Syndicate content

Oriente Medio y Norte de África

Identificación del ecosistema de los emprendedores ecológicos en Marruecos

Rosa Lin's picture



Un equipo del Grupo Banco Mundial se propuso responder las siguientes preguntas: ¿quiénes son los emprendedores ecológicos en Marruecos y cuál es el entorno empresarial en que se desenvuelven? Los miembros del equipo descubrieron que:
  • Casi la mitad de las empresas de emprendedores ecológicos marroquíes encuestados son empresas autónomas.
  • El 84 % de los emprendedores encuestados utilizó financiamiento propio en las etapas iniciales.
  • El 54 % de los emprendedores señaló que la falta de acceso a la información del mercado es uno de los principales obstáculos para la actividad empresarial en Marruecos.

La desertificación no es nuestro destino

Magda Lovei's picture
También disponible en: English | Français 
Los camellos son una compañía indispensable en el desierto. Crédito de la foto: Andrea Borgarello - Banco Mundial/TerrAfrica.



En África oriental y occidental, alrededor de 300 millones de personas que viven en zonas áridas dependen de actividades naturales basadas en recursos para subsistir. En 2030, este número podría subir a 540 millones. Al mismo tiempo, debido al cambio climático, las zonas áridas podrían aumentar en un 20 % en África.

La degradación de la tierra, el agua y los bosques afectan los límites institucionales y geográficos. Al igual que lo hacen las sequías y las inundaciones recurrentes. Estos desafíos nos obligan a redoblar nuestro compromiso con el uso sostenible de los recursos naturales para colaborar con la adaptación al cambio climático y la mitigación de este, y a mejorar la seguridad alimentaria e hídrica.

Superar la brecha entre las acciones humanitarias y de desarrollo en la respuesta para la hambruna

Franck Bousquet's picture
 UNICEF
Un grupo de personas espera para conseguir agua en un pozo proporcionado por UNICEF en el campamento Muna Dalti para desplazados internos, ubicado en Maiduguri en el estado de Borno (Nigeria), el jueves 2 de marzo de 2017.
Crédito: UNICEF.

La semana pasada representé al Grupo Banco Mundial en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) (i) sobre la respuesta a la hambruna en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen. En estos cuatro países, más de 20 millones de personas padecerán hambre o estarán en peligro de ser afectadas por este problema en los próximos seis meses, y se necesitan medidas urgentes para evitar que la situación se agrave aún más.
 
El Consejo de Seguridad podría parecer un lugar poco usual para que esté presente una institución de desarrollo como el Banco Mundial, especialmente cuando se aborda una crisis humanitaria como la hambruna.

Un giro tecnológico de 360 grados

Brittany Walters's picture
Esta página en: English | Français | Русский
Para el Banco Mundial, los cambios en el panorama mundial constituyen un desafío en materia de desarrollo de innovaciones y soluciones que sirvan para abordar cuestiones acuciantes en los sectores de salud, educación y protección social. (Foto: Simone D. McCourtie).

La manera en que nos comunicamos, producimos y nos relacionamos con la tecnología evoluciona rápidamente.
 
Seguramente su reacción será: “dígame algo que no sepa”.

Es aquí donde aparece Benedict Evans, (i) un importante gurú tecnológico que trabaja en la empresa de capital de riesgo Andreessen Horowitz (“a16z”) (i) ubicada en Silicon Valley. Evans compartió ideas inspiradoras, y en cierto modo inquietantes, sobre cómo la tecnología modela nuestro mundo y sus efectos en la comunidad mundial que se dedica a la tarea del desarrollo. El experto ofreció recientemente una charla en el Banco Mundial titulada “Mobile is eating the world”, (i) y estas son algunas de las conclusiones principales:

Aumentar la resiliencia de los refugiados y ayudarlos a reconstruir sus vidas con dignidad

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية

© Dominic Chavez/World Bank

En el Día Mundial de los Refugiados, rendimos homenaje a los rostros de la resiliencia: madres, padres, esposos, esposas y niños, que huyeron de horribles circunstancias, y que continúan luchando todos los días para reconstruir sus vidas con dignidad.

En momentos en que el número de desplazados por los conflictos aumenta a máximos históricos, es fácil perder de vista los rostros detrás de las estadísticas. Pero, recientemente, ha habido un cambio radical en la manera en que el mundo está manejando esta crisis, poniendo a la gente en primer lugar, y haciendo posible que los refugiados trabajen o vayan a la escuela y lleguen a ser autosuficientes, que formen parte integral del desarrollo de los países anfitriones.

¿Qué contiene un número? Desentrañar la crisis del desplazamiento forzado de 65 millones de personas

Xavier Devictor's picture
Esta página en: Français
También disponible en: English

(c) Dorte Verner
Regia, de Somalia, saluda a sus amigas y clientas en su tienda, ubicada en la calle principal del asentamiento de refugiados de Nakivale, en el suroeste de Uganda. © Dorte Verner

Hoy, en el Día Mundial de los Refugiados, se oye una vez más que el número de desplazados por la fuerza debido a los conflictos y las persecuciones aumentó a 65,6 millones a fines de 2016, según el último informe Global Trends (i) de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Estas cifras han servido para llamar la atención sobre la gravedad de esta crisis, impulsando la adopción de medidas entre la comunidad mundial. Al mismo tiempo, estos números han provocado ansiedad entre muchos países anfitriones, en particular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Al ocupar un lugar central en el debate político, estos números han planteado interrogantes sobre la capacidad de estos países para apoyar a todas las personas que huyen de conflictos, lo que a veces lleva al temor y a aumentar los sentimientos contra los refugiados.

¿Nos encontramos realmente en un “mundo nuevo” donde los movimientos demográficos tienen unas dimensiones nunca antes observadas y que exigen medidas extraordinarias para detener los flujos de personas? Para responder a esta pregunta, vale la pena mirar más de cerca los números.

La respuesta del Líbano a cómo dar acogida a 200 000 estudiantes refugiados en su sistema educativo

Noah Yarrow's picture
También disponible en: English 
Foto: Dominic Chavez/Banco Mundial.

El Día Mundial de los Refugiados se conmemora una vez al año, pero los temas que aborda representan una preocupación cotidiana para el Líbano. Este país, que alberga el mayor número de refugiados per cápita en el mundo, ofrece algunas lecciones importantes. El Líbano casi duplicó el tamaño de su sistema nacional de educación pública en cinco años en respuesta a la crisis de los refugiados, algo que ningún país ha hecho antes. Los grandes aumentos en la educación primaria, observados, en particular, en los países africanos en la última década y media, rara vez representaron más de un 50 % de aumento en la población total de las escuelas públicas, ya que se centraron en los primeros seis años de escuela. La población total en las escuelas públicas del Líbano aumentó en casi 100 %.
 
Para lograr esto, el país integró a los refugiados sirios en las escuelas públicas usando el plan nacional de estudios, y lo hizo de la siguiente manera:​

En el mundo, los líderes de opinión usan cada vez más los medios sociales para obtener información sobre cuestiones de desarrollo

Zubedah Robinson's picture
Esta página en: English | 中文 | Français
Los medios sociales impulsan cada vez más el diálogo en torno a diversos temas, entre ellos el desarrollo mundial. El Grupo de investigación de la opinión pública, que forma parte del Banco Mundial y que realiza anualmente encuestas de opinión (i) en unos 40 países en desarrollo, concluyó que en el mundo aumenta de manera constante la cantidad de líderes de opinión que usa los medios sociales para conseguir información sobre cuestiones de desarrollo.

¿Los buenos directores de escuela nacen o se hacen?

David Evans's picture
Esta página en: English | Portuguese | العربية 

Los buenos directores de escuela pueden ser un factor determinante

“En general, se piensa que los buenos directores son la clave del éxito de las escuelas”. Es lo que sostienen Branch, Hanushek y Rivkin en su estudio sobre la incidencia de los directores de escuela en el aprendizaje de los alumnos. (PDF, en inglés) ¿Pero cómo puede medirse esta relación? Utilizando una base de datos de Texas (Estados Unidos), los autores aplicaron el enfoque del valor agregado (i) que normalmente se utiliza para medir el desempeño de los docentes. Controlaron las variables de información básica sobre los estudiantes (como el género, la etnia y un indicador de pobreza), así como los puntajes obtenidos en los exámenes del año anterior. A continuación se preguntaron: ¿qué sucede con el aprendizaje de los estudiantes cuando una escuela cambia de director? Así, concluyeron que cuando la calidad de los directores aumentaba 1 desviación estándar, el aprendizaje de los alumnos mejoraba 0,11 desviaciones estándar. Incluso después de algunos ajustes adicionales, sus estimaciones más conservadoras muestran que “el aumento de 1 desviación estándar en la calidad de los directores se traduce en alrededor de 0,05 desviaciones estándar en beneficios de aprendizaje promedio para los alumnos, lo que equivale aproximadamente a dos meses de aprendizaje adicional”.
Otro aspecto importante: mientras que la mejora de la eficacia de los docentes incide en el desempeño promedio de todos sus alumnos, la mejora de la eficacia de un director afecta el desempeño promedio de toda la escuela. Por lo tanto, los beneficios potenciales son elevados.

La versión 2.0 de Oriente Medio

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | العربية | Français


Seamos honestos. La región de Oriente Medio y Norte de África atraviesa por una situación candente, y algunas zonas están literalmente en llamas. Los conflictos y la fragilidad han afectado negativamente por mucho tiempo lo que una vez fue la cuna de la civilización y de inspiración para muchos de los inventos sin los cuales no podemos vivir hoy. Sin embargo, en medio de esa agitación aumenta la esperanza, un factor que está transformando la desagradable realidad en un futuro más brillante.
 
Después de que escapé de la guerra en Iraq en 2006, no era muy optimista sobre el futuro de la región. Año tras año, el efecto dominó del colapso se convirtió en una realidad que dio forma a la región y sus habitantes. Sin embargo, al avanzar rápidamente a 2017, he sido testigo de lo que nunca pensé que vería en mi vida: el nuevo renacimiento de Oriente Medio y Norte de África.
 
Recientemente asistí al Foro Económico Mundial sobre Oriente Medio y Norte de África (i) en el Mar Muerto en Jordania. Este año, el Foro y la Corporación Financiera Internacional (IFC), (i) la institución miembro del Grupo Banco Mundial que se ocupa del sector privado, se asociaron para reunir a 100 nuevas empresas árabes que están dando forma a la Cuarta Revolución Industrial.
 
Allí, la onda positiva se multiplicó, no hubo negatividad ni pesimismo. En cambio, había un nuevo sentido de optimismo y entusiasmo, ansias de cambio y voluntad de conducir a la región hacia un nuevo futuro, alejado de los conflictos y del pesimismo actual.

Pages