Syndicate content

América Latina y el Caribe

Simplifiquen: Siete mensajes de la Conferencia de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo

Rachel Kyte's picture
Esta página en: العربية | Français
También disponible en: English

Lo que el Grupo del Banco Mundial oyó en Samoa, durante la Tercera Conferencia de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID), fueron siete mensajes:
 

Los pájaros y las abejas (y cómo se relacionan con la economía agrícola)

Julian Lee's picture
Esta página en: English | العربية | Français

No, este blog no es sobre lo que usted piensa. Realmente es acerca de los pájaros y las abejas. Sobre todo de las segundas, para ser exacto.
 
La dramática disminución de las poblaciones de abejas ha recibido amplia cobertura mediática, y no solo porque esta pone en peligro la producción de miel. También está en riesgo la producción agrícola, debido al importante papel que estos insectos desempeñan como polinizadores. De hecho, se ha calculado (i) que el valor de los servicios que las abejas y otros insectos proporcionan a los principales cultivos alimenticios asciende a US$209 000 millones anuales, o 9,5 % del valor de la producción total de alimentos derivados de la agricultura a nivel mundial.

Qué aprendí de Sal Khan

Jim Yong Kim's picture

Hace poco tuve una gran conversación con Sal Khan, (i) el fundador de la Academia Khan, para conocer su trabajo, el cual ha revolucionado el campo de la educación. He admirado desde hace mucho tiempo su plataforma gratuita de enseñanza en línea y su estilo y métodos de aprendizaje innovadores. Nuestra charla me hizo pensar acerca de muchas otras cuestiones que enfrenta hoy en día la educación.

Comparto aquí tres ideas que se derivaron de nuestra conversación:

El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia

Thomas Kerr's picture


El cambio climático presenta riesgos graves y cada vez más palpables en el sistema económico mundial, según una serie de estudios recientes que muestran el impacto que el cambio climático ya está teniendo en los medios de vida y el sector empresarial. Por ejemplo, el clima extremo, que puede ser exacerbada por el cambio climático, ha causado pérdidas económicas de 2,6 mil millones de dólares entre 1980 y 2012.
Hacer frente a estos riesgos constituye un imperativo económico y social. Al mismo tiempo, presenta oportunidades. Las inversiones climáticamente inteligentes, por ejemplo en infraestructuras limpias y eficientes, en la energía limpia, la agricultura resiliente, y los recursos hídricos, ofrecen rentabilidades estables y atractivas para los inversionistas y las comunidades, siempre que las condiciones sean adecuadas.
A finales de agosto estuve en Lima para la Semana del Financiamiento Climático, organizada por el Gobierno peruano, donde encontré muchas razones para ser optimista de que podemos convertir el desafío del cambio climático en una oportunidad económica. Este artículo comparte algunos temas clave que me llevé del evento.

Demostración de la solidaridad pragmática a través de los deportes y más allá

Adam Russell Taylor's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
Demonstrating Pragmatic Solidarity through Sports and Beyond
Los organizadores del Partido por la Paz presentan las camisetas de fútbol del papa Francisco. Crédito: Partido por la Paz.

El 1 de septiembre, las principales estrellas de fútbol de muchos credos se reunirán para jugar un decisivo Partido Interreligioso por la Paz (i)  apoyado por Connect4Climate (i) del Grupo del Banco Mundial. 
 
En su máxima expresión, el deporte posee el poder de sacar a relucir lo mejor del espíritu humano, especialmente en los momentos en que los atletas exhiben un notable trabajo en equipo y espíritu deportivo. Al reafirmar aspiraciones comunes, la religión y el deporte comparten la gran capacidad de reunir a las personas más allá de las fronteras de raza, nacionalidad, ingresos y otros aspectos. 

Avances en los objetivos de desarrollo del milenio

Mahmoud Mohieldin's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
Progresos en el milenio
La campaña "Qué se necesita" permitó que la gente comparta sus ideas sobre la cómo eliminar la pobreza.
​© Simone D. McCourtie/World Bank.

En septiembre de 2000, líderes mundiales se comprometieron con el logro de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM).

Hasta entonces, pocos se atrevían a pensar que metas como poner fin a la pobreza extrema y el hambre, dar acceso universal a la educación o reducir la mortalidad materna serían posibles de conseguir. Ahora, a 500 días de que se venza el plazo de 2015, los ODM dejaron de ser un acto de imaginación y se han convertido en un desafío que muchos dirigentes creen que se pueden alcanzar.

¿Una menor desigualdad conduce a un menor nivel de delincuencia?

Hernan Winkler's picture

También diponible en: English

Aunque las tasas de homicidios se redujeron en la mayor parte del mundo en un 50 % en la década de 2000, América Latina fue la única región donde los actos de violencia con víctimas fatales en realidad aumentaron durante ese periodo. Estos datos son desconcertantes dado que la mayoría de los países latinoamericanos experimentaron un crecimiento económico sostenido en tal década y, al mismo tiempo, lograron mejoras generales en términos de pobreza, desigualdad y otros resultados sociales. ¿Es acaso una percepción errónea creer que las mejores condiciones económicas conducen a un menor nivel de delincuencia?
 
En un documento reciente, (i) analizamos esta cuestión usando el caso de México en el contexto de la guerra contra el narcotráfico que se inició en diciembre de 2006. Nuestra conclusión fundamental es que, de hecho, los municipios con menor grado de desigualdad tuvieron tasas más bajas de delincuencia. En otras palabras, aunque los datos generales a nivel nacional revelan una aparente contradicción, si estos se desglosan por regiones geográficas más pequeñas la paradoja es insostenible, ya que menos disparidades económicas conducen a menos actos delictivos.

Cómo detener el ébola y los próximos brotes del virus

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | Français | English | 中文

Por tercera vez en sus 66 años de historia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una emergencia de salud pública a nivel global. Esta vez se trata del brote del virus del Ébola en tres países de África occidental: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Después de la terrible experiencia de los últimos meses, los Gobiernos y las comunidades de estas tres naciones están buscando desesperadamente señales de que la enfermedad se puede detener.

Como médicos, que comprendemos bien tanto la situación del continente africano como el control de las enfermedades infecciosas, estamos seguros de que el plan de respuesta al ébola, que llevan adelante los países y la OMS, puede contener este brote y acabar con él en cuestión de meses. Tengamos presente también que no se trata solo de un problema de África, sino también de una cuestión humanitaria que casualmente ocurre en una pequeña parte de ese continente.

La tecnología ayuda a combatir la corrupción

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文

World Bank Group President Jim Yong Kim and Philippines President Benigno S. Aquino III on July 15, 2014. © Dominic Chavez/World Bank

El buen gobierno es fundamental para todos los países del mundo hoy en día. Cuando no existe, muchos Gobiernos no están en condiciones de entregar servicios públicos con eficacia; la salud y la educación son a menudo de baja calidad; la corrupción persiste por igual en los países ricos y pobres, frenando las oportunidades y el crecimiento. Será difícil reducir la pobreza extrema —y mucho más, terminarla— si no se aborda la importancia que tiene el buen gobierno.

Impulsar la revolución de la energía renovable en África

Makhtar Diop's picture
También disponible en: English | Français | العربية
 

El presidente Obama y su gabinete se reunirán con los presidentes, primeros ministros y líderes empresariales africanos durante la primera Cumbre de Estados Unidos y África, que se realiza en la ciudad de Washington. Uno de los temas más importantes que se debatirá es cómo los Gobiernos y los ciudadanos pueden tener acceso a energía eléctrica asequible en todo ese continente.

Veamos los hechos: 1 de cada 3 africanos (unos 600 millones de personas) y, aproximadamente, 10 millones de pequeñas y medianas empresas no tienen acceso a electricidad. Aquellos hogares y empresas que tienen la suerte de contar con servicio de luz eléctrica pagan tres veces más que sus pares en Estados Unidos y Europa; es más tienen que soportar cortes de energía habituales que generan pérdidas a sus países de entre 1 % y 4 % del producto interno bruto (PIB) cada año.

Pages