Syndicate content

América Latina y el Caribe

En 2014, la Copa Mundial la van a ganar… ¡los migrantes!

Christian Eigen-Zucchi's picture
Esta página en: Русский
Esta página en: English | العربية

La Copa Mundial de Fútbol está comenzando en Brasil; ¡la larga espera terminó! Significa muchas cosas diferentes para miles de millones de personas alrededor del mundo que se reunirán a observar, evocando emociones intensas de orgullo y gloria o de humillación y ultraje nacionales. Los goles y las observaciones de los árbitros son recordados décadas más tarde, debatidos acaloradamente con la pasión por el “juego bonito”. Un aspecto clave de esta expresión de la globalización es que la mayoría de los jugadores son migrantes, ya sea jugando por sus equipos nacionales pero residiendo en otro país (como Lionel Messi, nacido en Argentina, quien vive en España y juega por Argentina), o jugando por un equipo nacional diferente de su país de nacimiento (como Diego Costa, nacido en Brasil, quien vive en España y juega por España), o ambos (como Miroslav Klose, nacido en Polonia, quien vive en Italia y juega por Alemania).

Los consejos de ustedes a Bill Gates, y a todos nosotros

Jim Yong Kim's picture
Los consejos de ustedes a Bill Gates, y a todos nosotros

Hace dos semanas, escribí acerca de lo que aprendí de Bill Gates en materia de innovación, y  les pedí que compartieran sus ideas sobre qué se necesita para incentivar los cambios. Recibí más de 280 comentarios. Gracias por sus respuestas.

Aunque la mayoría de ustedes básicamente estuvo de acuerdo con los puntos del blog, no hubo unanimidad. No todos pensaron que la innovación surge de la colaboración y, mientras la mayor parte coincidió en que la determinación es un ingrediente esencial de la innovación, algunos creyeron que la disciplina rigurosa podría frenarla.

¿Cuál es la mejor manera de asegurarse de que la innovación alcance las dimensiones adecuadas? Varias cosas que ustedes dijeron tocaron una fibra sensible.

La burbuja de carbono y los activos inmovilizados

Vladimir Stenek's picture
 Esta página en: English | 中文 | العربية
La burbuja de carbono y los activos inmovilizados

Al acumular una extraordinaria cantidad de energía en poco espacio, los combustibles fósiles ayudaron a impulsar el desarrollo humano a niveles inimaginables antes de la Revolución Industrial, desde sintetizar fertilizantes hasta proporcionar la energía para los vuelos espaciales. Pero junto a la energía, producen contaminantes del aire dañinos para la salud y gases de efecto invernadero (GEI).

En la actualidad, las emisiones de GEI son mayores que en cualquier momento en al menos 800 000 años, (i) y siguen en aumento, provocando cambios en el clima que amenazan con echar por tierra décadas de avances en materia de desarrollo. La alteración de los medios de subsistencia, la pérdida de la seguridad alimentaria y de ecosistemas marinos y costeros, la falla de la infraestructura y las amenazas a la seguridad mundial son solo algunos de los riesgos identificados en los últimos informes científicos. (i)

En ausencia de una tecnología que elimine permanentemente los GEI y que permita restaurar la concentración en la atmósfera a niveles seguros, solo queda una solución realista: limitar las emisiones adicionales. Se estima que, para evitar los efectos más negativos del cambio climático, en las próximas décadas podremos emitir como máximo una cantidad igual a un 20 % del total de las reservas comprobadas de combustibles fósiles.

Jordania necesita la ayuda del mundo

Jim Yong Kim's picture

La mayoría de nosotros nunca hemos visto una catástrofe como la crisis en Siria. Los tres años de  guerra civil han convertido a millones de personas en refugiados en su propia tierra y afectado a naciones fuera de las fronteras de este país. Millones han huido en busca de refugio a Turquía, Iraq, Egipto, y, en particular, a Jordania y el Líbano, los cuales han abierto sus puertas y corazones. Ahora, estos necesitan ayuda del resto del mundo.
 

“Sin alimentos no habrá paz”

José Cuesta's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Pérdida y desperdicio global de alimentos por región  a. Porcentaje de pérdida total

Se ha hablado mucho sobre los disturbios por la falta de alimentos ocurridos en 2007 luego de las alzas en los precios mundiales de los alimentos. El interés generado por estos hechos está completamente justificado dado que hubo  muertos y lesionados. Además, es muy probable que en el futuro cercano ocurran más sucesos de esta naturaleza, si los precios de los alimentos siguen siendo tan elevados e inestables en el mundo. No se puede esperar que estos desórdenes dejen de pasar cuando se vive en un entorno en que las condiciones meteorológicas son cada vez más impredecibles, en que los Gobiernos para enfrentar las dificultades y presiones  toman fácilmente medidas de políticas comerciales inducidas por el pánico y en que continúan sucediendo desastres humanitarios relacionados con los alimentos.

En la actualidad, las crisis causadas por los precios de los alimentos han provocado una y otra vez una gran inestabilidad sociopolítica de carácter espontáneo, por lo general en las ciudades. Sin embargo, no todos los episodios violentos han surgido repentinamente y se sabe, por ejemplo, que la creciente competencia a largo plazo por la tierra y el agua también genera conflictos. Cuando se suman la pobreza y las disparidades generalizadas, las reivindicaciones básicas y la falta de redes de protección social adecuadas, el resultado es una combinación donde la inseguridad alimentaria y el conflicto estarán estrechamente relacionados. Ciertamente, la lista de estos tipos de eventos violentos es muy extensa y la última edición de mayo de Alerta sobre precios de los alimentos muestra ejemplos ocurridos en Argentina, Camerún, Pakistán, Somalia, Sudán y Túnez.

Derribar las barreras para el intercambio del conocimiento

Nena Stoiljkovic's picture

En el desarrollo internacional, el conocimiento es nuestro bien más valioso. El conocimiento correcto aplicado en el momento adecuado podría cambiar las vidas de aproximadamente 1000 millones de personas que ahora viven con menos de US$1,25 al día. Como respuesta a sus circunstancias, el Grupo del Banco Mundial ha establecido dos ambiciosas metas: poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida para el 40 % más pobre de la población en los países en desarrollo.
 
Para lograr estos objetivos, debemos utilizar todos los activos del Grupo del Banco Mundial: nuestras finanzas; nuestra presencia global y poder de convocatoria y, especialmente, nuestro enorme acervo de conocimientos y experiencia. Si reunimos el mejor conocimiento mundial, lo compartimos rápidamente y ayudamos a los países a que lo apliquen a los problemas locales, podemos empoderar a los pobres para que den forma al futuro de sus países.
 
No todos nuestros conocimientos están en un estante, o son productos digitales y contenidos multimedia. La mayoría está en las mentes de nuestros miles de expertos que trabajan en más de 120 países en todo el mundo.

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture
Esta página en: English

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.

Lo que aprendí de Bill Gates

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文



Tengo el gran privilegio en mi trabajo como presidente del Grupo del Banco Mundial de hablar con algunos de los líderes políticos y empresariales más creativos del mundo. Uno de los temas constantes en todas estas conversaciones es el reconocimiento de que debemos acelerar la innovación para terminar con la pobreza extrema y que el crecimiento económico beneficie a todos los sectores de la sociedad. Lo que nos falta es un consenso claro sobre las mejores maneras de alentar y llevar a la práctica las nuevas ideas.

Por qué el desarrollo del sector privado es crucial para Marruecos

Joumana Cobein's picture

También disponible en: English | العربية | Français

Empresario en Marruecos © Banco MundialComo muchas economías en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), Marruecos depende del sector público. Sin embargo,  dado que se espera que la economía marroquí solo crezca alrededor de 3 % en 2014 después de haber crecido casi 5 % en 2011, está claro que el sector público necesita toda la ayuda que pueda conseguir.

La mejor manera es facilitar el desarrollo del sector privado. Esto se puede hacer, según la Corporación Financiera Internacional (IFC), a través de servicios de asesoría y soluciones de inversión amplias para atraer dinero de fuentes externas, respaldo a los negocios locales y creación de puestos de trabajos que son tan necesarios.

Para empezar a reducir los niveles de desempleo —que han sido superiores al 10 % desde 2005—, la economía debe crecer por lo menos 7 % cada año. Y en este sentido, una prioridad especial es la creación de empleos y la inclusión de los jóvenes y las mujeres.

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.

Pages