las montañas de Albania. Conseguir un lugar en un campamento era un codiciado “lujo”, pero mi hermana y yo éramos afortunadas, porque mi mamá era una de las chaperonas oficiales. Ella nos despertaba a las 5 de la mañana para caminar en el bosque antes de que todos los demás se levantaran. Tengo que decir que como una niña de 5 años no valoraba el paisaje. Era demasiado temprano y, de todos modos, ¡a quién le importaban los pájaros y los zorros! (Sin embargo, una vez vimos una ardilla roja que saltó de las ramas de un árbol, y debo admitir que ¡eso fue genial!).

Pages