Syndicate content

Asia meridional

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture
Esta página en: English | Français

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

La educación como vehículo para poner fin a la violencia contra las mujeres

Isabel Santagostino's picture
Esta página en: English
Foto: Scott Wallace/Banco Mundial

Las últimas luces del 2015 iluminan los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU (ODM) que incluyen la eliminación de disparidades de género en todos los niveles de educación. Aunque el número de países que han alcanzado la paridad de género en la educación primaria y secundaria entre 2000 y 2015 ha aumentado de 36 a 62, las niñas siguen enfrentando los retos más grandes, sobre todo en el acceso a la educación secundaria.

Las consecuencias negativas por la falta de educación son visibles a lo largo de la vida de una mujer.

Una niña sin educación es menos capaz de tomar decisiones propias sobre planificación familiar. Una niña tiene más probabilidades de tener problemas de salud y trastornos psicológicos, y sus hijos son más propensos a la desnutrición y analfabetismo. La educación es fundamental para el desarrollo de las aspiraciones y capacidades: una niña educada puede manejar mejor sus bienes y sus finanzas, y tiene más probabilidades de tener acceso al crédito.

El liderazgo de las mujeres y el acceso a los puestos de toma de decisión dependen también de su nivel de instrucción.

En el largo plazo, la falta de educación afecta las capacidades futuras de una mujer de buscar y obtener un empleo, y de tener un ingreso. La independencia económica se refleja no sólo en la capacidad que una mujer tiene de disponer de su dinero, ahorrar, adquirir bienes e invertir, sino también en su libertad de decidir librarse de relaciones domesticas abusivas, en particular de situaciones de violencia económica.


Finalmente, sin educación una mujer tiene más probabilidades de integrar la franja de pobreza.
 

Limpiemos las maneras sucias de cocinar

Anita Marangoly George's picture
Esta página en: Français | 中文

English

Limpiemos las maneras sucias de cocinar


Realmente – Hagámoslo.

Es un hecho: la contaminación del aire en el interior de las viviendas provocada por cocinar con combustibles sólidos como la madera, el carbón vegetal y mineral, el estiércol y los desechos de cultivos en hogueras y cocinas tradicionales es la cuarta causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades cardíacas y pulmonares y la infección respiratoria.

Casi 2900 millones de personas, la mayoría de las cuales son mujeres, aún cocinan con cocinas y combustibles sólidos contaminantes que producen humo y hollín. Esto significa que hay más personas que usan estos artefactos peligrosos que toda la población sumada de India y China.

Esto tiene que cambiar. Y el cambio está ocurriendo, según he oído la semana pasada en los diversos debates que tuvieron lugar en el Foro sobre Maneras Limpias de Cocinar 2015 (i) en Accra, Ghana. Al escuchar al ministro de Petróleo de Ghana y al viceministro de Género y Desarrollo, me doy cuenta de que la ambición de ofrecer cocinas limpias y combustibles más limpios a las familias que más lo necesitan está presente. Pero transformar la ambición en realidad es un desafío. Esto es cierto no solo en Ghana sino en muchas otras partes del mundo.

Las medidas relacionadas con el clima no requieren hacer sacrificios económicos

Rachel Kyte's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English


Hace más de dos décadas, el mundo acordó que era necesario enfrentar el cambio climático.
 
La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) surgió en 1992, generando una variedad de foros de negociación con el objetivo de prevenir los efectos catastróficos del calentamiento del planeta provocado principalmente por sociedades que contaminan.
 
Es fácil pasar por alto los avances que se han producido desde entonces, porque todavía tenemos un largo camino por recorrer. Las sequías, las inundaciones y los ciclones que ya parecen ser lo normal son solo las advertencias más recientes de lo que viene, y prevenir males peores requiere medidas inmediatas y enérgicas para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Reducir la brecha de energía

Anita Marangoly George's picture
Esta página en: Français



La energía es fundamental para el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 7 —“Garantizar  el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”— reconoce que la energía sustenta el progreso en todas las áreas de desarrollo. Sin embargo, aún hay 1100 millones de personas que viven sin electricidad y otros 2900 millones que cocinan y usan como medios de  calefacción combustibles contaminantes. (i)

Reconocer esta brecha es un paso. Pero contar con asociaciones, herramientas de seguimiento y mecanismos de financiamiento para avanzar que funcionen es otra cosa. La gran noticia en el caso del ODS sobre energía es que estas piezas finalmente se están acomodando.

La energía solar ayuda a que nazcan bebés sanos y haya agricultores felices en India

Amit Jain's picture
Esta página en: Français
También disponible en: Inglés
 



El mes pasado, conocí a una obstetra en India y cuando conversamos le pregunté cuántos partos había atendido.

“Después de 10 000 bebés, dejé de contar”, me dijo.

Naturalmente, me dio curiosidad saber si algo la asusta cuando hace su trabajo. Me respondió: “Ruego que haya electricidad para poder esterilizar el agua y otros equipos durante el procedimiento”.

La obstetra es también directora de una parte de un proyecto de salud del Banco Mundial en Nagaland, un remoto estado del noreste de India. Es una ferviente defensora de la expansión y promoción de la energía solar en la atención primaria de salud, porque, al igual que muchos de sus colegas, cree que una mayor cantidad de energía solar en el sector de la salud puede impulsar una revolución aumentando el nivel y la confiabilidad de los servicios sanitarios en el país.

Volver a la escuela en Nepal. ¿Qué ha cambiado?

Dipeshwor Shrestha's picture
Esta página en: Français

Tambien disponible en: English

 Suresh Ghimire.
Biswash, un niño de 12 años, que permanece en el campamento temporal de Uttar Dhoka, muestra el collage de Dharahara que él hizo. Foto: Suresh Ghimire

El 25 de abril, el día del terremoto, mis colegas y yo estábamos organizando la exposición final de los estudiantes para celebrar el término del periodo escolar de 12 semanas. Había 12 niños y sus padres cuando se produjo el sismo. Nuestro primer instinto fue que los estudiantes estuvieran a salvo; logramos mantener la calma, nos reunimos todos en un espacio abierto y nos mantuvimos fuertes. Después de que las réplicas cesaron, supimos cuán devastador había sido realmente el terremoto. Llamamos de inmediato a nuestros seres queridos. Fue un alivio saber que todos nuestros conocidos estaban bien.

Soy profesor en Karkhana, (i) una empresa que diseña y entrega contenidos prácticos basados en STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) a los estudiantes de enseñanza secundaria de Nepal.

Los dos primeros días después del terremoto, nos dimos cuenta rápidamente de que las personas sin ningún tipo de conocimientos especializados, como primeros auxilios, saneamiento, enfermería, construcción y rescate no eran de mucha ayuda en los esfuerzos de socorro.

La única manera de contribuir era hacer lo que sabemos hacer bien: enseñar.​

Nepal: De las tareas de socorro a la reconstrucción

Johannes Zutt's picture
Esta página en: Français

Tambien disponible en: English

La casa de Keshav (a la izquierda) y la casa de su madre (a la derecha) antes del terremoto.
La casa de Keshav (a la izquierda) y la casa de su madre (a la derecha) antes del terremoto.

En las aldeas y los pueblos de Nepal, en los primeros días después del terremoto de magnitud 7,8 — ocurrido el 25 de abril—, las familias se protegieron bajo toscos cobertizos hechos de cualquier material relativamente impermeable que tuvieran a mano.
 
Keshav y su familia

Keshav Thapa Magar vive con su esposa, un hijo y dos hijas en el sudeste del valle de Katmandú en Kot Gaon. Él tuvo la misma experiencia con el sismo que el resto de las familias de los 100 hogares que componen su aldea. El villorio está habitado por miembros de los pueblos Newar, Magar, Chhetri y Tamang, que en su mayoría vivían en casas tradicionales de ladrillos hechos de barro o de adobe y piedras antes de que el terremoto las desvastara. El sismo del 25 de abril destruyó la vivienda de Keshav al igual que la de su primo (una casa tradicional como la suya) y la vivienda de concreto, postes y vigas de su madre.

A una semana del terremoto en Nepal

Johannes Zutt's picture
Esta página en: العربية

También diponible en: English

© Banco Mundial


Ha pasado ya una semana desde que un devastador terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter asoló Nepal, con el epicentro a 75 kilómetros al noreste de Katmandú, y recién se comienza a hacer el conteo de los daños.

A medida que el número de muertos aumenta, llegando a más de 6000 hoy, los informes iniciales de la destrucción se enfocan inevitablemente en las tareas de búsqueda y rescate en los lugares de fácil acceso en el valle de Katmandú, en las zonas de la mortal avalancha ocurrida en el campamento base en el monte Everest, y en los sitios donde colapsaron muchos de los históricos templos hinduistas en las plazas de los palacios de Katmandú, Patan y Bhaktapur.

Economistas opinan sobre los precios del petróleo y una recuperación mundial despareja

Donna Barne's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
Economistas en jefe del Banco Mundial; en el sentido de las agujas del reloj de la parte superior izquierda: Primer Vicepresidente y Primer Economista , Kaushik Basu; Augusto de la Torre (América Latina y el Caribe); Shanta Devarajan (Oriente Medio y Norte de África); Francisco Ferreira (África subsahariana); Sudhir Shetty (Asia oriental y el Pacífico); Hans Timmer (Europa y Asia central); Martin Rama (Asia del Sur).

​La baja de los precios del petróleo es una bendición para los países importadores de ese producto en todo el mundo. Pero, ¿cómo se están adaptando los países productores de petróleo a lo que parece ser el fin, después de 10 años, de un "súper ciclo de los productos básicos”, y a la disminución de sus ingresos? ¿Y qué significa esto para la economía mundial?
 
Los economistas del Banco Mundial opinaron sobre la situación de seis regiones en desarrollo durante un webcast  realizado el 15 de abril, con antelación a las Reuniones de Primavera del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. La conversación giró en torno al desafío de generar un crecimiento mundial sostenible en un entorno en que el ritmo de crecimiento está disminuyendo.

Pages